Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 25 s 7 s 2007 ABC Seis de los ocho candidatos que participaron en el debate posan para los fotógrafos. En el centro, Hillary Clinton, y a su izquierda, Barack Obama: los dos favoritos EPA Internet irrumpe en la campaña de EE. UU. Los ocho candidatos demócratas responden a preguntas formuladas a través de vídeos online JOSE LUIS DE HARO SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Por primera vez en la historia electoral estadounidense, internet ha cobrado un protagonismo especial en la carrera por la Casa Blanca que podría, incluso, robar la atención a los medios convencionales. El debate democrático celebrado el pasado lunes en Charleston, Carolina del Sur, y patrocinado por la plataforma de vídeos online YouTube y la cadena de televisión CNN contó con un nuevo aliciente que aportó frescura y espontaneidad al rifirrafe de los liberales que, al fin y al cabo, dejaron muchas cuestiones en el aire. Aunque los supuestos protagonistas de la contienda deberían haber sido los ocho candidatos demócratas, lo cierto es que el momento de fama corrió a cargo de las 39 personas, de los más de tres mil participantes, que en formato de vídeo online formularon sus preguntas a los aspirantes a la presidencia. Desde un padre que ya había perdido un hijo en Irak y se cuestionaba si perdería otro más, una pareja gay que pedía explicaciones del porqué de no poder contraer matrimonio hasta una mujer en plena lucha contra un cáncer de mama que se preguntaba si la posibilidad de tener acceso a un seguro médico acrecentaría sus posibilidades de sobrevivir. Con este panorama, el enfrentamiento edulcorado que tuvo lugar en la academia militar de Citadel, en Charleston, no mostró más que la perfecta pose de los liberales, cuya líder fue una vez más la senadora por Nueva York, Hillary Clinton, que durante la última docena de encuestas se erige como la principal candidata con un 40 por ciento de los votos, seguida por el jovencísimo senador de Illinois, Barack Obama, con un 25 por ciento de aceptación. Aun así en los mentideros políticos, los analistas aseguraron que ninguno de los contrincantes de la que fuera primera dama de Estados Unidos quiso hacerle frente o ponerla en ninguna situación comprometida. El gobernador del estado de Nuevo México, Bill Richardson, el primer hispano que aspira a ocupar la Casa Blanca, prometió que defenderá a ultranza los derechos de los homosexuales, mientras que el senador Christopher Dodd, dijo que su objetivo era lograr la unión de todos los estadounidense. El también senador Joseph Biden se declaró partidario de enviar tropas a Darfur para poner fin a la guerra civil en ese país africano, aunque Clinton dijo que eso sería una tarea imposible ya que gran parte de la fuerza militar de EE. UU. estaba en Irak. Otros participantes en el debate fueron el congresista Dennis Kucinich, el ex gobernador Michael Gravel y John Edwards, el tercer favorito de todas las quinielas pero todavía distante de alcanzar a Clinton y Obama. se aventuró en asegurar que era importante explorar distintas áreas en las que tengamos capacidad potencial de avanzar y añadió: Creo que es una desgracia que no hayamos hablado con ellos Por supuesto, Clinton con rostro gélido y hierático se apresuró en advertir que este tipo de encuentros podrían utilizarse con propósitos de propaganda. Desde luego, no vamos a tener simplemente a nuestro presidente reuniéndose con Fidel Castro y Hugo Chávez y el presidente de Corea del Norte, Irán y Siria, hasta que sepamos mejor cuál sería el camino a seguir explicó. Gracias a esta nueva plataforma, los candidatos abandonaron por primera vez ensayadas respuestas e improvisaron sus discursos. Además, el humor de muchos de los participantes provocó las risas entre los políticos que a duras penas pudieron contenerlas ante las preguntas formuladas por gente disfrazada o cantando lo mucho que debían pagar por sus impuestos. También hubo un muñeco de nieve que preguntó sobre el cambio climático. El liderazgo de Hillary Momento de tensión El único momento de tensión que se vivió en la sala sucedió cuando un inocente ciudadano tiró una bomba de pregunta: ¿Se reunirían ustedes con los líderes de Irán, Siria, Venezuela, Cuba y Corea del Norte en el caso de llegar a la Presidencia? En ese mismo instante, Obama El humor que no falte J. L. H. NUEVA YORK. Mientras Hillary Clinton se empeñó en no ser tachada de liberal sino de progresista no faltó tiempo para que los candidatos aprovecharan cualquier momento para demostrar que también cuentan con un limitado sentido del humor. Así, Edwards no dudó al ser obligado en destacar los pros y contras de Hillary, en tomarla con la chaqueta color salmón de la única mujer que pelea por la Casa Blanca. En tono de sorna, Edwards reconoció que el servicio que tanto Hillary como su esposo, el ex presidente Bill Clinton, dieron a los estadounidenses hace unos años había sido excelente pero a continuación, mirando fijamente la chaqueta de Clinton, añadió pero no se si esa chaqueta es la adecuada Por supuesto, Edwards salió proclamado como el más humorístico de todos. Uno de sus vídeos de campaña diseñados para su emisión en la red, bromea con su supuesto corte de pelo de 400 dólares y con la música del musical Hair de fondo, no duda en mostrar imágenes de cortes de pelo del presidente Bush y el fiscal general de Estados Unidos, Alberto Gonzales, que se fusionan con imágenes del desastre del Katrina o la guerra en Irak. ABC. es Vídeos el debate en abc. es internacional