Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 29 s 7 s 2007 Entrevista ECONOMÍAyNEGOCIOS 39 He españolizado Disney, ya somos los terceros en número de visitantes Federico J. González s Vicepresidente de Disneyland Resort París El modelo de negocio de Euro Disney es muy diferente al de Orlando. Estados Unidos es un mercado más uniforme donde hay mayor devoción. En Europa nos tenemos que adaptar a la cultura de cada país POR DAVID BLÁZQUEZ M. J. PÉREZ FOTO DANIEL G. LÓPEZ MADRID. Se ha convertido a sus 43 años en uno de los directivos españoles más relevantes en el panorama internacional. Federico J. González es desde 2004 vicepresidente de Euro Disney, miembro del comité ejecutivo y máximo responsable de la estrategia de marketing y planificación de negocio. Encargado de asegurar los ingresos y la afluencia de visitantes, su protagonismo este año es mayor al celebrar el parque su 15 aniversario y al haber puesto en marcha un extenso programa de celebraciones. gleses o americanos. Pero, curiosamente, es difícil no escuchar el castellano. En EE. UU. la pasión por satisfacer ese sueño que tienen los empleados no la tenemos en París. Enrique Serbeto OJO CON EL EUROPTIMISMO ¿Qué ha cambiado en estos quince años? -La evolución de Disneyland Resort París es la evolución de un producto que ha pretendido ser más cercano a sus consumidores. El entorno ha cambiado, Alemania antes era el tercero en número de visitantes, ahora lo es España. Hay que adaptar al nuevo consumidor la alimentación, los horarios, los restaurantes... Hemos conseguido satisfacer a un mayor número de consumidores para seguir siendo el primer destino hotelero con 5.200 camas. -El primero es Francia, el segundo es Inglaterra y España es el tercero. Aunque yo creo que se convertirá en el segundo país dentro de poco, porque contamos con tres cosas esenciales para cualquier negocio. En primer lugar, tenemos un equipo local que conoce muy bien el mercado español. Además, contamos con el apoyo de los clientes, por la experiencia de consumo y buena imagen, y por último, el apoyo de los medios y de la televisión. -Disney ya es muy español. España ha influido mucho en cómo es Disneyland Resort hoy. He españolizado Disney, en el sentido de que el equipo español es de los más exitosos, siempre buscas aquellos modelos que funcionan bien para exportarlos a otros países. Desde España se exportan ideas con muy buenos resultados. ¿Por qué hay un volumen tan fuerte de visitantes españoles? ¿Qué se va a encontrar el visitante a lo largo de este año? Federico J. González con el ratón Mickey rica. En parte, si eres un expatriado profesional. ¿Se ha realizado una inversión constante? -Una fiesta como Disney sabe hacer. Se van a encontrar con una nueva cabalgata, donde las historias tradicionales salen con un mayor nivel artístico, con más teatro, actuación y nuevas atracciones. Además invitamos a los niños de menos de 7 años. Más del 50 de nuestro target en Europa tiene al menos un hijo menor de esa edad. ¿Cómo ha influido España en Disney? ¿El esfuerzo que está haciendo París es diferente al de Orlando? -En 2004 se hizo una ampliación de capital importante, y se decidieron tres inversiones a nivel de ampliaciones, que son las tres que se reflejan ya este año. Esto es sólo una parte de la inversión. Adicionalmente, hay muchas más que se hacen cada año en entretenimiento y no está dentro de lo que es el capital. -El modelo de negocio es diferente. En Europa tienes que estar con una mentalidad muy unida a tu cultura. Te tienes que adaptar aquí. Estados Unidos es un mercado más uniforme porque los visitantes son in- -Las compañías toman decisiones independientes de la nacionalidad. Cada vez se da más en Europa. Yo aporto una experiencia multicultural grande en varios países. En definitiva, es esto, junto con las valías profesionales y de principios. Al final, de dónde vienes es anecdótico. Lo más importante es tener una capacidad de pensar diferente y entender que las necesidades del consumidor francés o alemán son diferentes a las de los españoles o británicos. ¿Por qué cree que eligieron a un español para dirigir una compañía con sede en Francia? Soy un expatriado profesional, llevo doce años fuera de España y es ya una aventura familiar. Yo aporto a Disney una gran experiencia multicultural, aunque al final de dónde vengas es anecdótico -Nosotros competimos con cualquier experiencia de gasto de entretenimiento de una familia o de un hogar. La experiencia de Disney es de tres o cuatro días. Se involucra toda la familia, tanto hijos como padres. En comparación con otras experiencias de un día de otros parques, son actividades totalmente diferentes. -Al final quien decide es el consumidor. Tenemos tasas de satisfacción del visitante por encima del 85 muy satisfecho Más de un 80 recomiendan el parque como experiencia. El nivel de repetición es más del 68 La mayoría del volumen de visitantes que tenemos de negocio es gente que ya ha visitado el parque. En el fondo es casi un romance. Repites porque es una experiencia única, pero varía según la edad del niño, ya que se vive de forma distinta. ¿Por qué los competidores no les hacen sombra en España? ¿La relación calidad- precio es competitiva? ¿Se considera un expatriado permanente o un español afrancesado? -Hay una diferencia grande de los que se van a un mismo país durante largo tiempo y se convierten en una mezcla entre el país de origen y el país de destino, pero en mi caso es una aventura familiar, yo he tenido la fortuna de tener distintas experiencias, en distintos negocios y en culturas diferentes, y eso te hace tener una experiencia personal y profesional muy ste pasado lunes los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea inauguraron solemnemente y entre los mejores parabienes la conferencia intergubernamental, trámite necesario para la firma del nuevo tratado llamado de reforma de los tratados al que se le ha otorgado la virtualidad de resolver la crisis institucional provocada por el fracaso en la ratificación de una constitución a la que propongo que los historiadores bauticen no como nonata que sería poco original, sino la innombrable porque uno de los primeros defectos que le encontraron sus detractores fue precisamente su nombre. Como primera providencia, la Conferencia Intergubernamental se inauguró asegurándose la connivencia del Gobierno polaco, que lleva ya unos cuantos años (más de los que hace que es miembro de la Unión Europea) rigiéndose con criterios cuanto menos bastante discutibles en su política comunitaria. Y que se sepa, nadie más se hizo el polaco, de lo que todo el mundo ha deducido que tal como ordenó la canciller Merkel, las cosas que figuran en el mandato negociador no se tocan y solo falta el trabajo de los traductores jurídicos y poco más, para que los Veintisiete firmen esta vez en Lisboa el nuevo bálsamo que todo lo va a curar. ¡Cuidado con el exceso de optimismo! También se hizo lo mismo con La Innombrable y luego todo el mundo sabe lo que pasó, que la ratificación fracasó por culpa de ciertos dirigentes políticos franceses que se dedicaron a jugar a los bolos con la vajilla de toda la UE. Ahora después de la firma habrá que ratificar lo que se firme (que es dicho sea de paso una versión hipercomplicada de La Innombrable a la que muchos denostaron por que les parecía demasiado prolija) Francia, por ejemplo, tendrá que hacer una reforma constitucional, porque uno de los tratados que se reforman, el de Maastrich, es mencionado en la Carta Magna. Irlanda necesita el referéndum, algo que ya empiezan a pedir en muchos países, incluyendo la imprevisible Polonia. Y en este caso, cuando se pide un referéndum- -no nos engañemos- -siempre es para votar que no. E