Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 26- -7- -2007 Del Olmo da por zanjado el caso El Jueves salvo que intervenga el fiscal Juan del Olmo, magistrado de la Audiencia Nacional 11 El juez decidió ayer prisión comunicada y sin fianza para el agente, acusado de un delito de traición El caso del espía neutralizado se convierte en un nuevo arma arrojadiza entre el Gobierno y el PP El Ejecutivo teme que el ex agente oculte papeles y quiera traficar con ellos Los supuestos documentos no tendrían ahora carácter operativo por las medidas del CNI A. M. MADRID. El Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero teme que el espía traidor Roberto Flórez García mantenga oculta en su poder información sensible, de la que se apropió entre los años 2001 y 2004, y que, desde prisión, pueda utilizar ahora como venganza o, simplemente, para ganar dinero, móvil este último que le llevó a vender material a los Servicios Secretos rusos. Bien porque sospechara que estaba siendo investigado, bien porque simplemente previera que en algún momento pudiera ser descubierto por sus propios compañeros, el agente podría haberse guardado en la manga informes confidenciales para afrontar su nueva situación. Unos informes que, en cualquier caso, no tendrían, en principio, valor operativo. Ello, al menos según se desprende de la comparecencia del director del CNI, Alberto Saiz, quien aseguró este martes que tras detectarse que el agente traidor había vendido datos sobre la estructuración interna del Centro y sobre la identidad de decenas de agentes, se procedió a adoptar las correspondientes medidas para neutralizar el golpe. Pero las supuestas informaciones que aún conservaría Roberto Flórez podrían tener un interés mediático e incluso político que contribuyera a enrarecer, aún más, las ya tensas relaciones entre el Gobierno y el PP. Aunque se trata de dos casos diferentes, se recuerda a este respecto el juego que dieron los papeles del coronel Juan Alberto Perote, condenado por revelar secretos de Estado al ser destituido de su cargo en 1991, como responsable de la Agrupación Operativa de Misiones Especiales, del Cesid. Las fuentes consultadas por ABC no descartan que detrás de la insólita comparecencia del director del CNI, además de atacar la política de seguridad del Gobierno de José María Aznar, haya un intento de desactivar lo que podría ser un nuevo efecto Perote Saiz ya ha transmitido que toda la información robada y vendida por el agente traidor ha quedado neutralizada desde el punto de vista operativo por obsoleta. Además, tras ser detenido Roberto Flórez, el juez ha ordenado el secreto de las diligencias. Este episodio seproduce curiosamente después de que la primera semana de julio dos agentes del CNI fueran detectados porel servicio privado deseguridad de Manuel Pizarro, presidente de Endesa. En aquella ocasión, el CNI salió al paso de las acusaciones de que el empresario era objetivo del servicio secreto español aduciendo que su presencia en las inmediaciones del domicilio obedecía a una operación de contravigilancia sobre un agente de un Servicio Secreto extranjero, que realizaba actividades hostiles contra los intereses sde nuestro país. ABC. es trategia de los socialistas es eximir de responsabilidad al Gabinete de Zapatero y echar toda la culpa al PP. Por eso, el Grupo Socialista quiere dejar claro ante la opinión pública que los hechos presuntamente delictivos de los que se acusa al detenido se produjeron durante el mandato popular y no se atajaron en aquel momento Diego López Garrido sostuvo que Flórez no fue expulsado del CNI, sino que dejó este centro por su cuenta antes de que tomara posesión el actual Gobierno socialista. El dirigente del PSOE defendió la actuación con arreglo a la ley del Ejecutivo y remarcó que desde que este proceso ha pasado al ámbito judicial es un asunto público Por ese motivo, según López Garrido, el CNI ofreció el martes una rueda de prensa para informar del mismo y para lanzar un mensaje de tranquilidad porque los problemas que pudiera haber se han solventado y no hay ninguna amenaza para la seguridad nacional Se ha demostrado que con este Gobierno quien la hace la paga concluyó. No es de la misma opinión Eduardo Zaplana, ya que- -según dijo- -los servicios secretos siempre están rodeados de escándalo cuando los socialistas están en el poder. Fue una constante con Felipe González y empieza a serlo ahora apuntó Zaplana. Para el portavoz del PP es un hecho insólito que el responsable de los servicios secretos haya dado cuenta, en una rueda de prensa, de la detención de uno de sus agentes y admitió que eso hace pensar a los populares que hay algo más Resaltó también que el principal partido de la oposición puede tener alguna información sobre lo sucedido, aunque, por el momento va a limitarse a solicitar la comparecencia de Saiz. Vídeo sobre la detención del ex agente del CNI en abc. es El escándalo, en las Cortes El espía, durante su estancia en la Embajada de España en Perú EFE Curiosa coincidencia Los socialistas retrasan hasta el otoño las explicaciones del director del CNI ante el Congreso J. L. L. MADRID. El director del CNI, Alberto Saiz, comparecerá en la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso de los Diputados para explicar los detalles de la detención del agente Roberto Flórez García. Pero no lo hará inmediatamente, sino en otoño. Así lo explicó ayer el portavoz del Grupo Socialista en la Cámara Baja, Diego López Garrido. Su argumento fue que Alberto Saiz debe acudir al Congreso cuando comience el nuevo periodo de sesiones, ya que, según opinan los socialistas, su presencia en el Parlamento no es urgente El Grupo Popular, por su parte, cree que el caso del agente detenido merece una férrea labor de oposición. Por eso, el PP diseñó ayer una estrategia que pasa por intentar que este asunto se convierta en uno de los culebrones políticos del verano. Para empezar, el primer partido de la oposición forzará la semana próxima una reunión de la Diputación Permanente para que la Cámara Baja se pronuncie sobre el caso. Los populares se apresuraron a presentar en el registro del Congreso dos solicitudes de comparecencia. La primera, la del director del CNI para que explique los detalles de la detención del agente Roberto Flórez García, acusado de traición por revelar secretos oficiales y material sensible sobre los servicios de inteligencia españoles. La segunda, la del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, para que aclare a la Cámara el estado de nuestras relaciones diplomáticas con Rusia