Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 29 s 7 s 2007 ABC AD LIBITUM A TÍTULO PROVERBIOS MORALES PÓSTUMO N España trae cuenta ser difunto. Todo cuanto, en materia de reconocimiento y respeto, aquí se les escatima a los vivos se les prodiga a quienes se van de este mundo. Somos un país hosco y tacaño para la vida, pero confortable y generoso frente a la muerte. Quizás ahí anide la razón de nuestro colectivo desprecio al futuro que unos, los creyentes, concretan en un Dios dirá y otros, los más tibios en cuestiones de fe, resuelven con un escéptico mañana será otro día No hay lugar en el mundo, ni aun buscando por los rincones más ignotos, en esos que se ruedan los documentales de la televisión, en que se dispensen M. MARTÍN más honores y distincioFERRAND nes a título póstumo que los que aquí se ofrecen, a manera del viejo pañuelo blanco de las despedidas, a quienes ya cerraron su biografía, Es más, aunque no conozco estadísticas al respecto, estoy dispuesto a defender la hipótesis de que las grandes condecoraciones, las de más alto rango en cada especialidad, tienen como destino principal y más frecuente la pechera de un difunto o, en su caso, de un extranjero. Si a nuestros últimos y muy ilustres desaparecidos, Jesús de Polanco y Gabriel Cisneros, se les hubiera tributado en vida una décima parte del afecto y consideración que, desde las instancias del Estado al fervor de los próximos y el respeto de los distantes, se les ha brindado en las ceremonias de sus respectivos sepelios, hubieran vivido en el paraíso y no podrían pasar ahora a mejor vida. Lo verdaderamente nuestro es ensañarse con los afines o, desde el desprecio a cuanto se ignora, zaherir a todos los demás. Véase para comprobarlo cualquiera de los campos de la actividad nacional, desde la cultura a la política, y se podrá valorar la fuerza de la furia cainita que nos asiste. Quizás por lo esbozado más arriba, cuya traducción a la acción política suele concretarse en la denuncia de la maldad de los otros reconforta escuchar que Mariano Rajoy se propone ilusionar a los ciudadanos, darles confianza y convencerles de que somos (el PP) el centro liberal que necesita este país Hacía mucho tiempo que el político gallego, lejos de trazar un rumbo para la navegación de los suyos, se limitaba a señalar el error del de sus antagonistas. El problema reside ahora en que para convencernos de que el PP es el centro liberal que necesitamos- -y lo necesitamos- -tendrá que serlo. Algo que no se comprueba aplicándole la lupa a los territorios en donde los populares gobiernan con la mayoría que les permite actuar en plena concordancia con sus ideas. Si Rajoy no es capaz de asentar las causas necesarias para alcanzar los efectos que pregona y pretende, y ello exige notables cambios en la nómina funcional de su partido, también él entrará en la lista de los españoles ilustres más reconocidos por quienes le sobrevivan que por sus actuales acompañantes. Quien le suceda en el sillón principal de la calle Génova podrá decir, a título políticamente póstumo, que era un gran hombre PLUTARQUIANA a Juárez, como dicen en México lindo. Habrá que soporON la discreción y la modestia que lo caracterizatarlo con paciencia una temporada más, hasta que lo retiban, se nos ha ido Gabriel Cisneros. Su ausencia, ren a la brava, según los inveterados usos del PNV Sin em. sin embargo, es de las que se hacen notar dolorosabargo, lo sobrellevaremos mejor si tomamos sus intempemente desde el primer momento, y no sólo por la magnirancias a choteo, porque, después de todo, ¿quién es Anatud afectiva de la pérdida, que es muy grande. A Gabriel sagasti? Un avezado parlamentario, salmodian algunos se le tomaba cariño con facilidad porque era leal y generolerdos. Ah, ¿sí? ¿Recuerda alguien una pieza oratoria meso, pero había en él otra dimensión, la propiamente histómorable del susodicho? ¿Un argumento deslumbrante? rica, que, como mínimo, imponía respeto a cualquier per ¿Un tropo genial, un ditirambo inmarcesible, sona de bien, categoría en la que no incluyo al seuna insinuación demoledora? ¿Qué se recordará nador Anasagasti, que, hace tres semanas y miende Anasagasti, además de su mala uva crónica? tras Gabriel Cisneros se batía contra lo irremediaYo, desde luego, no lo recuerdo en la lucha antible, colgaba en su vertedero cibernético una carta franquista, aunque seguro que ya andaba diride otro adicto al rencor donde se tachaba al ponengiendo a las juventudes del PNV desde Caracas, te constitucional de franquista servil y oportucomo reza su hagiografía, precisamente durante nista de la democracia Para que no quedaran dulos años en que la mitad de dichas juventudes dedas acerca de la posición del propio Anasagasti, sertó para pasarse a ETA. No es un reproche. Desilustraba el senador la página con un naipe en el JON de Caracas difícilmente se podía controlar a los que se leía: Gabriel Cisneros: joseantoniano con JUARISTI jóvenes nacionalistas. Incluso a Gabriel Cisneplaza en propiedad en el Congreso de los Diputaros, cuando era Delegado Nacional de Juventud, se le escados paban los de la OJE a la extrema izquierda, y eso que era Anasagasti es una figura amortizada desde hace vainfinitamente más simpático y trabajador que Anasagasrios años en la política parlamentaria española. Quizá ti. Porque el franquismo tardío fue un carajal, donde topinte algo todavía en la de su partido, aunque es dudoso dos teníamos miedo, unos de otros. Todos, menos Iñaki (tengo la impresión que, desde la retirada de Arzalluz, naAnasagasti Olabeaga, que dirigía su cotarro desde Caradie le hace demasiado caso) Al contrario que Gabriel Ciscas, Venezuela, bebiendo el amargo whisky del exilio. neros, carece de la elegancia precisa para irse retirando El caso es que Gabriel Cisneros fue, en el sector reforsin dar la paliza, y, al contrario que a Gabriel Cisneros, mista del régimen, de los que más hicieron para propiciar nadie tiene que agradecerle cosa alguna. Ni los suyos ni la transición a la democracia, como otros joseantonianos los ajenos. Ha sido un marrullero y sigue siendo un chisde origen que se la jugaron por una Constitución que Anamoso bastante pelma. Como no puede alardear de ejecutosagasti desprecia y gorronea. Misterios de la Historia: la ria brillante, se dedica a despellejar al enemigo, y para estúpida leyenda del naipe conviene a Anasagasti, con Anasagasti todos son enemigos: el Rey, Cisneros, yo misplaza en propiedad en el Senado español gracias a su legimo. Incluso los socialistas, a los que pone de pelotilleros, timismo aranista, y no a un Gabriel Cisneros que dejó el mismo día en que el PSE regala a su partido la Diputaatrás el franquismo y apostó por la libertad, a costa, entre ción de Álava. otras cosas, de un tiro en las tripas del que Anasagasti Pero, a pesar de lo desagradable que resulta, Anasiempre ha estado venturosamente preservado, gracias sagasti es tan inocuo como inicuo. Se consumirá en su retambién a su legitimismo aranista. Cisneros y Anasagassentimiento, levantando aplausos en un par de columnisti: coetáneos, políticos de la Transición y vidas improbatas escabrosos y en algunas provectas damas de su batzoblemente paralelas, con perdón de Plutarco. ki. A la democracia española, le hará menos que el viento E C -Ha bajado el paro. Y si eres espía español incluso puedes trabajar para España y para Rusia, al mismo tiempo.