Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 28- -7- -2007 CULTURA Y ESPECTÁCULOS 40 75 Julio Medem Director de cine en Super 8. Recuerdo la pantallita en el salón, el ruido del proyector, vernos con esa cadencia... Ahora tengo yo todas esas películas, no sé cuántas horas habrá, muchísimas. Nunca he visto tan mal las cosas en el cine español OSKAR L. BELATEGUI MADRID. Julio Medem (San Sebastián, 1958) rompe cuatro años de silencio. Caótica Ana -se estrena el 24 de agosto- -es su regreso a la ficción tras el paréntesis de La pelota vasca un documental que le puso en el ojo del huracán. nol Arias de adulto; cuando la ruede, hasta ellos habrán cambiado... -Muy bueno. Pagué un precio altísimo, pero me siento muy orgulloso de haberla hecho. Sufrí mucho, sobre todo cuando me tocaba sufrir menos. Los directores de cine tenemos una necesidad muy grande de que nuestro ánimo esté arriba, porque debemos convencer a mucha gente, tiene que ser profundamente cierto que estemos obsesionados por una idea. Y yo llegué a pensar que no iba a tener ya nunca esa fuerza. -Estudió Medicina, pero nunca llegó a ejercer. ¿Fue bueno hacer La pelota vasca bertura ideológica y política a los terroristas, y de no ser respetuoso con los víctimas: moralmente, yo sé que estoy con ellas. dre, un aparejador alemán que militó en las juventudes nazis. Salió a su madre vasca. -Vivimos una espera tensa. -Así es. Era pintora y murió sin poder ver expuesta la obra de su vida en unas bodegas de Cariñena. Tuvo un accidente de tráfico el día de la inauguración, a tres kilómetros. Todos la estábamos esperando. Al día siguiente, me propuse que algún día haría una película basándome en su carácter. -Sí. Como mi hija pequeña, que nació justo la noche del estreno de La pelota vasca El caos de Ana consistía en que allá por donde iba el orden se desordenaba. Vivía instalada en un estado de felicidad casi imposible, pero conseguía imantar su entorno. -Ana tiene un carácter dionisíaco, pero sólo hay erotismo en momentos puntuales. Caótica Ana está inspirada en su hermana, fallecida hace siete años. -Sigue compartiendo ese sueño de Atxaga que cerraba La pelota vasca la Euskal Hiria -Sí. Vivimos en estado de amenaza terrorista. Nada ha cambiado. Tristísimo. -Sin embargo, descubre la magia del celuloide por él. -Bueno, mi padre tampoco tenía una ideología muy marcada; era de derechas porque sí. Todos los hermanos hemos tirado hacia mi madre, progresista y muy culta. -Rodaba películas familiares -Una curiosidad. ¿Es cierto que a Stanley Kubrick le entusiasmó La ardilla roja y que usted rechazó una oferta de Spielberg por 140 millones de pesetas para dirigir La máscara del Zorro -Quería ser psiquiatra. Me fascinaba el mundo de la mente. Leo a Freud y descubro algo fundamental: la existencia del subconsciente, que los sueños se pueden interpretar y responden a deseos y frustraciones. -Su hermana se llamaba Ana. -Ya. Puedo entender que aspectos de la película fueran criticables. Pero no que me acusaran de ser filoetarra y de dar co- -Fernando Savater le comparó con Leni Riefensthal, la documentalista de Hitler. -Usted creció en Madrid en un ambiente burgués. Hasta estudió en el colegio del Pilar, como Aznar y varios ministros socialistas. -Sí, la Euskadi del ciudadano, un concepto reivindicable. Ojalá fuera así. Yo soy ciudadano vasco y ya está, no quiero más historias de gente que mate en nombre de no sé qué. PSIQUIATRA FRUSTRADO -Su productora se llama Alicia Produce, como su hija aquejada de Síndrome de Down. Inspirándose en ella produjo un documental. -Sí, ¿Qué tienes debajo del sombrero? Me lo propone la madre de mi hija, mi ex. Yo lo produje y ella lo dirigió junto a Iñaki Peñafiel. -Una pasta. Estuve un tiempo pensándolo. Y cuando decidí que no me sentí muy aliviado, descubrí que había elegido bien. No sé cómo hubiera vuelto de una experiencia así. -Es un colegio horroroso. Allí descubrí la hipocresía paradigmática del catolicismo. -No se llevaba bien con su pa- Quería ser psiquiatra. Me fascinaba el mundo de la mente. Leo a Freud y descubro la existencia del subconsciente ¿Qué le enseña su hija Alicia? -Tiene un imaginario poderoso en lo fantástico, un pozo del subconsciente muy interesante, y me lo enseña muy bien. -De nuevo erotismo, como en Lucía y el sexo -Su cine se mueve en una cuerda floja tendida entre lo sublime y lo ridículo. -Claro. No me quiero quedar solo. Eso sí, quiero llegar al público con mis pautas, porque si intento ser transparente, no encuentro nada. No sé hacer otra cosa. Y la suerte es que tengo un público. Ahora vivimos un momento de incertidumbre terrible en el cine español. Nunca he visto tan mal las cosas. ¿Le preocupa no llegar a la gente? -Sí. Como creador de historias debo ser buen observador de la realidad, pero luego las historias no me salen exactamente de lo que observo. -Está ahí, a la espera de que cambien las cosas. Terminé la segunda versión del guión y ya tenía a los actores: Unax Ugalde sería Aitor de joven e Ima- ¿Cuándo rodará Aitor su filme sobre la reconciliación en Euskadi? El cineasta vasco, en foto de archivo, durante el Festival Internacional de Cine de San Sebastián EFE