Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 40 CULTURA Y ESPECTÁCULOS DOMINGO 29- -7- -2007 ABC La gigantesca grúa telescópica instalada sobre la gabarra depositó ayer el primer fragmento del puente La pesada estructura de la obra de Calatrava, pasando de madrugada por el puente de Rialto AFP Busca un nombre para el Calatrava bridge JUAN VICENTE BOO l aplauso caluroso de un grupo de jóvenes que rompieron a cantar el himno de la ciudad fue el primer homenaje de Venecia al próximo puente sobre el Gran Canal cuando la enorme gabarra logró pasar bajo el puente de Rialto, camino del emplazamiento definitivo. El alcalde, Massimo Cacciari, acompañó desde una lancha durante toda la noche del viernes la complejísima operación de transporte, mientras millares de venecianos observaban el espectáculo desde las orillas del Gran Canal como si fuera el mítico paso del trasatlántico Rex en la película de Fellini. Ahora la ciudad busca un nombre para lo que el Ayuntamiento llama el Cuarto Puente y la prensa italiana- -que adora los nombres ingleses- -ha bautizado como el Calatrava bridge Al cabo de tantos años de retrasos y no pocas polémicas, el nuevo puente empieza a ser una realidad visible, y los agoreros han perdido su apuesta. Aunque lleva el nombre glorioso de Gran Canal la arteria principal de Venecia es bastante estrecha y tiene dos curvas pronunciadas. Maniobrar una gabarra de 50 metros de largo por 16 de ancho mediante Venecia un remolcador de 36 metros de eslora y otros tres más pequeños es una verdadera hazaña. Para pasar sin peligro bajo el puente de Rialto los ingenieros esperaron a la marea baja y prepararon todo un sistema de cabrestantes y cables con anclajes a tierra para controlar cada movimiento. Recorrer esos cien metros iba a requerir dos horas y media, pero las maniobras de navegación a lo largo del canal- -del que se había retirado todo el tráfico flotante- -estaban saliendo muy bien, y alguien decidió jugar fuerte. Animados por el espléndido giro en la curva del Palazzo Grassi, los ingenieros pidieron permiso para atravesar el paso más estrecho y peligroso simplemente con la propulsión de los remolcadores. Consiguieron hacerlo en sólo media hora y cuando el enorme artefacto de hierro terminó de salir de debajo del puente de Rialto, el aplauso de los jóvenes resultó atronador. Pero cantar victoria antes de tiempo porta sfortuna y por eso el satisfechísimo alcalde, Massimo Cacciari, mantuvo ayer su silencio. Según la consejera de Obras Públicas, Mara Rumiz, esta primera etapa ha salido extraordinariamente bien, y eso nos hace confiar mucho en el transporte del arco central el próximo 12 de agosto. Pero para celebrar tenemos que esperar al final La gigantesca grúa telescópica instalada sobre la gabarra depositó ayer el primer fragmento del puente- -de 15 metros de largo y un peso de 85 toneladas- -sobre dos puntos de apoyo: el estribo construido en la orilla y una columna metálica levantada provisionalmente en las aguas del canal. Hoy domingo, se colocará otro fragmento idéntico en el lado norte, y el 12 de agosto la parte central, un arco de 55 metros de largo y 250 toneladas de peso. En los planos y maquetas, el puente parece ligerísimo. Pero mide 85 metros, y tan sólo la estructura de acero pesa 420 toneladas. Colocarlas en su sitio es toda una proeza. E Cautela Una gigantesca grúa instalaba ayer una de las piezas AFP Más información sobre el proyecto: http: www. calatrava. com