Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA DOMINGO 29 s 7 s 2007 ABC UN ÁNGELUS FALLIDO El proyecto de la asignatura de Educación para la Ciudadanía no pinta demasiado bien. Unos libros se aplicarán a unas comunidades, y otros, a otras distintas Álvaro Delgado Gal El etarra Ander Múgica huyó del taxi de Castellón y del coche de Ayamonte Detectada la huella del terrorista en el coche abandonado en Huelva y en un folio que había en la mochila que dejó en el taxi S. E. MADRID. Los agentes del laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil han concluido que el etarra que abandonó un coche con explosivos en Ayamonte (Huelva) el 21 de junio y el que dejó precipitadamente un taxi en Castellón el 19 de julio pasado son el mismo individuo, Ander Múgica Andonegi. Sus huellas aparecen tanto en el retrovisor del Ford Focus de Huelva como en uno de los folios recuperados dentro de la mochila que se dejó en el taxi, informaron Ep fuentes de la investigación. En la mañana del 21 de junio, la Guardia Civil recibió una llamada alertando de la presencia de un coche sospechoso en una carretera próxima a Ayamonte, en dirección a Portugal. Dentro del turismo se hallaron, entre otras cosas, 115 kilos de explosivos. Según algunos testigos, un hombre abandonó el vehículo y a continuación cruzó la carretera por un puente, para ser luego recogido por otro coche que reem- ndan de uñas la Iglesia y el Gobierno a raíz de la asignatura que convertirá a nuestros hijos en ciudadanos ejemplares. ¿Cuál es el origen del enfado? ¿Hasta dónde opera la ideología, y en qué medida intervienen desavenencias sobre cuestiones que se podrían resolver pegando un rato la hebra? Prefiero no pronunciarme hasta que no haya descendido a pie de obra y examinado por el derecho y el revés algunos de los textos contenciosos. Pero hay algo que sí cabe asegurar, sea cual fuere el contenido de éstos. Y es que el proyecto no pinta demasiado bien. Unos libros se aplicarán a unas comunidades, y otros, a otras distintas, y aunque las correspondencias no están todavía confirmadas, es cosa sabida que el color del gobierno autónomo determinará el texto que se escoja. Lo último indica que los libros difieren en extremos importantes, o por lo menos, en aspectos que los partidos consideran no baladíes. Las comunidades de confesión popular van a retrasar la entrada en vigor de la asignatura. La situación es, sencillamente, absurda. Permítanme que me explique en términos personales. Yo no fui instruido en los principios del Estado orgánico franquista, sino en los de la República de Italia. ¿Era mi padre diplomático, o calabresa mi madre, o algo por el estilo? De ninguna manera. Lo que mis padres querían evitar era, precisamente, que yo escuchara en el colegio las mismas especies que enunciaban los gobernadores civiles, cacareaban los ministros, y reiteraba el Caudillo el día de Nochebuena por televisión. Y optaron por colocarme en el Liceo, es decir, exponerme a una doctrina que, fuera o no estupenda, resultaba en España, a finales de los cincuenta y comienzos de los sesenta, absolutamente exótica, y por lo mismo, perfectamente inofensiva. Las técnicas de iniciación a la ciudadanía italiana comprendían una compleja batería de mitos biográficos, consagraciones literarias, y simplificaciones históricas. No les aburriré con los pormenores. Baste señalar que el conjunto estaba presidido por una santa trinidad laica: la compuesta por Cavour, Mazzini, y Garibaldi. Cavour A Uno de los libros de Educación para la Ciudadanía encarnaba las virtudes del político astuto, aunque inspirado a la vez por altos ideales. En el retrato que reproducía uno de mis libros, un retrato procedente de la Galería Brera de Milán, se veía a un Cavour sedente, de tres cuartos de perfil. Las patillas largas, y los espejuelos montados sobre el caballete de la nariz, aproximaban su efigie a la de Schubert, un Schubert entrado en carnes y también en años. Mazzini, el meditabundo y espiritado Mazzini, representaba la verdad en forma de pensamiento, y Garibaldi era la fantasía y el heroísmo. En mis recuerdos infantiles, Pío Nono consta como malo, o como un papa que se arrancó bien y luego, tras los desórdenes patrióticos del 48, se desvió hacia el fanatismo clerical. Los rugidos