Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 29- -7- -2007 Desaparece una figura clave de la Transición s El funeral ESPAÑA 21 Alfonso Guerra da el pésame a una hija de Cisneros CHEMA BARROSO Manuel Marín impone la medalla del Congreso, a título póstumo, a Gabriel Cisneros POOL Rajoy, Ana Botella y José María Aznar ció una relación que acabó por ser casi más de amistad que profesional. Gaby aportaba sabiduría del pasado, análisis sobre el presente y una capacidad de pronóstico sobre el futuro que contribuyeron a consolidar después la gran alternativa de centro derecha, el Partido Popular. Siempre en la trastienda, en los discursos y en las tácticas, fue un honor contarme entre sus próximos, como periodista y como amigo. Todo confidencias, al final él lo contaba todo y yo tenía que decidir lo que se podía publicar o no para que la fuente no resultara perjudicada. Asistí al parto y no pienso estar en la autopsia me dijo cuando le pregunté si iba a participar en los debates sobre el nuevo estatuto catalán. Se refería a la Constitución. Al final, también se volcó en la denuncia de un texto que marcaba el fin del ordenamiento jurídico de 1978, según su propia y autorizada doctrina, jurídica y política. Antes de que le diagnosticaran el cáncer, que en ningún momento logró doblegar sus ganas de vivir, siguió amargado el arranque de la legislatura. CHEMA BARROSO Él estaría muy feliz al ver esta despedida El profundo dolor que durante estos días han reflejado los rostros de los tres hijos de Gabriel Cisneros sólo podrá ser consolado por las muestras de cariño y afecto que han recibido. Así lo reconocía a ABC su hijo, Juan Cisneros, al afirmar que él estaría muy contento con esta despedida porque han venido todos. Hubiera sido muy feliz Les deja un gran recuerdo, pero sobre todo nos ha dejado maravillado su lucha Un combate hasta el final y que incluso le llevó a planear un viaje a Madrid para votar en las municipales, cuando ya estaba gravemente enfermo, le descubrimos- -dice su hijo- -un plan para escaparse desde Murcia a Madrid Su último viaje fue a Algeciras para ver a su nieta Elena. PATRIOTA Y AMIGO Gaby aportaba sabiduría del pasado, análisis sobre el presente y una capacidad de pronóstico sobre el futuro que contribuyeron a consolidar después la gran alternativa de centro derecha, el PP te del Gobierno, aplicado durante toda la legislatura en poner patas arriba su obra y la de todos los ponentes de la Constitución, más el espíritu del consenso, compiten en homenajear a la personalidad que representa lo que ellos entierran. Sobre Gaby hay que escribir en primera persona porque, como cualquiera que lo haya tratado con cierta asiduidad en las diferentes etapas de su vida sabe, la relación personal se acababa por imponer sobre la profesional. Volvía Cisneros a la política a mediados de los ochenta después de recuperarse del desastre de UCD y del atentado terrorista de Otegi y sus amigos, cuyas secuelas arrastró hasta el final. Di la noticia. Desde entonces se estable- Ángel Collado abriel Cisneros, Gaby para los amigos, no era un político de este tiempo. Por formación, experiencia, lecturas, fidelidades, principios y culto a la amistad, era de otra clase, de otra generación, supongo que de otra época, la de la Transición, ajena al sectarismo y la vacuidad de la que nos gobierna o hace oposición. ¡Cómo es la política! Los que el mes pasado no le hacían caso en su grupo parlamentario y el presiden- G Todo se venía abajo. Fue el primero en avisar. Acuñó el término de régimen hemiplégico sin derecha, para definir el proyecto político de Zapatero. Por irresponsabilidad, frivolidad o pura ignorancia del presidente del Gobierno, estábamos- -decía- -ante un cambio de régimen encubierto; la Constitución se reformaba por la puerta de atrás. Para colmo, como víctima de ETA, veía que el jefe del Ejecutivo acababa con el sueño de ver a los terroristas derrotados. El Gobierno negociaba con la banda y Otegi era un hombre de paz Pero no se dejó hundir por el pesimismo. Pese al cáncer que le roía las últimas fuerzas no dejó de ir a ninguna manifestación contra las cesiones a ETA ni se perdió un debate en el Congreso, el último sobre el estado de la Nación de primeros de este mes. Gabi presentó batalla siempre, dónde le dijeron, y hasta el final, por su partido y, sobre todo, por el consenso constitucional ahora tan en precario. Siempre patriota y siempre amigo.