Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 27 s 7 s 2007 ESPAÑA 19 Simancas no ha estado a la altura y su programa era muy malo -Usted ha sido muy crítico con las dos apuestas consecutivas de Zapatero para Madrid: primero Trinidad Jiménez y después Sebastián. Sin embargo, ha sido amigo de Rafael Simancas. ¿Sigue defendiéndole? ¿Por qué el descalabro? -Ya lo hemos visto: hubo una desmovilización grande y llevaba un programa muy malo en el sentido de poco creíble... El PSOE, aunque a algunos se les haya olvidado, es un partido de gobierno, que no puede ir prometiendo el oro y el moro con compromisos incumplibles. Y eso es lo que pasó. ¿La culpa fue de Simancas? Joaquín Leguina cree que no es obligatorio que el nuevo secretario general sea además el candidato a la Comunidad de Madrid -Bueno, Simancas no daba un paso sin consultar, pero ha demostrado que no ha estado a la altura. Hubiera sido un buen segundo, pero no un buen primero. Espero que de una vez por todas Ferraz deje de entrometerse en el PSM Joaquín Leguina s Ex presidente de la Comunidad de Madrid Al actual presidente de la Comisión de Defensa las únicas prendas que le duelen del Congreso extraordinario del PSM que va a elegir a su nuevo líder son las de la reflotación de un partido hundido. Esto necesita oxígeno; si no, está muerto advierte POR MAYTE ALCARAZ FOTO IGNACIO GIL MADRID. Triste todavía por la muerte del que fuera su último consejero de Economía, José Luis Fernández Noriega, en un brutal accidente, el ex presidente de Madrid (1983- 1995) habla con ABC horas antes del Congreso extraordinario del PSM, que va a hacerle el boca a boca a un partido tocado de muerte, tras el desastre electoral del 27- M a manos de Aguirre y Gallardón. Bueno no sólo de ellos: a manos también de las injerencias de Ferraz, hacia donde apuntan los dardos de Leguina. Tomás Gómez (alcalde de Parla y el más votado de España) José Cepeda (diputado regional) y Manuel García Hierro (concejal) se miden para reflotar lo que queda del barco socialista madrileño. -Pues a mí me gustaría que fuera el candidato de los militantes. El aparato ya ha intervenido bastante en tiempos recientes que mejor olvidar. PP, deberían ser un poco más respetuosos con el artículo 6 de la Constitución. Pero ambos partidos no lo son; con la ayuda y el aplauso de los medios de comunicación, y perdone usted. -No sé por qué los medios de comunicación consideran que cuando hay una voz discrepante en un partido, hay desunión. Los medios castigan la democracia interna dentro de los partidos y los dirigentes de estas formaciones, encantados. -Explíquese. brá aprendido la lección y dejará de entrar en Madrid como un elefante en una cacharrería? ¿Va a lograr alguien pararle? -No lo sé. No olvide que el de Sebastián es el segundo error que comete en el mismo cargo; primero fue Trini. Por cierto, ¿por qué a la candidata, en cuya imagen se había gastado mucho dinero, no se le obligó a que se quedara? Mejor nos hubiera ido a la vista de lo que pasó. -Bueno, he seguido los preparativos como cualquier militante: hablando con compañeros, por lo que publican ustedes... Aunque, fíjese, ni siquiera voy a ir de delegado... -Sí. Veo con cierto optimismo lo que está pasando. Especialmente por los tres candidatos, que son bastante valiosos. -No tengo favorito. Aunque sí que tengo la impresión de que Tomás Gómez puede ganar. -Le supongo zambullido en los preparativos del Congreso del PSM, en el que su partido se la juega, tras el descalabro del 27- M... ¿Usted cree que el nuevo secretario general tiene que ser, en buena lid, el candidato a la Comunidad o considera que se pueden disociar las dos figuras? -Pues mire, el que se disocien no lo impide ni los estatutos. Una cosa es pertenecer a un contexto general político en el que debe participar el secretario elegido (lo contrario de lo que se hace en el PSC) y otra cosa es que la elección del candidato deba ser teledirigida desde arriba. -No lo sé. Pero creo que quien salga elegido tiene que ejercer esa autonomía y pedir que le dejen equivocarse solo, sin injerencia alguna. Espero que de una vez por todas Ferraz deje de entrometerse en el PSM. ¿Y cree que Tomás Gómez tiene la suficiente autonomía para no admitir injerencias de Ferraz? -Usted es un prejubilado a la fuerza. ¿Se siente apartado como si fuera un estorbo para los nuevos socialistas de Zapatero? -A usted el que se castiguen las voces críticas, no parece que le guste demasiado. Por la parte que le toca, digo. -Creo que en los partidos, fundamentalmente en el PSOE y el ZAPATERO -A nosotros nos han echado, nos han prejubilado, pero a mí no me extraña. Ellos, los jóvenes, querrán mantenerse en el machito. Lo que más me ha extrañado es que nos hayamos ido sin hacer ruido. Como si hubiéramos sido extras de una obra, y hubiéramos tenido sólo algunas frases en el escenario. Creo que es un despilfarro. -Alguna expectativa tendrá... ¿Todos? No me diga que no tiene favorito que no me lo creo. ¿Zapatero llevó al desastre a su partido en Madrid? Sebastián es otro error de Zapatero; antes fue Trini: ¿por qué no la obligaron a seguir con lo que había costado su imagen? TOMÁS GÓMEZ -Entonces, toma las de Villadiego y se va antes de los comicios... -Sí, me dedicaré a otras cosas. -Y eso que, después de ser 12 años presidente de la Comunidad, tiene una espinita clavada que no le dejó quitarse Zapatero: ser alcalde de Madrid, o por lo menos candidato al Ayuntamiento. -Pues mire, como yo no quiero enfrentarme con Gallardón nunca en unas elecciones, si el alcalde no repite en las próximas municipales, es una oportunidad para mí risas Más información en páginas de Madrid -Precisamente de Tomás Gómez se dice que es el candidato del aparato, vamos, de Blanco. -Fue una de las causas. El nombramiento a dedo del candidato al Ayuntamiento no creo que haya animado mucho a los compañeros del PSM. Créame que conviene oxigenar la cosa, si no, esto está muerto. Los tres candidatos al PSM son valiosos. Pero Tomás Gómez parece que puede ganar ¿El presidente del Gobierno ha-