laicos del Estado italiano no se compadecían, como es notorio, con sus hechos. En caso contrario, no habría tardado tanto en llegar a ese país la ley sobre el divorcio. Pero la retórica sirve con frecuencia para que nos desquitemos de los desfallecimientos de la vida práctica, y bueno, sí, recibí una educación que, por aquellas calendas, podía considerarse irreprochablemente republicana y laica. Nos aprendimos Il cinque Maggio de Manzoni de memoria y sería licito afirmar que se hizo lo que desde la administración era dable hacer porque ABC Ni siquiera estoy muy seguro de que enseñar sana doctrina constitucional produzca efectos notables nuestro corazones latieran al mismo ritmo que el del joven Fabricio en La cartuja de Parma ¿Fue esto bueno? Permítanme suspender el juicio. A trasmano, no estoy seguro de que Garibaldi no fuera un botarate, y sobre las virtudes intelectuales de Mazzini no sé qué decir, puesto que no lo he leído, como no lo han leído, salvo excepciones, los millones de niños que fueron pasados por el mismo cedazo que yo. Ni siquiera estoy muy seguro de que enseñar sana doctrina constitucional, o lo que sea, produzca efectos notables, salvo que el contexto sea el adecuado. Lo más probable, es que la Declaración de independencia de Jefferson persista en impresionar a los párvulos americanos porque su nación ha sido un éxito, y no tanto por lo que literalmente dice. Por conmovedores que resulten ser los pasajes jeffersonianos, esos mismos párvulos los habrían recibido quizá como una imposición y una lata si la suerte de los EE. UU. hubiese sido idéntica a la de Méjico, o acaso a la nuestra. El decurso de Italia tampoco ha sido envidiable, en términos comparativos. Pero lo importante es que, pese a todo, la iniciación en los ritos mistéricos del orden moderno italiano tenía sentido, en la acepción modestísima y mínima de que era socialmente posible. Lo era, porque se basaba en la unanimidad. Los ritos mistéricos, con la sociedad dividida, o peor, con una sociedad a la que se ha querido dividir, son una receta para el desastre. Se ha montado el templo en que habla la pitonisa, pero la mitad de la parroquia grita ¡Tongo! Lo que nos espera es un reality show no una gran ceremonia civil. Aitor Múgica G. C. La alcadesa de Lizarza contrata una empresa antipintadas La alcaldesa de Lizarza (Guipúzcoa) Regina Otaola, del PP, contratará una empresa antipintadas para garantizar que el entorno de ETA no cubre la fachada del Ayuntamiento u otros lugares del municipio de mensajes en apoyo a la violencia o a los presos de la banda criminal. Fuentes municipales informaron a Servimedia de que Otaola ha pedido presupuesto para la contratación de esta empresa especializada, que se encargaría de hacer la labor que en las últimas semanas ha realizado un empleado del Consistorio. Este funcionario ha recibido en dos ocasiones en el último mes órdenes para borrar pintadas amenazantes. prendió la marcha en dirección al interior de Andalucía. El análisis de Criminalística ha permitido identificar huellas tomadas del retrovisor como pertenecientes a Múgica Andonegui, de 24 años y natural de San Sebastián. Este individuo figura en la página web de la Policía como uno de los terroristas más buscados. Fue detenido la víspera del día de Reyes de 2002 junto a otros cinco jóvenes acusados de formar un grupo de kale borroka El juez Juan del Olmo dejó en libertad a Múgica con una fianza de 15.000 euros. Las Fuerzas de Seguridad creen que el criminal pudo recibir instrucciones para cometer algún atentado entre el abandono del coche de Ayamonte y la huida precipitada en Castellón. Ahora, los Servicios de Información investigan si el delincuente etarra se dirigía a cometer algún atentado cuando se perdió su pista el pasado 18 de julio o si regresaba a Francia eludiendo la acción policial. El pasado miércoles, la Comandancia de Castellón distribuyó una nota interna en la que pide a los agentes de la provincia que extremen las medidas de autoprotección después del hallazgo en el taxi de dispositivos antimovimiento utilizados para la fabricación de bombas lapa y trampas bomba. En la mochila que dejó en el taxi había una fiambrera blanca con seis detonadores y dos temporizadores del tipo lapa, preparados con ampolla de mercurio.