Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
108 DEPORTES www. abc. es deportes DOMINGO 29- -7- -2007 ABC Clasificaciones Cognac- Angouleme Decimonovena etapa del Tour de Francia, con un recorrido de 55 5 kilómetros. 1 2 3 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13. 14. 15. L. Leipheimer (Discovery) 1 horas, 2 minutos y 44 segundos Cadel Evans (Lotto) a 51 segundos Vladimir Karpets (Caisse) a 1 minuto y 56 segundos a 2 01 a 2 18 a 2 27 a 2 33 a 2 36 a 2 48 a 2 50 a 2 55 m. t. a 3 a 3 17 m. t. 87 h 09 18 a 23 a 31 a 7 08 a 8 17 a 11 37 a 12 18 a 12 30 a 14 14 a 14 25 Y. Popovych (Discovery) A. Contador (Discovery) J. Iván Gutiérrez (Caisse) G. Hincapie (Discovery) Óscar Pereiro (Caisse) Leif Hoste (Lotto) M. Astarloza (Euskaltel) T. Dekker (Rabobank) Fabian Cancellara (CSC) Kim Kirchen (T- Mobile) L. Gerdemann (T- Mobile) S. Schumacher (Gerol. GENERAL 1. A. Contador (Discovery) 2. C. Evans (Lotto) 3. L. Leipheimer (Discovery) 4. C. Sastre (CSC) 5. H. Zubeldia (Euskaltel) 6. A. Valverde (Caisse) 7. K. Kirchen (T- Mobile) 8. Y. Popovych (Discovery) 9. M. Astarloza (Euskaltel) 10. Ó. Pereiro (Caisse) MONTAÑA 1. J. M. Soler (Barloworld) 2. A. Contador (Discovery) 3. Y. Popovych (Discovery) EQUIPOS 1. Discovery 2. CSC 3. Caisse D Epargne 206 p. 128 p. 104 p. Esfuerzo final por un Tour de Francia; Contador logró mantener el amarillo tras realizar una gran contrarreloj AFP 261 h 39 33 a 19 31 a 22 10 Contador pisa la huella de Armstrong El madrileño resistió a Evans por sólo 23 segundos y hoy será el quinto español en llegar de amarillo a París J. GÓMEZ PEÑA ANGULEME. En una colina de Texas espera un pozo. Dead Man s Hole El Agujero del Muerto lo llaman. Armstrong iba allí cuando despertaba de su pesadilla. Del olor de la muerte: la quimioterapia. Se colocoba al borde. Desnudo. Y saltaba. Catorce metros de caída libre. Me daba tiempo a pensar El miedo a morir revitaliza. Regresaba corriendo al rancho, llamando a sus hijos. Los abrazaba. Y luego, en el porche, los acariciaba. Ayer fue testigo en la contrarreloj de Anguleme del triunfo de otro chico salido de una camilla: Alberto Contador. Su sucesor. Tras los siete Tours de Armstrong y con el hueco aún sin cubrir de Landis, el siguiente en la lista es un joven madrileño que corre en el equipo de Armstrong. El americano tenía 25 años cuando le dijeron que iba a morir. De cáncer. Contador tiene 24, la larga cicatriz de un cavernoma cerebral y hoy ganará su primer Tour. do los 70 puntos que cerraban su cabeza. En el hospital había soñado como Armstrong. Tras su huella. Hoy la pisará sobre el pavés de los Campos Elíseos. Ayer se lo ganó: por 23 segundos resistió a Evans y por 31 a su aliado Leipheimer. Tanto Tour en un suspiro. Sólo los ocho segundos de Lemond sobre Fignon en 1989 y los 22 de Koblet sobre Geminiani en 1951 concentraron más emoción. Ya es el quinto español en las tablas de Tour: Bahamontes, Ocaña, Delgado, los cinco de Induráin... Y Contador. Contador subió a la rampa serio, concentrado, a juego con la liturgia de 55 kilómetros contrarreloj. Tenía 1: 50 sobre Evans y 2: 49 sobre Leipheimer. Tenía dudas. Y un apoyo: Armstrong, al lado, a rebufo en el coche. Voy a recordar el dolor. Así aprenderé a resistirlo todo Esa frase la leyó Contador en la autobiografía del copropietario del Discovery. El madrileño se ajustó al reloj. Ojos fijos, trepanadores. No hay silencio más compacto que el de un ciclista absorto a 180 latidos por minutos. Armstrong tiraba de él. El invisible lazo de la enfermedad. Y, claro, hubo que sufrir. De eso saben. reloj y Contador sólo miran hacia delante. Devolvió el vigor de acero a sus piernas. La pisada de gato de Evans, sigilosa, no era lo suficientemente rápida. Y resistió. Querer es poder La frase no es de Armstrog. Se la dijo el hoy ganador del Tour a su madre apenas tres horas después de salir del quirófano. Cuando ayer cruzó la meta, se giró hacia el marcador. Lo supo. Por 23 segundos. Luego vio su victoria en la cara de Armstrong. En mis tests antidopaje, sólo hallarán huellas del trabajo duro escribió el americano. Contador lo firma. El Tour 2007 quedará archivado como el más triste, el del recelo del público. De Contador, de su futuro, pende buena parte de la resurrección de este deporte. Un chaval nuevo, escalador, magnético, capaz de sacar al ciclismo con vida del Agujero del Muerto Grave operación cerebral Contador posee su propio Agujero del Muerto Cuando despertó de la operación cerebral, incapacitado para todo, casi vegetal, miraba los cristales de la habitación. Llovía. Antes me costaba salir a entrenarme con mal tiempo Quería tirarse a la lluvia. Lo hizo la tarde que le dieron el alta médica. Agua fresca en la cara, regan- A punto de dejar el ciclismo La forma más segura de obligarme a hacer algo es prohibírmelo escribió Armstrong. A Contador, los médicos le condenaron a dejar la bicicleta. Bastante si podía andar. Tres años después de aquel diagnóstico, ayer, Cadel Evans le comía su tiempo: casi un minuto en 35 kilómetros. Esa referencia le rasgaba como un cuchillo. Pero el