Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 24- -7- -2007 GENTE 40 75 Beyoncé Knowles y su novio, el rapero Jay- Z, en posición muy acaramelada al sol de Génova ENFOQUE Beyoncé El feraz beso de la mujer pantera y el rapero Jay- Z La cantante surgida del grupo Destiny s Child y protagonista de Dreamgirls recarga pilas de su gira mundial al sol de Portofino. Acompañada por su novio, prepara su vuelta a sus faraónicos conciertos desde la tierra del amor ANTONIO ASTORGA mo así se llama su novio) un tipo que amasa una fortuna de más de ochenta millones de dólares y que ocupa el puesto número nueve de la lista de celebridades más poderosas de la prestigiosa revista Forbes Feraz, y no feroz, porque Beyoncé está susurrando, sugiriendo el beso a su amado, en la tierra de Romeo y Julieta: un beso fértil, un beso copioso de frutos. Son dos boquitas pintadas y tendidas al sol de Portofino (Génova) idílico paraíso para una pareja de enamorados. Cuentan las crónicas de agencia que la pareja estuvo relajándose mientras se resguardaba del sol en unas tumbonas cercanas a la piscina. La cantante y el rapero (sic) no pudieron evitar mostrarse acaramelados, pues a pesar del tiempo que llevan saliendo juntos, cuatro años, su amor no para de crecer, lo mismo que sus rumores sobre su posible enlace. A los enamorados no les puede ir mejor tanto en su vida personal como en la profesional En Génova se inspiraron Rubens y Van Dyck, y la ironía de Dickens se apreció también en esta ciudad de enamorados, la misma que emocionó a Flau- S i la princesa del pop- -así llamada Britney lencería de mercadillo Spears- -amenaza con volver a la música bañándose mortal y rosa en aguas de Malibú, Beyoncé Knowles, la chica del póster, quiere destronar los mitos hispanos de la folclórica y el torero o la pija y el futbolista. Beyoncé, que deslumbró en la nueva versión de La pantera rosa acaba de crear una nueva especie: el feraz beso de la mujer pantera y el rapero Mazinger Z (perdón, Jay- Z, que es co- bert e inspiró algunos cuadros del paisajista inglés Turner, cuando Proust sucumbía a la belleza decadente de Venecia. Beyoncé, loca de amor le está dibujando unos contundentes y demoledores bises a su alma gemela. Mujer de voz, carne y movimiento, que canta peligrosamente enamorada ha sido dirigida por Spike Lee en televisión y es la imagen de L Oreal. Y con la pintura desconecta. Como ahora en Génova, donde está unplugged (desenchufada) de su gira mundial The Beyoncé Experience Tour que arrancó en abril en Japón, pasó ya por Madrid y concluirá en septiembre. A Monterrey (México) llegó días pasados con más de hora y media de retraso a su concierto (como Perico Delgado a la salida del Tour de Francia) Beyoncé subió al escenario, contoneó sus caderas y con su voz, que tarda bastante en caldear su garganta, se comió a sus fieles, regados en tequila y ron. Un día antes, en otro concierto en San Luis (Estados Unidos) dos espectadores resultaron heridos por los fuegos artificiales de su faraónica puesta en escena. Beyoncé acudió a la sala de emergencia del hospital a reanimar a sus admiradores, pero sospechamos que no con la feraz puesta en escena con Jay- Z.