Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 28- -7- -2007 Esperanza Aguirre inaugura las líneas de Metro Ligero a Pozuelo y Boadilla 45 Entre puyazos, risitas y avales Al poco de comenzar el congreso de los socialistas madrileños, ya estaba en boca de todos el ganador: Tomás Gómez. ¿Era el candidato oficial el de Ferraz? ¡Qué va! A callar, que todo se sabe MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. No todo el monte es orégano. Y, si no, que se lo pregunten a los tres candidatos que ayer aspiraban a la Secretaría General de los socialistas madrileños: Tomás Gómez, José Las risitas y los parabienes mañaneros- -para los tres, claro- -fueron escaseando mientras avanzaba la mañana para los dos últimos. El hno- -el de Ferraz- -no estaba para bollos y, a medida que pasaban los minutos y los cafés, Gómez se adelantaba varios cuerpos a sus compañeros de escalada. Era el favorito, además del oficial Poco a poco, Gómez, que para eso es el alcalde (en Parla) más votado de España, se llevaba casi todas las palmaditas en la espalda. Esto ocurría nada más hablar Cristina Narbona, presidenta de la Comisión Gestora para esta ocasión, que aprovechó su soporífera intervención para criticar al PP por querer, siempre, fraccionar España No hay nada como aprovechar que el Tajo pasa por Valladolid, y más ella, que para eso es la ministra de Medio Ambiente. Glamour hubo poco ayer en el Congreso Extraordinario del Partido Socialista Madrileño. Ellos- -los más- -eligieron atuendos veraniegos y cómodos. Trajes y corbatas, poquitos, salvo el propio Tomás Gomez- -que se paseaba como dueño y señor del cotarro- -y el inaccesible Rafael Simancas, agrio y negándose a hacer cualquier tipo de declaración (al menos, a esta servidora) y con cara de pocos amigos. Las mujeres anduvieron algo más coquetas. Mucha peluquería reciente, bronceados- -naturales o artificiales- -y espaldas al aire para lucir palmito. En ello anduvo Leire Pajín, secretaria de Estado de Cooperación, que lucía un modelo veraniego y fresquito. Yo estoy aquí como invitada y espero que gane el que quieran los socialistas madrileños Por el Congreso pasaron pocos pesos pesados del Gobierno para arropar a sus compañeros de Madrid, una plaza en la que bien valdría poner mucha más carne en el asador. Junto con Pajín, los más destacados fueron otros dos secretarios de Estado. A saber, Jaime Lissavetzky (de Deporte) y Trinidad Jiménez (para Iberoamérica) Trini se hartó de dar besos. Sobria en el vestir pero tremendamente cortés con todo el que se le acercaba, la que quiso ser alcaldesa de la capital madrileña admitía, sin tapujos: Creo que va a ganar Tomás Con Tomás, el ganador, también estaban desde el principio Lissavetzky y Pedro Zerolo. Es mi candidato nos dijo el concejal madrileño, para quien el alcalde de Parla tenía consenso y capacidad para generar ilusión en el futuro Con una música pachanguera de fondo en los pasillos de este Congreso socialista, el alcalde de Getafe- -el de toda la vida- -Pedro Castro ¡vaya con esos alcaldes del cinturón rojo que no veían con buenos ojos a Tomás Gómez! también apostaba por el primer edil de Parla. Es su momento, es joven y trabaja muy bien dijo Castro. Por mucho que buscaras entre las caras más conocidas del socialismo madrileño a un seguidor de Cepeda o de García Hierro, la cruda realidad era: nadie. Como mucho un no sé, no contesto Antes de quedarse en la cuneta, a eso de la media tarde, Cepeda y García Hierro andaban como locos a la caza y captura de avales. Lo tenían crudo. Y lo sabían. Por más que criticaron la falta de democracia en el Congreso y que gente de sus candidaturas no fuera llamada a la mesa del Congreso ni a la Comisión electoral, los avales iban ya por otro camino. Hasta Rosa León, cantante y socialista de pro, quería que ganara Tomás. ¿Oficial y caballero? Es que la sombra de Ferraz fue, ayer, muy alargada. El secretario de Organización, José Blanco, con el dimisionario Rafael Simancas FOTOS: FRANCISCO SECO Cepeda y Manuel García Hierro. A ritmo de pachanga Tomás Gómez, ayer tras ser proclamado secretario general del PSM; detrás Cristina Narbona localidad holandesa de Enschede en 1968. Su familia volvió apenas dos años después a España y se instaló en Parla, donde ha pasado toda su vida. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Complutense, donde le dio clase Miguel Sebastián, ahora estudia un doctorado. Gómez milita desde 1988 en el PSOE, donde ha ocupado diversos puestos locales y regionales, además de vicepresidir la Federación de Municipios Madrileños (FMM) El nuevo líder del PSM incubó su tremendo respaldo vecinal implicándose a fondo en las reclamaciones de Parla, encierros incluidos. El éxito de sus movilizaciones ha hecho que amenace con otras- -PP e IU, con quien mantiene una tensa relación en Parla, le tildan de oportunista- -y sus pulsos con la Comunidad han llegado hasta los juzgados; también son sonados los cruces dialécticos entre él y Aguirre en cada visita de la presidenta a Parla. Al frente del PSM, Gómez se sacude la acusación de continuista (le ha apoyado gran parte del aparato oficial) y afirma que quiere modernizar y re- EFE generar el proyecto socialista con cambios importantes, tanto en la forma de hacer política dentro del partido como en el proyecto político para Madrid implicando a la ciudadanía y acabando con las clásicas familias socialistas. Su apuesta tiene un nombre: Nuevo Socialismo Madrileño. Casado y aficionado a la pintura, la lectura y la natación, se define como perfeccionista y trabajador y muestra su orgullo por el progreso de Parla- -ahora compaginará la Alcaldía- un progreso que también quiere para el PSM. Bronceados y glamour