Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 29- -7- -2007 El etarra que huyó del taxi de Castellón es el mismo del coche con explosivos de Huelva 13 Los dos partidos y la coalición ilegalizada acordaron que del pacto se haría una sola copia a depositar en el Vaticano Tras firmar el preacuerdo, el socialista Eguiguren dijo que sin muertos todo era posible El PSE decidió que el PNV se incorporara a su negociación con Otegi al ver que el proceso agonizaba El borrador recogía que los socialistas navarros se incorporarían a la negociación en enero de 2007 La Sociedad de Estudios Vascos organizaría una conferencia sobre la paz y el diálogo nía vasca que todos sus derechos estarían recogidos en el ordenamiento jurídico internacional. Los tres partidos se comprometieron, además, a promover la creación de un órgano institucional común para Euskadi y Navarra con atribuciones ejecutivas y legislativas También se comprometían a que los acuerdos serían sometidos a referéndum. PSE, PNV y la ilegal Batasuna establecieron asimismo celebrar una conferencia por la paz y el diálogo en diciembre de 2006, que sería organizada por la Sociedad de Estudios Vascos, -Eusko Ikaskuntza- y que serviría de arranque para conformar las dos mesas de negociación. En el borrador también se recogía que los socialistas navarros se incorporarían a las negociaciones en enero de 2007, y que en verano estarían constituidas las dos mesas. La previsión de lo acordado apuntaba, por último, que en dos años estaría cerrado el acuerdo y listo para ser sometido a referéndum. La filtración entra de lleno en la disputa entre Imaz e Ibarretxe por la consulta M. L. G. F. BILBAO. La filtración en estos momentos de los términos de la negociación entre el PSE, el PNV y Batasuna pudiera estar relacionada con la disputa por el poder en el seno del PNV se, gún insinuó ayer el PP vasco. Que Imaz sí negoció la consulta popular puede interesar en el proceso congresual del PNV manifestó a ABC el portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, quien consideró además un escándalo que el PSE alcanzara consensos con ETA y el PNV El parlamentario vasco del PSE Oscar Rodríguez consideró, sin embargo, que quien tenía que dar explicaciones era Batasuna, por su falta de valentía ante ETA El portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, explicó por su parte que el documento consensuado, que no se llegó a firmar, estaba al límite de lo que puede asumir el Partido Socialista y que curiosamente la desautorización de lo negociado allí no vino de Ferraz, sino que fue ETA la que impidió el acuerdo en la negociación de Loyola, al desautorizar a Batasuna cuando la formación ilegalizada ya había dado su consentimiento a un documento que se daba por finiquitado Según Erkoreka, los representantes de Batasuna prestaron su aquiescencia a un documento trabajosamente elaborado por parte de las tres delegaciones allí representadas y, de la noche a la mañana, cambiaron de criterio porque alguien desde allí arriba les dijo que eso no era asumible y se presentaron con un planteamiento radicalmente novedoso respecto al que habían defendido unos días antes en la última reunión La explicación que dio Batasuna en un comunicado fue que en Loyola se estaban produciendo negociaciones tan en abierto sobre Euskal Herria como nación, el derecho a decidir y órganos institucionales comunes que existía el riesgo de que se quedara en una simple declaración de intenciones Por ello, presentaron una propuesta concreta de acuerdo para evitar los márgenes de interpretación sobre el escenario final y la hoja de ruta para alcanzarlo Página de ABC en la que se adelantaba, el pasado 16 de octubre, el preacuerdo alcanzado El Gobierno esperaba que tras el acuerdo ETA se disolviera Rodríguez Zapatero estaba al tanto de las negociaciones y vaticinó un comunicado en el que la banda anunciara su fin ABC MADRID. El 16 de octubre de 2006 ABC revelaba la existencia de negociaciones entre representantes del PSE, Batasuna y PNV que habían desem, bocado en un preacuerdo, destinado a ser debatido en una mesa de partidos, y cuya viabilidad dependería de un comunicado en el que ETA anunciara el abandono definitivo de las armas. El citado preacuerdo, según adelantó este periódico, incluía el reconocimiento del derecho a decidir de los vascos -fórmula a través de la cual se intenta camuflar la autodeterminación- que se incorporaría al nuevo Estatuto político, cuya reforma debería ser sometida a referéndum. La imposibilidad del Gobierno y de los partidos de satisfacer la cuestión de la unidad territorial se compensaría con la creación de una eurorregión que incluiría el País Vasco, Navarra y las tres provincias del Departamento francés de los Pirineos Atlánticos: Lapurdi, Benavarra y Zuberoa, que tradicionalmente reclaman los nacionalistas vascos y la denominada izquierda abertzale De acuerdo con la información de este periódico, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero tenía esperanza de que las autoridades de París adoptaran en este punto una actitud flexible y comprensiva. En lo que se refería a la Comunidad foral de Navarra, se trataba de esperar a las elecciones- -las celebradas el pasado 27 de mayo- ya que Moncloa era consciente de que una victoria por mayoría absoluta de UPN impediría la creación de esta eurorregión, pero sí estaría entre los proyectos prioritarios del PSN si este partido se alzaba con la victoria. Asimismo, tanto el PSE como el PNV apoyarían un órgano común de cooperación con Navarra. Todas estas cuestiones serían debatidas en la mesa de partidos políticos que se constituiría después de que ETA diera el paso público y definitivo que le exigía el Gobierno, de anunciar el abandono definitivo de las armas. Como se comprobó después, lejos de dar este paso, los etarras optaron por romper el alto el fuego permanente ABC también adelantaba lo que ayer confirmó Deia en el sentido de que el PNV se incorporó a las negociaciones a petición del PSE para desbloquear un proceso que comenzaba a naufragar. Así, este periódico desveló ese 16 de octubre de 2006 que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero estaba contando con la máxima colaboración del PNV y la labor de Arnaldo Otegi, considerado entonces en La Moncloa como el hombre clave para lograr el acuerdo dentro de Batasuna. Por aquellas fechas, una vez alcanzado ese preacuerdo, el Gobierno esperaba un comunicado en el que ETA anunciara el abandono definitivo de las armas o, como mínimo, que reconociera el carácter irreversible del denominado proceso de paz Pero ese comunicado no llegó. Y no llegó porque, en el último momento, la banda terrorista desautorizó a los representantes de Batasuna en la mesa de Loyola y les ordenó dar marcha atrás. El principio de acuerdo se quedó en papel mojado o, mejor, calcinado. Uno de los motivos es que los cabecillas de la banda terrorista querían de entrada el reconocimiento oficial de Navarra como parte de su proyecto de una gran Euskalherria y no se conformaban, ni como primer paso, con la creación de la eurorregión o la constitución de un órgano común. Colaboración PSE- PNV ABC. es Especial sobre el proceso de paz abierto por Zapatero con ETA en abc. es ABC adelantó el 16 de octubre de 2006 las negociaciones a tres bandas y su conclusión en un preacuerdo