Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL JUEVES 26 s 7 s 2007 ABC Alfonso Rojo Verano loco en Europa El continente está sufriendo un clima enloquecido que provoca inundaciones torrenciales en el Reino Unido y una ola de calor desconocida en países como Hungría, Rumanía, Macedonia y Grecia POR E. J. BLASCO, S. TECCO CORRESPONSALES LONDRES, LIUBLIANA. En Inglaterra, las intermitentes precipitaciones están impidiendo que las zonas afectadas por las inundaciones se recuperen y constituyen una seria amenaza para otras poblaciones que se encuentran a orillas de los ríos Támesis y Severn, al este de Londres. En la madrugada de ayer se produjeron inundaciones en varias áreas de Oxford, donde cerca de trescientas personas tuvieron que ser evacuadas, algunas de ellas alojadas en tiendas instaladas en un estadio de fútbol de la localidad. La crecida del río podría afectar a otras poblaciones que siguen en el curso del río, como Reading y Carversham, mientras se descarta que el agua llegue a domicilios de Eton y Windsor. Las fuertes lluvias previstas para hoy probablemente no aumentarán las superficies anegadas, aunque impedirán que el agua comience a retirarse. Por ahora se descarta una situación de emergencia para Londres. A la muerte de dos gemelos recién nacidos, que fueron trasladados al hospital en helicóptero junto con su madre después de que ésta diera a luz MOROS EN LA COSTA L as dos noticias llegaron casi juntas. La primera desde Turquía, anunciando que el partido del primer ministro Erdogán, había arrollado en las elecciones generales acaparando casi el 50 de los votos. La segunda, procedía de Irán y confirmaba que doce personas habían sido ejecutadas la víspera, acusadas de atrocidades como adulterio o sodomía. No añadían fotografías, pero circulan por internet imágenes de la televisión oficial, dondeseve alos desventurados caminando hasta el cadalso. Transcurridos cinco días de su éxito en las urnas, los islamistas turcos siguen recibiendo felicitaciones de Occidente y prodigando promesas, para aplacar los temores de quienes propugnan un estado laico. Sobre los ejecutados en la siniestra prisión de Ewin no se ha vuelto a saber nada y sería ingenuo esperar que los ayatolás hicieran alguna declaración, que no fuera destinada a advertir que correrá parecida suerte todo pecador que caiga en sus manos. No son equiparables la situación de Irán y la de Turquía, porque en este segundo país se celebran elecciones no amañadas, existe separación de poderes, no se condena a muerte a quienes infringen la ley de Mahoma y funciona una prensa libre, cosas que brillan por su ausencia en el primero. Dicho esto, quizá no sea irrelevante recordar que hubo una etapa, hace cuatro décadas, en que la sociedad iraní y la turca seguían rumbos similares. La caída del Sha, la ascensión de Jomeini y la eclosión islamista modificaron dramáticamente el panorama. Subrayo esto, porque Turquía no es inmune al fanatismo. Que la victoria de Erdogán haya sido impecable, no garantiza que los seguidores del Profeta no intenten llevar el agua a su mezquita. Nunca he sido partidario de la constante ampliación de la Unión Europea y creo que sería fatal incorporar a Turquía, porque su población- -70 millones de musulmanes- -alteraría de forma irreparable el equilibrio de la UE. A quienes sostienen lo contrario, con el argumento de que meter a los turcos en la UE ejercería un efecto benéfico sobre el orbe islámico, sólo resta recordarles que el Corán tiene poco que ver con la Declaración de los Derechos Humanos. Unos turistas pasan junto a unos coches quemados en el incendio desatado en Peschici, Italia en su casa, podría unirse la de un joven de 19 años, desaparecido en esa misma ciudad de Tewskesbury. Más de 350.000 permanecen sin suministro de agua potable, y el Ejército está repartiendo cada día una ración de seis botellas de dos litros por persona. Las autoridades locales han llamado a que la población no sea presa del pánico y deje de comportarse de manera egoísta aprovisionándose con excesivas cantidades de agua de los depósitos móviles. Mientras, en Europa continental, gran parte de los países del Este y de los Balcanes, se encuentran bajo una tórrida ola de calor, provocando víctimas mortales e incendios que amenazan ciudades del interior y lugares turísticos en la costa Adriática. En algunos lugares las temperaturas han alcanzado los 45 grados centígrados, provocando en Grecia, Rumanía y Hungría un alto número de muertes. En Hungría entre el 15 y el 22 de julio, la tasa de mortalidad aumentó en un 30 por ciento según informó Ferenc Falus, responsable del servicio médico nacional. Esto significa que el calor tórrido ha causado la muerte prematura de 500 personas, en este periodo dijo Falus. En Croacia, bomberos y voluntarios luchaban ayer contra numerosos incendios; especialmente en la zona costera sur donde algunas carreteras han quedado cortadas, entre ellos el puerto de la frontera entre Croacia y Montenegro. En Serbia, se contaban ayer 100 incendios, y en los últimos cinco días un total de 2.000. Si bien, en algunas ciudades serbias los termómetros marcaban entre 40 y 45 grados, oficialmente AP no existen víctimas del calor. En Grecia las temperaturas alcanzan también los 45 grados y la preocupación no es menor. Durante la noche anterior fallecieron tres personas a causa del calor. En Rumanía se han registrado 30 muertos. Al otro lado del Adriático la situación es similar. En el sur de Italia las temperaturas no descienden de los 40 grados, registrándose numerosos incendios, sobre todo en Sicilia y Calabria. El martes en Apulia murieron abrasadas dos personas y el lunes un piloto de un avión cisterna pereció, después que el aparato se precipitó a tierra, mientras apagaba un incendio. ABC. es Informe sobre el cambio climático en abc. es internacional Ningún español evacuado en el Reino Unido E. J. B. LONDRES. La Embajada de España en el Reino Unido no tiene constancia de ningún español afectado directamente por las inundaciones que está padeciendo Inglaterra. Por lo demás, éstas han dañado propiedades, pero en general no han supuesto un serio peligro para las personas. No se descarta que en el área de Oxford la última crecida de aguas haya afectado alguna vivienda ocupada por algún estudiante español, dado que las direcciones de muchos estudiantes de paso no constan en los registros del Consulado, pero la inundación se ha producido en áreas residenciales con escasa presencia estudiantil. En cualquier caso, la mayor parte de los jóvenes que llegan a Inglaterra en verano para aprender inglés se encuentran repartidos por otros lugares, como Londres, Cambridge y Brighton, donde las lluvias no han provocado emergencias.