Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 29 de Julio de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.464. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. José Tomás, el revolucionario Su reaparición ha revolucionado la Fiesta. Su nombre es un reclamo infalible: ha llenado las plazas y ha colgado el no hay billetes en tiempo récord. Su próximo destino, Pontevedra, vio cómo en seis horas se agotaban las entradas ROSARIO PÉREZ cuatro horas; en Pontevedra, donde el próximo sábado ejercerá de testigo de la alternativa de Palomo Linares, las entradas volaron en seis horas, hecho insólito en ambas plazas. Casos similares han ocurrido en Dax, coso en el que se reencontrará el 11 de agosto con el público francés, o Málaga, tierra en la que vivió parte de su retiro y donde se alistó en el club de fútbol sala de Estepona. Desde su reaparición en Barcelona, escenario que eligió para callar las bocas de los políticos que afirmaban que la afición catalana era una especie en extinción, ha abarrotado las plazas. La Monumental colgó el cartel de no hay billetes y los tendidos entonaron al unísono un ¡viva la Fiesta! La autenticidad de su toreo resucitaba la ilusión de una afición rendida a sus marmóreas zapatillas, que esculpían un monumento al valor. Aunque cuenta con un ejército de incondicionales, el torero que idolatra a Manolete también tiene sus detractores. Pero nadie niega que la suerte no le ha acompañado en los sorteos en esta nueva andadura. Él nunca se queja- -asegura su apoderado, Salvador Boix, flautista de profesión- pero le fastidia no poder corresponder al público con un triunfo. A pesar de ello, él torea con la máxima verdad José Tomás mantiene vigente esa filosofía, la misma de sus inicios: Yo no me puedo dosificar. Esta profesión es de sentimiento, al que no puedes poner ni medida ni freno. Cada vez que me visto de luces, pongo mi alma y salgo a darlo todo declaró a ABC cuando aún no era reacio a conceder entrevistas. De esta guisa, prueba latente de su valentía estratosférica, remataba la interviú: A mí sólo me paran, o me quitan, el toro o Dios Hace un lustro José Tomás decidió irse. Atrás quedaban innumerables glorias, mucha sangre derramada, carnes rotas, incontables tardes de emociones y una mácula que, a la postre, le aupó aún más hasta la cima de los mitos: un San Isidro, con la mirada perdida en un lugar desconocido para el resto de los mortales, se mostró incapaz de dar muerte a un toro. Nunca se supo qué impidió al matador estoquearlo. José Tomás ya no hablaba, salvo en el ruedo. Sobre la arena, con la figura más enjuta y un pelo cárdeno que delata el paso del tiempo, vuelve ahora a grabar su huella. La huella indeleble del revolucionario. J osé Tomás quería ser futbolista. Desde muy niño jugaba en su pueblo de Galapagar en el equipo de alevines. Sentía pasión por el balón, pero, en cuanto se daba media vuelta, la pelota aparecía desinflada. El artífice de la fechoría no era otro que su abuelo Celestino, quien le inculcó su afición a los toros. Celestino Román soñaba con que su nieto fuese torero, uno de los grandes que él paseaba en su taxi. De su mano lo llevaba a Las Ventas, presumiendo del niño que un día sería figura. Y no se equivocó. José Tomás, a punto de cumplir 32 años, forma parte ya de la mitología. La pureza que brota de su muleta y el patetismo que envuelve cada lance han atrapado a Sol y Sombra; a monárquicos y republicanos; a izquierda, derecha y centro. Ha roto moldes y ha marcado la diferencia. En el ruedo y en la taquilla. Su reaparición ha provocado el peregrinaje de aficionados desde todos los puntos de España, Francia, Portugal y América. La reventa ha adquirido precios desorbitados: hasta dos mil euros han pagado sus seguidores por no perderse su regreso. José Tomás, con una legión de fieles, es el protagonista de llenos históricos. Ha batido récords de venta de entradas: en su reciente mano a mano de Ávila con El Juli se agotaron los billetes en Ha roto moldes en el ruedo y en la taquilla. Su regreso ha provocado el peregrinaje de aficionados de España, Francia, Portugal y América José Tomás abarrota las plazas en cada paseíllo ELENA CARRERAS