Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA DOMINGO 29 s 7 s 2007 ABC De la Vega inicia su gira de verano por Iberoamérica para visitar seis países en doce días ALBERTO LARDIÉS GUATEMALA. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, inició ayer su ya tradicional gira de verano por Iberoamérica con una visita a La Antigua, en Guatemala, donde clausuró unos seminarios sobre las políticas de igualdad y desarrollo legislativo para combatir la lacra social de la violencia de género. Esta es la tercera gira que realiza De la Vega por el continente americano, tras las que llevó a cabo en 2005 y 2006. En esta ocasión, la número dos del Ejecutivo visitará, además de Guatemala, otros cinco países- -Honduras, Nicaragua, Ecuador, Chile y Argentina- -durante 12 días. La vicepresidenta se entrevistará con los presidentes de los seis países que recorrerá en este periplo, además de otras visitas a personalidades de estos países y de encuentros con empresarios españoles que residen allí y con las personas que trabajan en proyectos de cooperación. El objetivo general del viaje es estrechar los vínculos políticos, culturales, económicos y sociales que unen a España con el continente americano. Acompañan a Fernández de la Vega la la secretaria de Estado de Cooperación, Leire Pajín, y la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez. La apretada agenda de la vicepresidenta primera del Gobierno a lo largo de estos días se concreta hoy en una visita a la zona afectada por la tormenta tropical Stan en 2005, acompañada por el vicepresidente de Guatemala. María Teresa Fernández de la Vega tendrá la oportunidad de conocer el Programa de Desarrollo Local Sostenible de la Agencia Española de Cooperación. Mañana, la vicepresidenta se verá con el presidente guatemalteco, Oscar Berger. El miércoles, ya en Honduras, De la Vega se reunirá con el presidente de la República, Manuel Zelaya Rosales. Al día siguiente, hará lo propio con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. El viernes 3 de agosto, la número dos del Ejecutivo se reunirá en Santiago de Chile con la presidenta, Michelle Bachelet. Después, De la Vega se trasladará a Ecuador, donde se desarrollará el grueso del viaje- -días 4, 5, 6 y 7 de agosto- El viaje concluirá en Argentina el día 8. El poder y la oposición Una oposición que se agranda ante la opinión pública suele tener un carácter más general, no centrada en la discusión política de temas concretos. El poder desgasta menos cuando se trata de responder a necesidades concretas responder a necesidades concretas. Puede prometer con mayor eficacia, incluso cuando prometa menos y mal. Lo acabamos de ver con la ayuda económica a las familias que tengan un nuevo hijo. Ni el desorden técnico con que se ha planteado ni el hecho de que el PP argumente que se trata de una cantidad inferior a la que constaba en su programa electoral desgastan lo suficiente para anular el objetivo electoralista que el Gobierno se había planteado en este último tramo de la legislatura. Podemos ver el mismo fenómeno desde otro punto de vista: analizando un problema que el PSOE no ha podido resolver en estos más de tres años de gobierno como es el del precio de la vivienda. El nuevo coordinador del programa del PP ha subrayado recientemente que la propuesta de los conservadores en esta materia, sobre todo en lo que afecta al acceso a la vivienda de los jóvenes, va a ser novedosa, seria y eficaz. El presidente Rodríguez Zapatero también tiene la cuestión entre las prioridades, acaba de cambiar a la ministra del ramo y Germán Yanke H Itinerario ay tópicos que contienen verdades y uno de ellos debe ser el que afirma que, si el poder desgasta, mucho más la oposición. En las democracias se da, naturalmente, la alternancia- -que es parte fundamental de su razón de ser- pero muy a menudo es quien está en el poder el que pierde por sus propios méritos, o deméritos, las elecciones. La idea de que la democracia facilita un cambio pacífico de Gobierno abona esta convicción, como si fuese el modo de rebelarse contra una gestión política sin modificar violentamente el entramado institucional. No siempre es así, desde luego. En ocasiones, una alternativa bien construida y adecuadamente presentada se convierte en una fuerza imparable, seguramente cuando advierte la necesidad de cambios y de nuevos planteamientos que el Gobierno, aunque no se venga abajo, no ha advertido y formalizado de modo convincente. Precisamente por ello, en estos casos, la visión que se tiene de una oposición que se agranda ante la opinión pública suele tener un carácter más general, no centrada en la discusión política de temas concretos. El poder, desde luego, desgasta menos cuando se trata de Precio de la vivienda El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy promete soluciones y medidas urgentes en estos meses previos a las elecciones de 2008. Es, desde luego, un tema importante e interesante tanto desde el punto de vista de las diferentes propuestas como del trasfondo ideológico con el que se hagan. Pero nadie duda de que el Gobierno juega en este debate con ventaja. O, lo que es lo mismo, que las propuestas sobre vivienda del equipo de Juan Costa en el PP no van a lograr modificar las expectativas de su partido, descalabrar el empate técnico y asegurar a Mariano Rajoy el acceso a La Moncloa. Son estos asuntos en los que, volviendo a los tópicos que no son falsos, o se viene abajo el Gobierno o la Oposición no obtiene el rendimiento que desea. A ese convencimiento práctico responde también la impunidad con que los Gobiernos hacen balances fantasiosos sobre avances concretos: si no estamos en el desastre, se puede decir que estamos en el paraíso. Lo hizo el presidente Rodríguez Zapatero en el debate sobre el estado de la Nación y lo ha vuelto a hacer tras el último Consejo de Ministros antes de las vacaciones de verano. Sus puntos débiles, que son los que se tratan de ocultar bajo cifras menores, están en el ámbito de las ideas generales, en el modo con que ha abordado una estrafalaria reforma del Estado pactada asimétricamente en la manera en que se ha enfrentado al terrorismo, la cuestión más grave para la libertad de los españoles, en los valores que se han puesto en juego en esta legislatura y, por contra, en los que se han tratado de excluir. En este escenario, el reto del PP es decidir cuáles son las líneas maestras del programa electoral que ha comenzado a elaborar. ¿Cómo enfrentarse a un Gobierno que, aunque sea inane internacionalmente y haya perdido el concepto de ciudadanía, paga 2.500 euros por hijo, ayudas a la vivienda y aprueba la Ley de Dependencia? ¿Con propuestas concretas alternativas en materia social o, al estilo de Cameron en el Reino Unido o Sarkozy en Francia, con unas cuantas ideas fuerza valores recuperados o planteamientos ideológicos explicados con acierto pedagógico? Apunto dos ejemplos de la derecha europea- -Cameron y Sarkozy- -que son, desde el punto de vista intelectual, más que diferentes porque la primera decisión que debe tomar el PP, antes de redactar su propuesta, es estratégica, no ideológica. El reto del PP es decidir cuáles son las líneas maestras del programa electoral que ha comenzado a elaborar El reto del PP