Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA LUNES 23 s 7 s 2007 ABC COMUNICACIÓN Masiva despedida a Jesús de Polanco El entierro del presidente del Grupo Prisa, Jesús de Polanco, reunió a algunos de los más destacados empresarios de España y a un gran número de políticos socialistas, aunque pesó más la vieja guardia felipista que la nueva ola de Zapatero BLANCA TORQUEMADA MADRID. Adiós multitudinario al empresario Jesús de Polanco, que ayer a mediodía fue enterrado en el madrileño cementerio de La Almudena, en un cuartel (así se llaman las parcelas de ese descomunal y laberíntico camposanto) con vistas a la metrópoli desparramada en torno al pirulí de O Donnell. Las elevadísimas cuotas de poder e influencia que ayer confluyeron en la despedida del presidente del grupo Prisa dejaron constancia del relieve del personaje, forjador en la Transición de una hasta entonces inexistente pata izquierda mediática que equilibró la convivencia. El sacerdote José María Martín Patino (a quien el propio Polanco atribuía, sin disgusto, el hallazgo de haberle rebautizado como Jesús del gran poder desgranó junto a la sepultura un sencillo y sentido responso en el que glosó al desaparecido como líder de las libertades Dada la génesis del grupo Prisa, no resultó ayer extraño el acusado perfil felipista de buena parte de los asistentes, al tiempo que se detectó una menor presencia de los peones del zapaterismo, después de que el jefe del Ejecutivo ya hubiera presentado el sábado sus condolencias en la capilla ardiente instalada en la Fundación Santillana. Así, junto al ex presidente del Gobierno Felipe González, se pudo ver en el entierro a quien fue su vicepresidente y ministro de Defensa, Narcís Serra, al ex ministro de Educación José María Maravall, a la ex ministra portavoz del Gobierno Rosa Conde o al ex ministro de Economía y Hacienda Carlos Solchaga. Frente a este núcleo duro de los ochenta, el actual Ejecutivo socialista estuvo representado por el titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, la de Fomento, Magdalena Álvarez, y el de Cultura, César Antonio Molina. Como puente entre unos y otros ejerció el pre- Ignacio de Polanco, hijo del empresario fallecido y su sucesor al frente de Prisa, junto a su hermano Manuel FOTOS: JAIME GARCÍA Muchos ex ministros El ex presidente del Gobierno Felipe González sidente del Partido Socialista y de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, superviviente del clan de la tortilla quien mantuvo una intensa charla con el presidente de la Generalitat, JoLa presencia de miembros del Partido Popular fue, obviamente, más modesta y teñida de tinte institucional o de cortesía debida. Si a la capilla ardiente había asistido el presidente del PP, Mariano Rajoy, en el entierro se vio al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, y al vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González. Del mundo de la comunicación destacó la visita a la capilla ardiente, por la mañana, del presidente de Honor de ABC, Guillermo Luca de Tena, y de la presidenta- editora de nuestro diario, Catalina Luca de Tena, mientras que en el posterior sepelio estuvieron el presidente de Vocento, Santiago de Ybarra, el consejero delegado de Vocen- Mariano Rajoy y Gabriel Elorriaga to, Belarmino García, y el presidente- editor de La Vanguardia, Javier de Godó. Pesó también en el cementerio de La Almudena una acreditada representación empresarial. Allí acudieron, entre otros, el presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez; el de Telefónica, César Alierta; el de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; el de ACS, Florentino Pérez, o el ex presidente del BBVA Emilio de Ybarra. Junto a Ignacio de Polanco, hijo mayor del fallecido y su sucesor al frente de Prisa, el consejero delegado del grupo, Juan Luis Cebrián (con su esposa, la periodista Teresa Aranda) se convirtió en el receptor de casi tantos pésames y condolencias como la familia. Además de los otros tres hijos del empresario (Manuel, Isabel y María) y de sus nietos y otros allegados, los trabajadores de Prisa formaron una piña en el adiós al fundador, desde la cúpula directiva en pleno a la espuma mediática de los rostros populares, como el de Iñaki Gabilondo o el del chico Cuatro Gonzalo Miró. El Nobel de Literatura José Saramago, la peletera Elena Benarroch, el director de la RAE, Víctor García de la Concha, el rector de la Universidad Autónoma, Ángel Gabilondo, y el presidente del Barça, Joan Laporta, completaron una significativa radiografía social en la España de 2007. sé Montilla. El presidente de Honor de ABC, Guillermo Luca de Tena, visitó la capilla ardiente, en la que también estuvo Mariano Rajoy