Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CIENCIAyFUTURO JUEVES 26 s 7 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) la salud humana, especialmente en regiones que son muy sensibles a los cambios en las lluvias, como la región del Sahel en el norte de África. Las mismas evidencias sugieren que factores naturales, como la actividad volcánica, también han contribuido a los cambios en los patrones globales de precipitación, aunque en mucha menor proporción que las actividades humanas. La conclusión de este estudio es muy potente explica a ABC José Manuel Moreno, catedrático de Ecología de la Universidad de Castilla- La Mancha y coordinador del capítulo de Europa del informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) No sólo nos dice que hemos alterado las tenmperaturas, sino los patrones de precipitación a nivel planetario y, con ello, el ciclo hidrológico. Estamos hablando de palabras mayores Moreno incide en que el estudio refrenda los modelos aplicados hasta el momento, que ya apuntaban estos cambios y ahora se ve que están ocurriendo. Siempre digo que el cambio climático ya está aquí, y este estudio demuestra que ha estado también durante el siglo pasado El estudio compara los cambios observados en las precipitaciones con aquellos producidos por complejos modelos climáticos por ordenador que fueron utilizados para estimar los efectos de las actividades humanas en el siglo XX. En los últimos años, los científicos han logrado una mayor sofisticación en la combinación de diferentes modelos climáticos para aumentar la precisión de sus resultados. En este estudio se aplicaron catorce modelos diferentes. Por tanto, sus resultados también servirán para una mayor precisión en la predicción de futuros cambios en el clima global. Lo que queda claro es que la mano del hombre está detrás del cambio climático. Ya no queda apenas margen para la duda después de que en febrero pasado el informe del IPCC considera como muy probable very likely -que la actividad humana sea la causante del calentamiento global que está viviendo el planeta. Esta calificación, dentro de la terminología que habitualmente maneja el IPCC, significa que el panel de científicos considera que existen un 90 por ciento de posibilidades de que eso sea así. Los datos del nuevo estudio no hacen más que poner números a lo que ya ha ocurrido. La obesidad es contagiosa Un estudio elaborado en Harvard establece que la tendencia a engordar puede ser contagiada a las personas cercanas a través de los vínculos sociales POR S. BASCO MADRID. Siempre ha estado muy extendida la idea de que la gordura confiere al individuo una bonhomía, una extroversión y una alegría de vivir envidiables y hasta contagiosas. Pero esos supuestos efectos beneficiosos sobre el entorno del obeso tienen, al parecer, un efecto secundario: la obesidad es contagiosa Así lo revela un estudio elaborado por científicos de la Escuela de Medicina de Harvard, publicado en la revista New England Journal of Medicine Sus conclusiones, tras un seguimiento exhaustivo de 12.067 adultos durante 32 años, establecen que la obesidad es Alterar el ciclo hidrológico No sólo una falta de actividad física; los vínculos sociales también pueden influir en el sobrepeso una enfermedad contagiosa que se transmite no por elementos patógenos, sino a través de los vínculos sociales- -familiares, de amistad, compañía o vecindad- -de quien la padece. Cuando una persona sube considerablemente de peso, está aumentando también la posibilidad de que sus amigos, hermanos o cónyuges engorden. Además, cuanto más estrecho sea el vínculo social entre dos personas, mayores son las posibilidades de que se contagien la tendencia a engordar. Si tiene un amigo obeso, la posibilidad de que usted engorde aumenta hasta un 57 por ciento. Entre quienes tienen dos amigos obesos, el riesgo es aún mayor y la posibilidad de aumentar de peso crece hasta un 171 por ciento. Entre hermanos, ese riesgo sube hasta el 40 por ciento, y entre cónyuges hasta el 37 por ciento, señalan los científicos. A la inversa, este estudio sostiene también que la delgadez es contagiosa En todo el mundo occiden- ElEPA tal la obesidad se ha disparado entre la población durante las últimas décadas, pero en Estados Unidos adquiere carácter de epidemia: el 66 por ciento de los estadounidenses tienen sobrepeso, y un 32 por ciento son obesos. Una dura carga financiera para los sistemas de salud por la relación entre la obesidad y la diabetes, los problemas cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. La comunidad científica se esfuerza por identificar los genes y los procesos físicos responsables de la obesidad. Al parecer, habrá que dedicar más tiempo y dinero al estudio de sus implicaciones sociales. Más información sobre el estudio: http: www. eurekalert. org emb rel eases 2007- 07 uoc- -oi072007. php Investigadores de EE. UU. identifican en la médula espinal el gen del picor ABC MADRID. Científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington han identificado, por primera vez, un gen en el sistema nervioso central responsable de la sensación de picor. Publicado en la revista Nature este estudio dirigido por Zhou- Feng Chen, permite augurar nuevos tratamientos para paliar el picor y para acabar con los pruritos crónicos. El gen del picor, el GRPR, estudiado desde hace una década y asociado al aumento de algunos tumores, fue localizado en poblaciones muy pequeñas de neuronas en la médula espinal, y ha sido asociado en ratones de laboratorio a las señales de dolor y picor transmitidas desde la piel hasta el cerebro. El picor crónico es un problema extendido causado por desórdenes en la piel, como eczemas, o por fallos renales o hepáticos. No ha sido un campo muy investigado, por o que actualmente no existen tratamientos efectivos. Más información de cambio climático: http: www. ipcc. ch