Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 40 CULTURA Y ESPECTÁCULOS VIERNES 27- -7- -2007 ABC Plácido Arango Nuevo presidente del Patronato del Prado Este es un Prado que respira modernidad POR NATIVIDAD PULIDO FOTO: ÁNGEL DE ANTONIO MADRID. Quienes le conocen bien dicen que es todo un caballero, discreto, generoso, afable... Apenas una charla de media hora con él, poco después de su nombramiento como nuevo presidente del Patronato del Prado, basta para corroborarlo. No se siente a gusto hablando de su faceta como coleccionista, pero sus palabras destilan mucha pasión por el arte, mucho amor por el Prado. Toda una proeza haber hallado, en tan corto plazo de tiempo, al que todo apunta que es el candidato ideal para sustituir al insustituible Uría. La unanimidad del Patronato y el consenso político así lo auguran. -Esta mañana, el Patronato le ha- -He dicho hoy que seguramente no sea tan competente como Rodrigo Uría, pero que sí les aseguraba a los miembros del Patronato que yo iba a ser más aburrido. Ese humor, esos destellos, esa osadía inteligente, esa heterodoxia de Rodrigo... son una faceta suya. Yo no voy a tratar de ir por ese camino. -Pero seguro que sí le echará las- -Eso sí, y el mismo entusiasmo. Hay que pensárselo bien antes, pero una vez que se acepta un cargo como éste, se podrá fallar en algunas cosas, pero desde luego no en falta de trabajo. ¿Cómo ha encontrado el Mu- las empresas españolas invertir en la joya de la Corona, como ha definido hoy el ministro al Prado? mismas ganas. seo del Prado en estos momentos? Usted fue vocal desde 1980 hasta 1991. ¿Lo reconoce hoy? -El ministro, que es quien me propone, tiene que decir eso. Pero el Prado puede precindir de mí. El Prado es mucho Prado. Ahí hay ya una estructura que funciona, un modelo de gestión, un Patronato estructurado... Sinceramente, la presidencia no es más que una representación: representa la voluntad del Patronato, es un transmisor y no mucho más, sin eludir iniciativas de cualquier tipo. Creo que mi papel es ése. El Prado no me necesita. ¿Pesa mucho sustituir a al- nombrado presidente por unanimidad. Han asistido 24 de los 30 vocales que componen el Pleno. El ministro de Cultura, en su discurso, ha dicho textualmente que usted vuelve en un momento en el que el Prado lo necesita ¿No abruma tanta responsabilidad? guien tan arrollador como Uría? Cuando le dijeron al presidente del Gobierno, Felipe González, en medio de una crisis de Gobierno, que un señor había venido a restaurar Las Meninas dijo: Si desaparece el perro, el Gobierno se cae He dicho hoy que seguramente no sea tan competente como Rodrigo Uría, pero que sí les aseguraba a los miembros del Patronato que yo iba a ser más aburrido afirma con humor Plácido Arango -Es cierto que estuve unos años, pero con alguna interrupción. Entré en el Prado, siendo ministro de Cultura Íñigo Cavero. El director del museo era José Manuel Pita Andrade y el presidente del Patronato, Javier de Salas. Después dejé el Patronato y volví más tarde. Siempre he estado muy cerca de este museo. He sido amigo personal de Rodrigo y lo soy del director. A raíz de algunas conexiones mías con el mundo internacional, particularmente con el Metropolitan, he estado en contacto con el museo. El Prado es el mismo Prado. No se puede juzgar el museo por si es más grande o más pequeño. Pero es cierto que ha habido cambios, y creo que para bien. Hay una etapa de modernización importante, que se inicia recientemente. Hizo una labor magnífica Eduardo Serra en la presidencia del Patronato y, después, hubo un relevo muy importante de Rodrigo Uría. Además del acierto del director, Miguel Zugaza, que se ha rodeado de un buen equipo. Es un Prado que respira en estos momentos modernidad. -Entre las asignaturas pendien- -En ese programa hay una lista con algunos nombres más, que se dirán más adelante. Cuando nos comparamos con la filantropía de Estados Unidos y otros países anglosajones, nos falta todavía mucho por conseguir. No hemos desarrollado todavía la cultura de saber solicitar. Hay poca gente que puede dar y muchas personas que pueden solicitar. Eso hay que saber programarlo, hay que saber razonar, hay que saber presentar lo que se pide. Y, después, saber administrar lo que se consigue. Todo eso tendrá que venir. Muchas veces está más la falta en los que pedimos y solicitamos que en los que dan. -Usted donó una primera edi- -Hay que recordar, por ejemplo, los fondos de Villaescusa, con los que el Prado ha hecho adquisiciones muy importantes. Y ha habido otras más. Pero es cierto que faltan aún medios. No somos Estados Unidos, no somos Nueva York. Allí hay mucha más liberalidad en materia de impuestos. Aquí se están buscando soluciones, como la dación por pago de impuestos, que está dando magníficos resultados. Pero habrá que liberalizarse aún mucho más. Los problemas fiscales pueden superarse si hay ese espíritu de recibir bien, de administrar bien. -Como coleccionista, ¿qué le pa- ción de los Caprichos de Goya al Prado. Pero, desgraciadamente, las donaciones siguen siendo excepciones en este país. rece la ley de Mecenazgo, tachada por muchos coleccionistas de insuficiente? tes del museo está completar el programa de socios benefactores. De momento sólo hay tres empresas en él: Axa- Winterthur, BBVA y, recientemente, se sumó Acciona. ¿Por qué cuesta tanto a -Es importante seguir trabajando en ello. Esa ley permite deducciones, pero seguramente será bueno mejorarla. Plácido Arango suma a su faceta de economista y empresario la de coleccionista. De economista dice que sólo tiene su graduado en Ciencias Económicas en el Instituto Tecnológico Autónomo de México. Sí se considera empresario- -ha sido su trabajo toda la vida- cuya expe-