Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA LUNES 30 s 7 s 2007 ABC Tenerife vive la mayor operación de búsqueda de su historia por el caso de la menor CE CASTRO E. CALVO SANTA CRUZ LAS PALMAS. Las horas pasan y nada se sabe de la joven chilena de quince años desaparecida el jueves en el sur de Tenerife. Una vez que la zona en la que se vio por última vez a Fernanda Fabiola Urzúa- -un camino de tierra en un área despoblada que une dos barrios de Arona- -ha sido totalmente rastreada, el operativo de búsqueda se amplió ayer a la costa sur. Cientos de personas participan en el dispositivo. A los efectivos que lo venían haciendo en jornadas anteriores, se sumaron 97 soldados del regimiento de infantería Tenerife 49 conformando de este modo el mayor dispositivo de rastreo que se ha puesto en marcha jamás en la isla; comparable al operativo que peinó Gran Canaria los primeros días de la desaparición del pequeño Yeremi Vargas, visto por última vez por su familia el 10 de marzo. Vecinos, conocidos y amigos de Fernanda buscan sin descanso. Sus padres también. Junto a ellos, trabajan dos helicópteros de la Guardia Civil, el grupo rural de seguridad, patrullas de Playa de las Américas, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y dos unidades caninas. Fernanda Fabiola vestía una camiseta de tirantes de color negro y pantalón pirata de color blanco. Además, lleva un piercing en la nariz. Este sábado se localizaban en un pozo un cinturón y unas zapatillas que la familia de la joven identificó como las que la menor llevaba puestas en el momento de su desaparición. La desaparición de Fernanda Fabiola no ha coincido con el aniversario de la de Sara Morales sólo por cuatro días. La joven grancanaria era vista por última vez por sus familiares el 30 de julio del año pasado. Hoy se cumplen ya doce meses desde que Sara, que ha alcanzado los quince años (los mismos que tiene Fernanda) en paradero desconocido, salió de su casa en dirección al centro comercial La Ballena, donde había quedado con un amigo. Le dijo a su madre que volvería a casa a las siete de la tarde, pero nunca llegó a su destino, y su móvil se apagó desde ese momento para no volver a dar señal alguna. Sara usa gafas graduadas con montura metálica; es una chica morena de pelo largo con ojos marrones y 1,55 de estatura. Dos cayucos alcanzan Canarias con más de 200 subsaharianos a bordo La llegada se produce el día que Interior ofrecía un balance optimista sobre inmigración ERENA CALVO LAS PALMAS. Llegan menos, pero en peor estado. Este es el mensaje que no cesan de repetir instituciones como Cruz Roja que se dedican a la atención de los inmigrantes irregulares que alcanzan las costas canarias a bordo de precarias embarcaciones clandestinas. El año pasado conseguían tocar tierra firme en las Islas más de 30.000 indocumentados, la mayoría subsaharianos, en una avalancha sin precedentes. En los primeros siete meses de 2007 lo han hecho cerca de seis mil, reduciéndose el fenómeno en un 55 por ciento. El Ministerio del Interior facilitaba ayer estos datos, al tiempo que dos cayucos con 214 subsaharianos hacían su entrada en Tenerife, uno por sus propios medios sin ser detectado por el Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) que a pesar de los mensajes de compromiso continúa siendo móvil en esta isla. El primero de los cayucos de ayer, avistado por un avión del Servicio Aéreo de Rescate, había partido de Gambia y llegaba al puerto de Los Cristianos con 179 subsaharianos a bordo, entre los que viajaban al menos una veintena de menores. Todos ellos se encontraban en aparente buen estado de salud; no sucedía lo mismo con los 35 ocupantes de la segunda embarcación, que se encontraban mucho más afectados por la dura travesía. Uno de ellos fue trasladado a un centro hospitalario con quemaduras de segundo grado. Interior, en su informe del primer semestre de 2007, no sólo destaca que son menos los que llegan, sino que son más los que son devueltos a sus países de origen. Según el Ministerio, las repatriaciones (retornos, expulsiones, devoluciones y readmisiones) han pasado de 20.336 en 2006 a 28.522 en 2007. En el capítulo de los retornos- -personas rechazadas en los puertos fronterizos habilitados- -se contabilizaron en el período citado del pasado año 7.089 personas frente a las 13.504 de este año. Y los expulsados en virtud de acuerdos de readmisión con terceros países ha pasado de 2.370 a 2.852. Es en las devoluciones- -personas que trataron de entrar por puestos no habilitados como fronteras, el caso de los in- Algunos de los inmigrantes que alcanzaron ayer Tenerife por sus propios medios en un cayuco documentados que alcanzan las costas españolas en embarcaciones clandestinas- -donde se da un aumento menos significativo; mientras que en el primer semestre de 2006 fueron 6.653 los inmigrantes devueltos, en 2007 han sido 6.876. En cuanto a las expulsiones (repatriados en virtud de las causas recogidas en la Ley de Extranjería a través de expedientes administrativos derivados de la estancia ilegal en España) pasan de 4.224 a 5.290. El Ministerio del Interior subraya también que este incremento de las repatriaciones es parejo al control en las fronteras. Un control que para los expertos en inmigración es una de las causas del aumento de cadáveres recuperados en el Atlántico. No en vano, las EFE muertes de las que se tiene constancia este año (70) superan con creces las de 2006 (18) El patrullaje en Senegal y Mauritania, señalan a ABC fuentes de la Guardia Civil, desplazan a las mafias a países situados más al sur, como Gambia o Bissau. Viajan con menos medios, sin poder hacer escala, los trayectos son mucho más largos y el riesgo, mayor Un año sin Sara Morales Más repatriaciones Otros dos muertos en atropellos mortales de conductores ebrios S. E. MADRID. El atropello de Huesca protagonizado por un conductor ebrio que circulaba a 150 kilómetros por hora y en el que dos personas murieron, no ha sido un suceso aislado este fin de semana. Zaragoza y Gijón han sido escenarios de dos sucesos similares en los que también perdieron la vida sendos peatones. A las doce menos veinte de la mañana del sábado un hombre de 74 años moría atropellado por un turismo cuyo conductor, que se dio a la fuga aunque fue posteriormente localizado, dio positivo en las pruebas de alcoholemia. El peatón, Enrique R. A. de 74 años, cruzaba correctamente por un paso de peatones cuando el vehículo conducido por Sergio G. S, de 21 años, lo arrolló y se dio posteriormente a la fuga. En Gijón, un trabajador de la Empresa Municipal de Limpieza, José Javier García Villar, de 54 años, murió sobre las nueve menos cuarto de la mañana de ayer también arrollado por un automóvil cerca de la playa de San Lorenzo. El conductor, de 31 años y cuya identidad corresponde con las iniciales R. G. B. presentaba una alta tasa de alcohol en sangre. También en Pinto (Madrid) un hombre perdió la vida ayer al parecer atropellado por un coche, aunque se desconocen los datos del conductor. El caso lo está investigando la Guardia Civil. Mientras tanto, los siete heridos en el suceso del polígono industril de Huesca permanecen estables dentro de la gravedad, según fuentes sanitarias. En 2005, 680 personas murieron atropelladas en España, mientras que en 2006, sólo en carretera, perecieron casi 300.