Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL SÁBADO 28 s 7 s 2007 ABC Obama y Hillary se pelean Los dos principales precandidatos del Partido Demócrata abandonan su inicial tono conciliador y respetuoso entre correligionarios para enzarzarse en la primera gran disputa pública sobre divergencias en materia de política exterior PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Durante el debate celebrado esta semana por la cadena CNN y el portal YouTube en Carolina del Sur- -con un pionero formato de preguntas populares remitidas a través de Internet- -la gran mayoría de las cuestiones estuvieron dominadas por relevantes preocupaciones domésticas. Pero también hubo lugar para interrogar a los pre- candidatos del Partido Demócrata sobre su disposición a entrevistarse con los líderes de Corea del Norte, Siria, Venezuela, Cuba e Irán durante su hipotético primer año en la Casa Blanca. Hillary Clinton dijo que no mientras que Barack Obama contestó que sí, lo que ha desencadenado el primer encontronazo público de esta campaña dominada hasta ahora por un tono conciliador y respetuoso entre correligionarios. Aunque el origen de esta disputa entre los dos senados demócratas con ambiciones presidenciales parezca banal, la cuestión de la diplomacia cara a cara con regímenes hostiles a Estados Unidos ha servido para sacar a la luz las profundas divergencias en política exterior entre el idealismo radical de Barack Obama (quien, por ejemplo, siempre se ha opuesto a la guerra de Irak) y el calculado pragmatismo de Hillary Clinton (que votó en el 2002 a favor del uso de la fuerza contra el régimen de Sadam Husein aunque ahora insiste en una inmediata retirada) La senadora por Nueva York, recalcando que tiene mucha más experiencia y credenciales políticas que cualquiera que sus rivales, ha calificado la idea de entrevistarse con los peores enemigos de Estados Unidos como irresponsable y, francamente, ingenua Argumentando que esos regimenes no dudarían en utilizar con fines propagandísticos estas reuniones, que a su juicio deben reservarse como una especie de incentivo muy especial dentro de procesos delicados de negociaciones bilaterales. Al ser presentado como un temerario novato de la política exterior, Obama ha respondido con el peor reproche que se le puede hacer un aspirante presidencial del Partido Demócrata: una equiparación con los actuales ocupantes de la Casa Blanca. Según ha indicado el senador por Illinois: Yo no quiero una continuación de Bush- Cheney. Yo no quiero Bush- Cheney light Quiero un cambio fundamental Como parte de este cruce de críticas en los últimos cinco días, Barack Obama se declarado sin miedo a perder la guerra de relaciones públicas con dictadores Pero marcando diferencias con la Administración Bush que se niega de manera a mantener diálogos directos con dictaduras como la de Irán, el senador por Illinois ha reiterado su disposición a mirarles a los ojos y decirles lo que hay que decir La senadora Clinton, que ha preferido utilizar portavoces para hacer frente a las críticas de Obama, ha terminado por abordar la cuestión ante las cámaras de la CNN al sentirse especialmente atacada por la etiqueta de Bush- Cheney light Según Hillary: Esto está llegando al nivel de tontería. Me han llamado muchas cosas en mi vida pero nunca me han llamado George Bush o Dick Cheney, ciertamente Criticando a Barack Obama por haber abandonado su llamada nueva política de esperanza recurriendo a ataques personales. Aunque para Obama: Si la senadora Clinton está interesa- Bush- Cheney light Un enfrentamiento basado en la remota posibilidad de diplomacia directa con países hostiles a EE. UU. da en seguir las estrategias diplomáticas de Bush- Cheney durante los próximos años, es su problema, pero que no se presente como estandarte del cam- bio. Si se quiere hablar de irresponsabilidad e ingenuidad, miren a su voto para autorizar a que Bush enviase tropas a Irak sin un plan de salida Otras tres personas mueren en los incendios que arrasan el sur de Europa SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. Las altas temperaturas que han afectado al sur de Europa, comienzan a descender por debajo de 40 grados, a excepción de Grecia donde aún numerosos incendios arrasan con bosques y plantaciones de olivos. En el sur de Italia, el Gobierno ha declarado el estado de emergencia por catástrofe natural, mientras que en Macedonia, Bulgaria, Serbia, Montenegro y Croacia los incendios han sido extinguidos o se encuentran bajo control. En Grecia, bomberos y protección civil continuaban esforzándose por controlar los incendios que afectan a gran parte del país. En el noroeste, en la región del Peloponeso, el fuego ha destruido 15.000 hectáreas de bosques y según las autoridades, el miércoles otras tres personas murieron. El primer ministro Costas Karamanlis, solicitó ayuda al presidente ruso Vladímir Putin, quien se comprometió a enviar un avión cisterna Ilushin. En el sur de Italia, los incendios han destruido numerosas fábricas e instalaciones turísticas. Se sospecha que ha sido obra de pirómanos, por lo cual el fiscal de Castrovillari ha iniciado una investigación. También en la región de Lazio, la situación tiende a normalizarse pasando de 150 incendios en los días pasado, a los 35 de ayer. Una bodega de la ciudad de Ano Diakofto, en la región del Peloponeso calcinada tras el incendio AFP