Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 29- -7- -2007 Forlán marca su primer gol con el Atlético, que permite a los rojiblancos jugar la UEFA El equipo del Manzanares se impuso 1- 0 al Gloria rumano en un partido gris 109 Soy inocente, y si tengo que dar mi ADN, lo haré Contador llegó a temer por el triunfo a falta de 30 kilómetros para la meta J. GÓMEZ PEÑA ANGULEME. Algo pasa en el ciclismo cuando el ya ganador del Tour tiene que declarar en la última rueda de prensa de la carrera una frase carcelaria: Soy inocente La prensa española preguntaba por el Tour, por el éxito, por el futuro. Las cuestiones extranjeras orbitaban sobre la sospecha. Pinto se echa a las calles para celebrar el éxito de su vecino M. DÍAZ MADRID. La localidad natal de Alberto Contador, Pinto (Madrid) se echó ayer a las calles después de que su paisano se convirtiera en el virtual vencedor del Tour. Tras la contrarreloj, la fuente de José Crespo se empezó a llenar de vecinos coreando su nombre. La celebración continuará hoy en el pabellón Príncipes de Asturias, donde el Ayuntamiento ha instalado una pantalla gigante para seguir la última etapa. El lunes está previsto que llegue el ciclista a Madrid, y ese mismo día tendrá una recepción oficial en su ciudad y descubrirá una placa. La presidenta regional, Esperanza Aguirre, le recibirá al día siguiente. El consejero madrileño de Deportes, Alberto López Viejo, cree que Contador va a ser el deportista que devuelva a España la pasión por el ciclismo -Hay muchos problemas, enfrentamientos entre la UCI y el Tour... Hay que buscar puntos de encuentro. Espero que en el futuro sólo se hable de temas deportivos. Hay que creer en este deporte. Es saludable. -Lo llevo lo mejor que puedo. El ciclismo de hoy está loco. Cuando más alto estás, más sospechoso eres Y yo tengo la suerte de ser muy sospechoso porque voy primero en el Tour. Es una pena. Para evitar todo esto están los controles antidopaje. -El ciclismo vive su peor crisis. ¿Puede ser su victoria un símbolo para la nueva generación? -Ha sido un Tour muy convulso. Positivos, la expulsión del líder... Hoy, en el diario Le Monde aparece usted relacionado con la Operación Puerto ¿Cómo convive con este clima de sospecha? -Ha sido un Tour loco, más de lo que imaginaba. Ya he dicho muchas veces que la Operación Puerto afectó de lleno al equipo en el que yo corría. El Liberty. Al cabo de una semana, el juez rectificó y vio que yo no tenía nada que ver. ¿Durmió bien la víspera de la contrarreloj? La sonrisa volvió a la cara del líder, que ayer se lo ganó a pulso de superación. Su libro me ayudó, me motivó mientras estaba en el hospital. Hay similitudes, pero él ha ganado siete Tours y yo sólo voy camino del primero. EPA -En el informe de la Operación Puerto hay dos iniciales: AC. ¿Está seguro de que no es usted? -Seguro. -No creo que eso sea lo más correcto, pero si hay que hacerlo lo haré sin ningún incoveniente. No creo que deba demostrar mi inocencia. Soy inocente. ¿Estaría dispuesto a dar su ADN para eliminar las sospechas? -Fue un día muy difícil. Una sorpresa. Hubiera preferido llegar al liderato con una victoria sobre él en el Aubisque. ¿Qué sintió cuando Rasmussen dejó la carrera y usted se vistió de líder? -Tiene una biografía similar a la de Armstrong. Los dos vienen de una grave enfermedad. ¿Para ganar un Tour hay que haber vencido a la muerte? -Estoy en la habitación con Benjamín Noval. Pusimos una película en el ordenador. A los diez minutos, me preguntó algo y vio que ya estaba dormido. En el equipo estaban preocupados sobre cómo iba a soportar la presión, pero no me afectó. Soy consciente de lo que se me viene encima. -Armstrong le ha seguido desde el coche. ¿Qué le ha dicho? ¿Ha temido en algún momento por el triunfo? la emisora, cuando hablaba con Bruyneel, le escuchaba. Había mucho revuelo en el coche. Me dolían mucho las piernas. No ha sido fácil. ¿Qué sensación tiene ahora, a punto de ganar el Tour? -Hace tres años estaba en un hospital, con la cabeza abierta. -He liberado tanta tensión... -Es un honor que me siga. No me ha dicho nada, aunque por -Sí. A 30 kilómetros de la meta me han dicho que sólo tenía 38 segundos en la general sobre Evans. Me he preocupado. -Entonces tenía miedo de no poder ni hacer una vida normal, debido al derrame cerebral. Hice todo lo que pude por volver, pero no creí que hoy iba a estar aquí. Era inimaginable. -No. Muchos lo han hecho sin pasar por eso. Aunque, desde luego, tras la enfermedad ves las cosas de modo diferente. Para mí Armstrong es un ejemplo El ciclismo de hoy está loco. Cuando más alto estás, eres más sospechoso. Hay que creer en este deporte No ha sido fácil. A 30 kilómetros me dolían mucho las piernas y me han dicho que sólo tenía 38 segundos -La del Tour Down Under. Pasé de estar un mes en el hospital a ganar una etapa. Hice un vídeo porque ni me lo creía. Estar allí fue el mejor premio. -De una cama de hospital en 2004 a la victoria en 2005.