Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA El gran apagón de Barcelona s Persiste el caos MIÉRCOLES 25 s 7 s 2007 ABC Un grupo de barceloneses cortaron anoche el paseo Maragall e impidieron el paso de los autobuses urbanos EFE El caos ciudadano por el apagón eléctrico se extiende ahora a las administraciones Un carrusel de ruedas de prensa de Generalitat, Ayuntamiento y Red Eléctrica no aclaran cuándo se recuperará la normalidad M. J. FRANCO I. ANGUERA BARCELONA. El caos ciudadano provocado por la grave avería eléctrica que dejó Barcelona sin luz el lunes, se vio ayer mitigado por la recuperación parcial de algunos servicios, pero dejó al descubierto otro no menor que afecta a administraciones y eléctricas. Las declaraciones de políticos y técnicos, a veces contradictorias, la búsqueda de culpables y las acusaciones explícitas o subterráneas entre las compañías implicadas en el apagón (Red Eléctrica de España y Fecsa- Endesa) contribuyeron a aumentar el enfado y la confusión ciudadana. Los afectados sólo pretenden saber dos cosas: cuándo tendrán luz y cuándo y cómo recuperarán las pérdidas sufridas por la falta de ésta. Y si difícil era descrifar la primera pregunta, imposible parecía acometer la segunda. Mientras las eléctricas auguraban al mediodía que unos 50.000 abonados, de los 300.000 iniciales, pasarían su segunda noche a oscuras, la Generalitat daba un puñetazo sobre la mesa y aseguraba que en las horas valle (cuando hay menos consumo, es decir, por la noche) todo el mundo tendría suministro. El presidente de Red Eléctrica de España (REE) Luis Atienza, se desplazó a Barcelona para explicar que todo pudo haber sido mucho peor. Sostuvo que la avería nada tiene que ver con la denunciada falta de inversiones y que es la más grave que se puede producir en la red. Un incidente de manual llamado a pasar a los libros de ingeniería eléctrica. Según Atienza, los sistemas de protección funcionaron cuando un cable de distribución de 110 kilovoltios (propiedad de Fecsa- Endesa) cayó sobre la red de transporte de REE de 220 kv. Prueba de ello, dijo, es que lograron confinar el problema a sólo tres de las 15 subestaciones de Barcelona: la de Collblanc, donde se produjo la incidencia; la de Urgell, ya reparada; y la de Maragall, que ardió y sigue sin poder repararse. Los barrios que continuaban sin luz dependen de ésta. El presidente de Red Eléctrica indicó que aún se desconoce la causa de la caída del cable, y pidió una reflexión sobre la configuración de la red eléctrica en las grandes ciudades, que debería ser más robusta, redundante y capaz Luis Atienza no se atrevió a dar tiempos sobre la reparación de la avería, algo que corresponde al distribuidor del suministro (Fecsa- Endesa) ñana el alcalde, Jordi Hereu, y la segunda teniente de alcalde, Imma Mayol. Ésta reconocía por la tarde, en su segunda aparición del día, que, pese al anuncio de Castells, habría una segunda noche sin luz Fecsa informaba a última hora de que se había logrado reducir la cifra de afectados a 10.000. Conclusión: un buen puñado de barceloneses afrontaba la noche con enorme incertidumbre sobre lo que ocurriría. Las administraciones mantenían los dispositivos de seguridad que, unidos al comportamiento ciudadano, permitieron que la primera noche no se registraran más accidentes de tráfico de los habituales y que los robos fueran inexistentes en los barrios sin luz. La recuperación del suministro eléctrico en la ciudad fue posible, en buena medida, por la instalación de generadores por parte de Fecsa y del Ayuntamiento. A las once de la noche llegaban a Barcelona varios camiones militares con transformadores. En el ámbito político, y tras las primeras 24 horas de desconcierto en las que ni el Ayuntamiento, ni la Generalitat ni la oposición supieron reaccionar al caos, ayer se sucedieron las denuncias y peticiones de comparecencia desde todos los ámbitos. El actual titular de Industria y ex alcalde de Barcelona, Joan Clos, y el ex ministro de Industria y actual presidente de la Generalitat, José Montilla, fueron el blanco preferido de las críticas por la falta de previsión política ante el caos creado en la capital catalana. Críticas que coincidieron en señalar la responsabilidad socialista en todos los ámbitos administrativos. El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, salió del mutismo del Los socialistas, responsables Inaceptable A continuación compareció ante los periodistas Antoni Castells, consejero de Economía y Finanzas de la Generalitat, quien calificó de inaceptable lo ocurrido y aseguró el suministro para todos en las mencionadas horas valle Con la misma contundencia se expresaron los responsables municipales. No aceptaremos que la ciudad pase una segunda noche como la anterior manifestaron por la ma- El presidente de Red Elécrica de España, Luis Atienza, asegura que los sistemas de protección funcionaron, ya que lograron confinar el problema a sólo tres subestaciones de las quince con que cuenta la ciudad