Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 40 GASTRONOMÍA LUNES 30- -7- -2007 ABC Los diferentes ingredientes necesarios para cocinar un delicioso helado de melocotón Helados TEXTO: MARÍA ZARZALEJOS FOTOS: ÁNGEL DE ANTONIO acer un helado casero merece la pena por muchas cuestiones, y una de ellas es poder disfrutarlo. Pero puede suceder, y sucede, que no apetezca hacer helado, algo muy razonable estando de vacaciones, o no se considere con facultades para hacerlo. Para que nadie se sienta excluido, la solución está en comprarlo en una buena heladería, donde los venden al peso, con multitud de sa- Fríos, muy fríos Un helado cremoso es una tentación irresistible. Es un regalo que no tiene fecha; cualquier momento es el oportuno. Aun sin saber cocinar bien, es posible hacer batidos, tartas heladas y postres muy sugerentes bores y con los que se pueden hacer batidos helados con aspecto de película, tartas heladas individuales, y postres muy sugerentes. Todo ello sin saber cocinar y en muy pocos minutos. Así, para hacer un batido, hay que mezclar la misma cantidad de helado y de leche con unas varillas eléctricas o en la túrmix, y adornar con nata montada, barquillos y canela en polvo. Para unas tartitas individuales se eligen dos o tres sabores y se monta untando con mantequilla muy extendida los moldes pequeñitos, se va llenado con dos o tres capas de helado de sabores diferentes, intercalando frutos secos, frutas escarchadas picaditas o unos hilitos de sirope de caramelo o de vainilla. Se cuajan unos minutos en el congelador, se desmoldan y ya están. Para hacer copas espectaculares de las que aparecen en las películas, es cuestión de hacer un collage con frutas, helados, siropes, barquillos, tejas y nata. H Sorbetes y granizados Puede suceder que no apetezca hacer helado, algo muy razonable estando de vacaciones o no se considere con facultades para hacerlo. Para que nadie se sienta excluido, la solución está en una buena heladería Diferentes a los helados, son los sorbetes y los granizados, mucho más fáciles de preparar, aunque sí es necesario contar con una túrmix o batidora potente. El granizado es simplemente un almíbar mezclado con zumo de naranja, limón, piña, pomelo... Se congela justo hasta el punto que se pueda romper el congelador, dejando cristalitos, y se sirve. El sorbete lleva una elaboración un poco más compleja y es que, cuando está casi congelado, se tritura y se agregan dos claras batidas a punto de nieve y algo de gelatina en polvo sin sabor, o de agar- agar, y se vuelve a congelar hasta que coja cuerpo. Se tritura como si fuera un granizado- -pero deberá quedar un poco más triturado- -y se sirve. En todos los sorbetes y granizados conviene añadir un poco de zumo de limón porque siempre realza el sabor de las frutas. Los sorbetes de tomate, zanahoria o apio son otra forma de tomar vitaminas, pero en este caso no hay que hacer el almíbar, sino simplemente agua con sal, pimienta blanca, pimienta negra y una pizca de hierbabuena. El proceso de congelación y batido es igual que el los sorbetes de frutas. Hasta aquí unas rápidas y frías pinceladas de cómo poner en la mesa de verano un poco más de frescor con colores y sabores atractivos. Helado de melocotón Ingredientes 500 g. de melocotones; 2 yogures naturales; 2 medidas de leche del envase del yogur; 100 g. de queso crema; 200 g. de azúcar; 200 g. de nata líquida; 50 g. de mermelada de frambuesas para adornar