Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN LUNES 30 s 7 s 2007 ABC CARTAS AL DIRECTOR José Luis de Haro Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Padre de la Constitución El espíritu de Gabriel Cisneros La muerte de Gabriel Cisneros, uno de los padres de la Constitución de 1978, es una mala noticia para todos los que crecimos en una época en la que las libertades no eran, como hoy, parte de un sectario programa electoral con el que darle la vuelta a un país y crispar a buena parte de la sociedad, sino una necesidad real y compartida por millones de españoles. Gabriel Cisneros fue uno de los protagonistas de aquella modélica Transición en la que el consenso entre los diferentes partidos políticos hizo posible la instauración de la democracia en España y la apertura de un nuevo horizonte al que mirar, dándole la espalda, todos juntos, a un pasado de odios y rencores. La desaparición de Gabriel Cisneros coincide con el final de una legislatura en la que los principales partidos parecen haber olvidado la necesidad de mantener ese consenso para que la sociedad siga caminando de la mano. Hace unos días, cuando vi publicada en ABC la foto de la nueva ministra de Vivienda, Carme Chacón, dándole el pésame, entre lágrimas, a los familiares de Cisneros, sentí que el espíritu de la Transición volvía al Congreso. Ojalá se vuelva a quedar allí por mucho tiempo. Paula Izquierdo. Madrid PALABRAS PERDIDAS hunda, chunda, chunda así es como suena nuestro himno nacional a los oídos del resto del mundo. The Economist recoge esta semana un interesante artículo sobre la falta de letra de la Marcha Real y su pasado, que pasa por una controvertida herencia franquista. Fantasmas del pasado a un lado, lo cierto es que nuestra canción más representativa carece de palabras que recojan el sentimiento de lo que se supone es un país unido. He aquí el problema y la máxima dificultad. Parece que crear un texto que no hiera las sensibilidades de catalanes, vascos o gallegos, entre otros, no es tarea fácil, según cita la revista económica. Por supuesto, lo más irónico de todo este asunto es que la palabra España es una de las más polémicas, pudiendo, incluso, ser vetada de la potencial canción. Por supuesto, el hecho de que una cadena de televisión haya organizado un concurso para componer la pieza termina por rozar el colmo de lo absurdo. Eso sí, según The Economist, el Gobierno de Zapatero se lava las manos como Pilatos e intenta no meterse una vez más en camisas de once varas. Haciendo repaso a los acontecimientos más importantes de la semana, el Sydney Morning Herald recogía la primera detención de un agente doble en la historia del servicio secreto español. El ex miembro del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Roberto Flórez García fue detenido a las 8.30 del pasado lunes en Tenerife, acusado de haber vendido información clasificada a los servicios secretos rusos entre diciembre de 2001 y febrero de 2004. Por su parte el resto de cabeceras internacionales, entre ellas el New York Times, se hacen eco de la victoria en el Tour de Francia del español Alberto Contador, del equipo Discovery Channel, quinto español que gana la carrera ciclista más importante del mundo. Después de doce años, el de Pinto sucede a Federico Martín Bahamontes, Luis Ocaña, Pedro Delgado y Miguel Induráin como ganador español de la ronda gala. Además, Alberto Contador, que a punto estuvo de dejar el ciclismo por culpa de un cavernoma cerebral, se convierte en uno de los ganadores más jovenes del polémico Tour, con tan sólo veinticuatro años. C Por mi edad, no soy plenamente consciente de la gran labor llevada a cabo por Gabriel Cisneros. Siempre se le recordará como una persona de consenso en la época de la Transición, admirada por todos. Tuve la oportunidad de saludarle en el homenaje espontáneo de la plaza de la República Dominicana que los ciudadanos dieron a las víctimas del terrorismo. Entre las personas que se acercaban a él con muchas muestras de cariño y respeto, alguna recordó su cualidad de ser padre de la Constitución. Entre sonrisas le contestó con humor que la Carta Magna ahora parecía estar hecha unos zorros. Sin duda, nuestra Constitución nos ha dado muestras de ser un elemento rector en nuestros avances durante más de treinta años de democracia. Aunque la Constitución no es algo inmutable, ojalá sobreviva a todos sus padres y vivan éstos por muchos años. Descanse en paz, Gabriel Cisneros. Javier Martínez Soto Madrid El ciclismo, en entredicho El deporte más duro de cuantos existen vuelve a estar en el ojo del huracán. Entre los esforzados de la ruta no todo es trigo limpio, como lo demuestran las últimas