Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA La lucha antiterrorista VIERNES 27 s 7 s 2007 ABC De santuario a tumba La implicación de Francia ha ido a más a lo largo de los años, pero mientras los cabecillas de la banda elijan ese país para ocultarse, la colaboración será mejorable D. M. J. P. MADRID. Francia, en no muchos años, ha pasado de ser santuario de ETA a tumba de paraíso a infierno. Pero el proceso ha sido largo, tortuoso y complejo. En la década de los 70 y primera mitad de los 80 era tal la impunidad de los etarras en el vecino país que tras cometer atentados en España se replegaban a Iparralde Pero no con la intención de ocultarse en un piso franco sino para proseguir la jornada laboral como camareros en bares de Hendaya o Bayona; como arrantzale en pesqueros de San Juan de Luz o Biarriz; o como dependiente en establecimiento de Urrugne, Bidart o Saint Jean de Pied de Port. Trabajadores en Francia, terroristas en España. ¿Cómo las autoridades de España iban a pedir, con esperanza de éxito, la extradición de los etarras, si la Francia de entonces, la de Giscard d Estaing, llegó a controlar el domicilio de más de 200 honrados ciudadanos terroristas, desde Txomin hasta Urrusolo Sistiaga, pasando por Kubati Txelis Dienteputo Con Francois Mitterrand, París comenzó una tímida colaboración. Francia, el país del asilo político desenmascaraba, por fin, a los etarras y comenzaba así el goteo de las extradiciones a España y las de- Kalaje dirigía desde prisión la última red desmantelada que financiaba a Al Qaida El Consejo de Ministros podría aprobar en agosto la extradición del sirio Al Kassar N. VILLANUEVA MADRID. Muhamed Galeb Kalaje, condenado en 2005 por financiar la célula de Abu Dahdah en España, lideraba desde la cárcel todo el entramado dedicado a financiar células terroristas de carácter yihadista. Para esta labor, utilizaba a su esposa, Hazzar Dabas, y a los detenidos el miércoles Bassam Dalati (testaferro) y Samer Dabbas (su cuñado) que actuaba como correo entre Kalaje y su hermana Hazzar para la ejecución de las instrucciones, es decir, para llevar a cabo la salida de fondos del entramado societario constituido y hacer los pagos a Abu Dahdah Así lo asegura el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno en el auto en el que ordena prisión para Kalaje y Dalati (Samer Dabbas ha quedado en libertad) por un delito de colaboración con banda armada. La Fiscalía había solicitado prisión para los detenidos, además de por colaboración, por falsificación de documentos y blanqueo de capitales. Además de recordar que en el domicilio de Dalati apareció un resguardo de depósito de valores por importe de 600.000 euros, afirma que también se hallaron cheques bancarios por importe de 48.080 y 3.080 euros respectivamente a favor de Abu Dahdah condenado a 12 años de cárcel por pertenencia a organización terrorista. Por otra parte, el juez Juan del Olmo recibió el martes la demanda de extradición estadounidense del traficante de armas sirio Monzer Al Kassar, detenido en España el pasado 8 de junio. Estados Unidos, que le reclama por 17 cargos- -aunque sustenta la solicitud en un delito de tráfico de armas a Colombia- cumplió este trámite tres días antes de que venciera el plazo de 45 días que rige para las demandas extradicionales que afectan a Estados Unidos. Ahora el Consejo de Ministros tendrá que pronunciarse sobre la continuación del trámite judicial, lo que podría hacer en su reunión del 4 ó 24 de agosto. Posteriormente, Al Kassar volverá a la Audiencia Nacional, donde Del Olmo le preguntará si quiere ser extraditado. Si se niega, el juez remitirá el expediente de extradición a la Sala, que a su vez formulará un escrito de alegaciones a favor o en contra de la entrega. Si la defensa de Al Kassar propone prueba, se celebrará una vista (difícilmente antes de noviembre) sobre la que los magistrados decidirán. Contra su resolución únicamente cabe recurso de súplica. Pero se puede dar el caso de que Al Kassar recurra en amparo ante el Tribunal Constitucional (argumentando una merma de sus derechos) y pida la suspensión de la entrega hasta la resolución del recurso. Al Kassar ante Del Olmo Los gendarmes detienen al etarra Asier Galarza portaciones a terceros países. Pero el terrorismo de ETA seguía siendo para París un problema que afectaba sólo a España, y como mucho se prestaba a colaborar, generalmente a cambio de algo En ocasiones hubo que pagar con dinero de los fondos reservados a agentes galos para que a título personal facilitaran datos de etarras o, simplemente, hicieran la vista gorda para que policías y guardias civiles, sin autorización oficial pudieran adentrarse de paisano y sin armas en territorio galo para investigar. Por aquellos años, la captura de los dirigentes etarras era AFP tan espaciada en el tiempo que a la banda se le otorgaba capacidad para regenerar su cúpula. La llegada de Jacques Chirac a la Presidencia de la República abrió la puerta de par en par para que Francia se implicara abiertamente en la lucha contra ETA, asumiéndola como un asunto propio y, además, prioritario. Pero los cabecillas continúan planeando desde Francia los atentados que luego cometen en España. Mientras esto siga ocurriendo, a la colaboración de las autoridades galas le faltara algo para que sea inmejorable.