Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo VIERNES 27- -7- -2007 ABC REIVINDICACIONES RUSAS SOBRE EL POLO NORTE Rusia acaba de poner en marcha la mayor expedición de la historia al Polo Norte. Buques nucleares y submarinos intentarán aportar pruebas científicas de que la placa continental rusa se extiende bajo el Ártico, lo que le permitiría, según las convenciones marinas vigentes, reivindicar los derechos de explotación de una zona de más de 1.200.000 kilómetros cuadrados, equivalente a la suma de las superficies de Alemania, Francia e Italia, rica en hidrocarburos y otros recursos naturales Mar de Bering Alaska (EE. UU. CANADÁ Frontera actual Límites variables Límite de 200 millas de la costa Alaska (EE. UU. Canadá Groenlandia Rusia RUSIA POLO NORTE Noruega Territorios reclamados por Rusia GROENLANDIA NORUEGA Mar de Barents ABC Rusia pone en marcha la mayor expedición científica al Polo Norte de la historia Moscú quiere demostrar sus derechos a explotar los recursos naturales del Ártico en una zona de 1.200.000 kms. cuadrados RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. La mayor expedición de la historia al Polo Norte, y la primera con el objetivo de explorar su fondo marino, zarpó el pasado martes del puerto ruso de Murmansk. Más de un centenar de personas, entre ellas dos diputados de la Duma rusa responsables de algunos de los institutos científicos más relevantes del país, y un equipo de geólogos se encuentran a bordo del navío- laboratorio Akadémik Fiódorov En su periplo ártico, la expedición irá acompañada, a modo de ariete, por el potente rompehielos nuclear Rossia (Rusia) que garantizará el acceso de los científicos hasta el Polo Norte a través de la masa helada del Océano Glacial Ártico. La aventura ha comenzado con problemas en los motores del Akadémik Fiódorov lo que tal vez retrase un poco la llegada al punto del hemisferio norte en donde convergen todos los meridianos, prevista inicialmente para el próximo domingo. Durante 45 días, el equipo científico ruso realizará experimentos y estudiará una sima submarina de más de 4.300 metros de profundidad. Contarán para esta tarea con dos batiscafos tripulados, el Mir- 1 y el Mir- 2. El primero de ellos ha sido utilizado ya para reflotar fragmentos y objetos del pecio del Titanic. Sobre las intenciones de Moscú, tal y como dijo poco antes de zarpar y con un punto de triunfalismo patriótico Artur Chilingárov, jefe de la expedición, diputado del Parlamento ruso y veterano explorador, el Ártico es nuestro les del Polo Norte. Moscú reivindica su soberanía sobre un área de 1.200.000 kilómetros cuadrados en el Océano Glacial Ártico. La zona, que equivale en extensión a la suma de las superficies de Francia, Alemania e Italia, es especialmente rica en hidrocarburos, con unas reservas estimadas de gas y petróleo por encima de los 10.000 millones de toneladas, según el Instituto de Oceanografía de San Petersburgo. Rusia argumenta que los yacimientos se encuentran en la prolongación de su plataforma continental, que se extiende desde Siberia y las islas Novosibírskie hasta el Polo Norte, a través de una cadena montañosa submarina llamada Lomonósov. En los años 20 del siglo pasado, los países ribereños del Ártico- -la Unión Soviética, EE. UU. Canadá, Noruega y Dinamarca, a cuya soberanía pertenece Groenlandia- -se repartieron el mar helado en sectores polares Cada uno de estos países adquiría la soberanía sobre todas las tierras e islas comprendidas dentro de su sector, un triángulo cuya base es la costa del respectivo estado. Los límites laterales quedaban marcados por los meridianos que confluyen en el Polo Norte, el vértice de todos ellos. Por su extensión, la URSS obtuvo el trozo más grande de la tarta, la tercera parte de todo el Ártico. La soberanía de cada país de acuerdo con el tratado en cuestión, sin embargo, no se extendía a las aguas internacionales ni al casquete helado del Polo. No obstante, la Convención de Ginebra de 1958 reconocía el derecho de realizar prospecciones y explotar la zona neutral. El tratado fue modificado en 1982 y, en su nueva redac- Aguas internacionales Reservas de gas y petróleo Chilingárov explicó que tratarán de demostrar que Rusia es el único país que tiene derecho a explotar los recursos natura- La Antártida se rige por un tratado internacional La Antártida también está dividida en sectores y su estatuto internacional se rige por el Tratado Antártico, suscrito en diciembre de 1959 por doce países. Entró en vigor en 1961, estableciendo un periodo de cuarenta años en los que quedaban en suspenso las posibles reclamaciones de soberanía sobre el territorio. Fue posteriormente prorrogado. Australia, Nueva Zelanda, Argentina, Chile, EE. UU. Japón, Francia, Noruega, Bélgica, el Reino Unido, Sudáfrica y la URSS alcanzaron el acuerdo de repartirse el continente helado. Sin embargo, nadie posee la soberanía sobre la zona asignada. El tratado, que consta de un preámbulo y catorce artículos, permite la presencia en la Antártida, con fines pacíficos y acordes con la Carta de Naciones Unidas, de cualquier país del mundo con el fin de llevar a cabo investigaciones científicas sin limitación alguna, salvo aquellas actuaciones que atenten contra la integridad y salvaguarda del medio ambiente. Queda expresamente prohibida la presencia permanente o utilización militar del territorio.