expulsiones del Tour de Francia. La carrera ciclista más prestigiosa y mejor valorada del mundo, a la que cualquier profesional ansía llegar, ha vuelto a hacer aguas por la ambición desleal de algunos de sus adláteres. Todo esto ocurre cuando el ciclismo español vive inmerso en un momento de gloria, como lo demuestran sus triunfos, copando los primeros puestos de la clasificación general y con un sublime ganador, Alberto Contador, nada más y nada menos que uno de los ciclistas más jóvenes de todos los tiempos. Contador ha dejado su nombre grabado a sangre y fuego en las carreteras que atraviesan el país galo, con su sudor y su esfuerzo. No es nuestro ciclismo el que se encuentra bajo sospecha. Antonio Carrillo Granada virtiéndoles en contra de usar sus conocimientos a través de medios de comunicación para irrespetar y lesionar la majestad del presidente o de miembros del Gobierno Anuncian sanciones para quienes hagan un uso irrespetuoso y antiético de su saber, adquirido en el área de la salud mental. Es decir, no pueden llamar loco a Chávez. Es evidente que Hugo Chávez es un loco peligrosísimo y requiere urgentemente de tratamiento psiquiátrico. La locura de Chávez ha ido in crescendo, desde el momento en que prometió quitarse el nombre si no resolvía en seis meses el problema de los niños abandonados. Locura irresponsable fue la de prometerle alministro deEducación Aristóbulo Istúriz el palacio de Miraflores para una universidad popular, sin que tal cosa ocurriera. Locura inofensiva, pero evidente, fue anunciar, hace siete años, un gran parque en el sitio donde estaba, está y estará el aeropuerto de La Carlota. Y qué decir de proyectos tales como la ruta de la empanada, gallineros verticales o los cultivos hidropónicos de la Avenida Bolívar. Considerar seriamente estas insensateces como parte de los planes gubernamentales no se le puede ocurrir sino a un demente. En enero de 2004, Hugo Chávez dio un discurso en la Asamblea Nacional, en presencia del cuerpo diplomático, en el cual se jactó de haber provocado una crisis en Petróleos de Venezuela a fin de tomar el control de la empresa. Esto no se le puede ocurrir sino a un loco. Sólo a un demente se le ocurre prometer construir trece refinerías en países visitados, incluyendo una en Vietnam, otra en Siria y hasta una en las islas Fiji. Promover un gasoducto transamazónico ¿no es, acaso, una señal de locura? Ni hay reservas suficientes de gas en Venezuela para alimentar ese proyecto, ni hay dinero para financiarlo, ni el análisis económico más superficial lo respalda, ni hay suficiente cañería para construirlo, ni la gente es tonta para permitir que se construya un gasoducto por la mitad de la cuenca amazónica. Cuando los venezolanos dicen que gastar 6.000 millones de dólares en armas mientras el país no tiene infraestructuras o la gente pasa hambre es una locura, están haciendo un diagnóstico sin ser psiquiatras, porque ello es literalmente correcto. Nadie en su sano juicio gastaría miles de millones de dólares en instrumentos de muerte cuando las evidentes necesidades del pueblo son muy diferentes. ¿Cómo es posible que un presidente que muestre señales tan evidentes de desequilibrio mental pueda continuar manejando un país y se le permita llevarlo al desastre? ¿No será que los locos somos nosotros? Gustavo Coronel Correo electrónico Un bajo nivel cultural Llevo días meditando qué intereses mueven a unos y a otros a mantener esas posturas tan radicales ante la asignatura Educación para la Ciudadanía. Por tanto, he querido leer el decreto 143 2007 de la Generalitat de Ordenación de la Enseñanza para secundaria, del que transcribo unas líneas: Se orienta a disminuir el sexismo y el androcentrismo, el reconocimiento de la diversidad afectivo- sexual En otro decreto, 142 07, para Primaria, se lee: Reconocer y sentir la diversidad social, cultural, de género y de orientación afectiva como hecho enriquecedor de la convivencia He llegado a la conclusión de que no veo la necesidad de cargar con más asignaturas a los críos, cuando el problema real de nuestras escuelas es el bajo nivel cultural: muchos universitarios salen de la facultad con faltas de ortografía y otros no saben sumar sin calculadora. Y mucho menos si esas asignaturas pretenden disminuir sexismo o sentir la diversidad de género pues cada uno debe sentir lo que le plazca sin que a ello le obligue una asignatura. Y si esa diversidad de género es real, ya se la encontrarán. Rosabella Aparece Estoreon Barcelona Prohíben a psiquiatras opinar sobre Chávez El Ministerio de Salud de Venezuela ha enviado una comunicación a los psiquiatras venezolanos, firmada por los doctores Muñoz Coll y Sánchez Vera, ad-