Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es MARTES 24- -7- -2007 ABC Una jornada caótica Precedentes La ciudad sufrió otro apagón en octubre Barcelona sufrió importantes fallos de suministro eléctrico en octubre del año pasado, en 2000 y en 1997. El fallo eléctrico del otoño pasado afectó a ocho millones de personas y a varias comunidades. En diciembre de 2000 hubo una interrupción de fluido debido a una punta de demanda. En 1997, la incidencia dejó sin luz al 70 de los abonados. Sanidad Las operaciones no urgentes, suspendidas Los hospitales Clínico, Esperanza, San Pablo y Sagrado Corazón se vieron obligados a suspender las operaciones no urgentes, así como las analíticas y los diagnósticos por la imagen. Un afectado fue el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, que se iba a operar de menisco. La cirugía crítica se mantuvo gracias a los generadores. El apagón afectó al Hospital Clínico Un apagón histórico deja a Barcelona sin luz, la sume en el caos y causa pérdidas multimillonarias La falta de suministro, que se prolongó de madrugada, provocó la indignación en miles de vecinos s Transportes, hospitales y negocios, principales afectados MARÍA JOSÉ FRANCO BARCELONA. Un grave incidente eléctrico sumió ayer Barcelona en un inmenso caos que afectó a todos los ámbitos de la actividad ciudadana. El apagón histórico que sufrió la Ciudad Condal como consecuencia de la caída de un cable de alta tensión en la subestación de Collblanc dejó sin suministro a 300.000 abonados de todos los distritos de la ciudad, entre los que hay particulares y negocios. Otros 50.000 clientes de varios barrios de las poblaciones de L Hospitalet y Esplugues de Llobregat se vieron también afectados. Aparte de las molestias que la falta de suministro ocasionó en tal cantidad de domicilios durante tantas horas, hospitales, transportes, tráfico rodado, comercios, hoteles, restaurantes, ascensores o servicios de telefonía móvil vivieron situaciones muy complicadas. A la espera de poder evaluar los daños económicos que el corte de luz ha producido, con seguridad tendrán que cuantificarse en cientos de millones de euros por las pérdidas en numerosos negocios del gremio de alimentación y restauración. También se prevén otro tipo de consecuencias. La Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona han abierto sendos expedientes informativos para investigar las causas de la caída del cable y estudiar posibles responsabilidades. El comienzo del caos se situó a las 10.53 de la mañana en la estación de Collblanc de Barcelona, donde se produjo un cero de tensión debido a la caída de un cable de distribución de 110 kilovoltios (Kv) sobre el parque de transporte de la distribuidora Red Eléctrica de España (REE) de 220 kv. La REE es la propietaria de la red de alta tensión, mientras que los abonados afectados por el apagón son clientes de la distribuidora Fecsa- Endesa. Según explicó el delegado de la Red Eléctrica de España en Cataluña, Lluís Pinós, como consecuencia del incidente se perdió la tensión en las subestaciones de 220 kv de Urgell y Maragall, y en esta última se produjo un incendio que tardó varias horas en ser sofocado por los bomberos. Los técnicos no pudieron acceder para comprobar lo ocurrido dentro hasta horas después. Las causas de la caída del cable se desconocían ayer. Pinós se limitó a explicar que el sistema estaba tocado como consecuencia de dos accidentes recientes que dañaron estaciones y cableado de la ciudad de Barcelona. Negó que el problema se debiera a la falta de mantenimiento No fue un sabotaje Los bomberos trabajan en la estación eléctrica de Maragall, que sufrió un incendio FOTOS: ELENA CARRERAS