Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA www. abc. es DOMINGO 29- -7- -2007 ABC El PNV confirma que el PSE y Batasuna acordaron un plan para la autodeterminación Tras once reuniones celebradas en la santuario de Loyola, ETA ordenó a Otegi que diera marcha atrás A. M. MADRID. El dirigente de los socialistas vascos Jesús Eguiguren pidió al PNV en junio de 2006 que se incorporara a las negociaciones que entonces mantenían PSE y Batasuna para ayudar a desbloquear el proceso que había entrado en profunda crisis por la pretensión de ETA de fiscalizarlo. Los tres partidos llegaron en octubre a un preacuerdo- -reconocimiento de la identidad nacional órgano común vasco navarro. -con la intención de depositarlo en el Vaticano. Pero cuando las tres partes se las prometían felices, la banda ordenó a la coalición dar marcha atrás. Semanas después, la T- 4 saltaba por los aires. Al serial publicado por Gara hace semanas para difundir la versión de ETA- Batasuna, le sigue ahora Deia el periódico del PNV para ofre, cer como réplica el punto de vista nacionalista sobre aquel cruce de encuentros y desencuentros. ¿Habrá en un futuro versión del Gobierno? Los medios consultados por ABC creen que las nuevas filtraciones son un intento del PNV de lavarse la cara para transmitir a sus bases nacionalistas, pero también a la izquierda abertzale con la amenaza de ETA en el horizonte más próximo, que se prestó a participar en las negociaciones para conciliar dos posturas antagónicas y que, cuando el borrador para el acuerdo ya estaba cerrado, fue Batasuna la que abandonó la mesa por orden de la banda. Así las cosas, la versión de Deia precisa que PSE, Batasuna y PNV se reunieron hasta en once ocasiones entre los meses de septiembre y noviembre de 2006 En los encuentros, que se celebraron en la casa de ejercicios espirituales del Santuario de Loyola, en el corazón de Guipúzcoa, participaron los socialistas Jesús Eguiguren, Rodolfo Ares y José Antonio Pastor; los nacionalistas Josu Jon Imaz e Íñigo Urkullu; y los proetarras Arnaldo Otegi, Arantza Santesteban, Rufino Etxebarria y Olatz Dañobeitia. Esta ronda comenzó después de que las reuniones bilaterales entre PSE y Batasuna LAS NEGOCIACIONES ENTRE PSE, PNV Y BATASUNA PSE Batasuna Rodolfo Ares Arnaldo Otegi Arantza Santesteban Jesús Eguiguren Rufi Etxeberría Olatz Dañobeitia ABC PNV Las reuniones Número de reuniones: 11 Lugar: Sala de la casa de ejercicios de los jesuitas de Loyola (Guipúzcoa) Los principales acuerdos: -Consenso sobre la autodeterminadción- Creación de un órgano vasco- navarro- Conferencia de paz y diálogo José Antonio Pastor Josu Jon Imaz Íñigo Urkullu Fechas clave: -2 09 2006: primer encuentro- 31 de octubre: se cuenta ya con el primer borrador sobre Bases para el diálogo y el acuerdo político El acuerdo se acaba frustrando por el órdago lanzado por Batasuna en el último momento no avanzaran por la falta de confianza mutua. Fue precisamente Jesús Eguiguren, el representante de Zapatero en las citas mantenidas en Ginebra y Oslo con Josu Ternera quien en junio había pedido la presencia del PNV El proceso, según ETA, había entrado en bloqueo y crisis En este contexto, el 20 de septiembre tuvo lugar el primer encuentro, en el que ya se comenzó a redactar un borrador del preacuerdo que debería ser debatido posteriormente en la futura mesa de partidos. El texto debía llegar cerrado a la citada mesa, al menos en un 50 por ciento. Según la filtración del periódico peneuvista, los tres partidos quisieron amarrar bien y decidieron, en un documento secreto, dejar plasma- El texto, titulado Bases para el diálogo y acuerdo político reconocía la identidad nacional del pueblo vasco y se comprometía a que los acuerdos fueran refrendados dos los principios metodológicos para hacer realidad el acuerdo y el protocolo de gestión del proceso, que contemplaba la redacción de un texto final que sería depositado en el Vaticano. Sin embargo, ETA, rompiendo su propia hoja de ruta trazada en Anoeta, que con trampa alude a dos mesas- -la política y la técnica- -intensificó por aquellas semanas sus amenazas para presionar y hacerse notar en foro tripartito. El mitin terrorista que dieron tres encapuchados en Oyarzun, el 25 de septiembre, y el robo de pistolas, el 23 de octubre, en Francia, son dos claros ejem- Loyola, un santuario emblemático de los jesuitas El Santuario de Loyola es un lugar de referencia no sólo para la Compañía de Jesús, fundada hace más de 500 años por San Ignacio, sino para el conjunto de los vascos. Miles de ellos peregrinan al año a la basílica, situada entre Azpeitia y Azcoitia, en el corazón de la Guipúzcoa más profunda, donde el nacionalismo está más arraigado. A la hora de elegir este escenario para sus reuniones, PSE, PNV y Batasuna tal vez se vieron movidos por el valor emblemático del Santuario, construido sobre lo que fue la casa donde nació San Ignacio. O tal vez, porque sus paredes inspiran serenidad, reflexión, recogimiento, alejamiento del mundano ruido. Todo ello, además, en una región, la vasca, donde la Iglesia ha tenido tradicionalmente y sigue manteniendo una gran influencia. De hecho, en el proceso de Estella se recurrió a la mediación del obispo Juan María Uriarte. plos del intento de la banda de interferir. Pero aún bajo la amenaza de la pistola, el PSE, lejos de plantarse, acercó posturas con Batasuna y el PNV Así pues, el 31 de octubre los tres confeccionan un calendario de actuación y un texto. Según la versión de Deia la euforia le llevó a Eguiguren a afirmar que mientras no haya muertos todo es posible Otegi tampoco ocultó su satisfacción por el acuerdo, que también recibió el visto bueno de los más duros entre los duros de Batasuna. El caso es que ese 31 de octubre los representantes de los tres partidos se despidieron convencidos de haber marcado un antes y un después en el llamado conflicto vasco Días después, Batasuna, por orden de ETA, dio marcha atrás y exhibió posturas más radicales, lo que impidió el acuerdo. En el citado texto, titulado Bases para el diálogo y acuerdo político se reconocía la identidad nacional del pueblo vasco se abogaba porque las instituciones del Estado respeten las decisiones adoptadas por la ciudadanía vasca y se garantizaba a esa misma ciudada-