Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 40 MUY PERSONAL DOMINGO 29- -7- -2007 ABC Alfredo Landa Sin Mayte yo hubiera sido un gilipollas, y no lo soy POR ANTONIO ASTORGA FOTO: FRANCISCO SECO -O flexible, maleable, con un orden, pero nada más. Actor -Que me iba a ir bien, y que en esta profesión hay que ser humilde, paciente e ir a por todas. con Pepe Isbert. ¿Qué le decía? Hay que subir al escenario y luego saber bajarse. -En El verdugo pegó la hebra ¿Por qué se va Landa del cine? -De repente descubrí que se me había ido la pasión. Le di vueltas y más vueltas y mi mujer, Mayte, me miró a los ojitos y me dijo: Ole Y estoy más contento que una pera. género literario, como la tortilla. -Estoy convencido de ello. -Aquí, en la cabecita. A -Eso lo escribió Garci en una Tercera de ABC, que tengo enmarcada. Sí, es cierto. ¿Es usted de acero y plastilina? Alfredo Landa el día de su estreno teatral le aplaudieron tres mutis. Y al tercero se hizo cómico: Fue un destello extraño, que entró dentro de mí... y todavía lo siento La primera vez que hizo cine fue en la obra maestra Atraco a las tres Habría pagado por actuar (ganó 9.000 pesetas) Nos cita en su parroquia donde los sábados acude a misa de una Le sacamos su secreto del alma: el dry- martini. Inimitable, inigualable, único. Landa se va del cine imbatido, como los grandes (137 combates, el último Luz de domingo de José Luis Garci; dos Goyas, una Palma de Oro en Cannes... ¡Jooder! Bueno, de esos 3 me quedo con Alberto Sordi, un actor excepcional, asombroso. Soy fan. Cuando tocaba lo cómico... ¡hay que ver qué gancho! -Yo voy al cine y no me entero de la mitad. La naturalidad se ha perdido totalmente porque se quiere hablar muy rápido, y no es eso. Se ha abandonado la pausa, que es el arma del actor. ¿Su plastilina tendría el registro de Lemmon, Benny y Sordi? -Es usted estajanovista. ¿Dónde guarda los guiones? -Landa aporta al cine la sabiduría de sus ídolos: Somoza, Calvo... -Hoy el actor español habla y no se le entiende. ¿No tiene gancho? -En los años 60 era usted un peso ligero y en los 70, campeón de los medios sin conocer el fracaso en un puñado de comedias... ¿precipitadas o baratas? ¿Qué es el landismo? -Y Paco Martínez Soria, al que le han cascado de lo lindo, pero que era un genio, un trabajador a destajo. Lo admiro, aunque no compartía su sentido de la vida. Un día, a sus ochenta y tantos años y dos funciones diarias, le pregunté cuántas veces había salido de España. Ninguna, habrá tiempo me dijo. Murió ocho meses después. -Es primordial. Lo alcancé y nunca lo perdí. Llevamos 46 años casados. Yo soy la mitad. La otra mitad es Mayte. Sin ella hubiera sido un gilipollas, y no lo soy, luego mínimo hay que darle el 50 por ciento. ¿Es un hombre feliz por la estabilidad entre el amor y el trabajo? -Es que decían que no me veían Garci la escribió, pero tenía que coproducirla porque no le llegaban sus talentos y mandó el guión a la Warner. La leyeron y les gustó. -Usted mira como Spencer Tracy, John Ford, Robert De Niro, Robert Ryan... pero la Warner le lanzó una mirada sucia cuando no quiso que interpretara a Germán Areta en El crack ¡Que no le veían! -Esas comedias tenían y tienen su público: no cabe duda. ¿Un acero tan intenso como el de James Cagney y Al Pacino? -Sí, ¿por qué no? -La plastilina, ¿de Altos Hornos? -Muchos lo enarbolan como algo peyorativo, cuando es un fenómeno sociológico, meyorativo con perdón por el palabro. Y yo lo he logrado. ¿Mi dry- martini? Impregno de olor el hielo y las paredes del vaso mezclador. Echo la ginebra, le doy cuatro meneos, y listo -Es un punto de vista respetable. Pero Garci les contestó algo que yo nunca olvidaré: Pues si no le véis, no la hago ¿Cómo les sentó a los gringos? -Yo creo que el landismo es un -Usted es campeón mundial en los grandes pesos del dry- martini. ¿Cómo lanza el croché? -Pasó un mes y aceptaron. Y cuando vieron la copia me confesaron: Sin ti esta película no hubiese sido lo que es Gracias a que Garci se plantó. -Me gustó siempre, aunque me apasioné hace relativamente poco. En el frigorífico de mi casa hay un cajón exclusivo para mí en la parte del congelador. Y ahí no entra nadie. -Mire, ahí tengo la botella de ginebra, el vaso mezclador, y ocho copas escogidas por mí. En vez del vermú Martini Seco utilizo uno que se llama Noilly Prat, que es el seco francés. Hay diferencia, sí. -Déjeme que se lo revuelva. ¿Usted hace dialogar ginebra, hielo y luego enseña el vermú? -En el vaso mezclador, helado, pongo hielo, tres dedos de Noilly Prat- -invención mía- le doy tres vueltas y lo tiro. Impregno así de olor el hielo y las paredes del vaso mezclador. Luego echo la ginebra que está helada, le doy cuatro meneos, y a servirlo en la copa helada. -Cuando tiras del vaso mezclador a la copa parece que es aceite por la densidad. Luego se lo beben Garci, Oti compañía y se les saltan las lágrimas. -Y mano de San Alfredo Landa. Alfredo Landa con una jugada ganadora al mus, bien escoltado por el dry- martini, para el que tiene mano de santo