Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 23- -7- -2007 Nacionalismo radical en Galicia ESPAÑA 17 A la izquierda del Bloque tras la fracasada vía autonomista de Quintana Como cada 25 de julio, una marcha de izquierdas recorrerá el centro de la capital gallega. Es su forma de celebrar el Día de la Patria Galega la jornada que entienden idónea para reclamar el derecho a la autodeterminación del pueblo gallego, la escisión de España... y del capital. Pero este año los distintos grupos independentistas que existen en Galicia concurrirán unidos en una sola manifestación, con un lema que les articula a todos- Autodeterminación -y convocada por la última plataforma por la causa formada en la comunidad. Se llama Causa Galiza y en su presentación, el 14 de julio, su portavoz, Braulio Amaro, habló meridianamente claro: Queremos unir a todos los sectores que están a la izquierda del Bloque afirmó, un partido que consideran ha fracasado desde que se ha encumbrado a las alturas del poder en la Xunta. Por eso, en su manifiesto de presentación a la sociedad, esta plataforma anuncia que quiere crear una corriente de opinión sobre la necesidad de la liberación nacional de su Galiza y de incluir ese derecho en la reforma del Estatuto gallego. Éste es el principal argumento para cargar contra el partido de Anxo Quintana, convertido, dicen, en una fuerza autonomista y ya no nacional Estado en el que quedó la sede de Caixa Galicia tras la explosión del artefacto en 2005 comprendió la necesidad de implementar formas de resistencia nacional de carácter ilegal y de violencia política ante un marco jurídico- político cerrado y dogmático que imposibilita la voz soberana para nuestra nación vislumbraba el odio atroz que estos activistas heredaron respecto al proceso democrático del Estado. El mismo texto, de apenas tres páginas de una densidad superlativa, servía también para confirmar las sospechas: Resistencia Galega está formada por una decena de activistas jóvenes, desgajada de la organización juvenil AMI (que en sus siglas en gallego significa Asamblea de la Juventud Independentista) formada en el año 1995 con la herencia del Exército Guerrilheiro do Pobo Galego Ceibe (ejército guerrillero del pueblo gallego libre) y de una serie de grupos escindidos de un Bloque Nacionalista Galego de corte soberanista, e impulsora de todos los proyectos independentistas violentos. En esa década y hasta 2005, los jarraicitos de AMI, como los denominaban responsables en el Gobierno del PP gallego, siembran la simiente de la kale borroka vasca con la colocación esporádica de petardos y cócteles molotov en cajeros bancarios, empresas expoliadoras de recursos energéticos obras públicas agresivas inmobiliarias especuladoras sedes de partidos políticos españolistas y resurgieron también durante el Prestige con el saqueo incesante de camiones del Ejército. Pero el asalto a Caixa Galicia, en el año 2005, es, sin duda, un paso más. En esta ocasión, el considerado líder del grupo- -rechazan lo de organización Uxío Caamaño Santiso, y Xiana Rodríguez Gómez son detenidos un día después del atentado como autores de la acción terrorista en el centro de Santiago. En el marco de la Operación Castiñeira de la Guardia MIGUEL MUÑIZ Civil, otros diez activistas de AMI son arrestados el siguiente mes de noviembre. Tras tomarles declaración, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz les pone en libertad provisional acusados de asociación ilícita, daños y alteración del orden público, y remite las actuaciones a los juzgados gallegos. Entre los activistas se encontraba el considerado jefe militar de Resistencia Galega, Antom García Matos, Toninho en busca y captura. No dieron más señales de vida hasta que el pasado septiembre de 2006, la Policía portuguesa encontró en un paraje montañoso del municipio fronteri- zo con España Vieira do Minho 26 bombas de fabricación casera junto a pegatinas y panfletos de propaganda en favor de la causa de Resistencia Galega. Estaban listas para su detonación. Había también manuales en español y portugués sobre cómo elaborar los cócteles molotov, así que desde ese momento la Policía lusa y la española colaboran buscando una posible residencia de los activistas en Portugal, que sólo saltan a Galicia para perpetrar sus atentados. Este 2007, los terroristas han entrado de nuevo en campaña, colocando artefactos explosivos en unas obras de chalés en el municipio pontevedrés de Nigrán (Pontevedra) y posteriormente en Cangas de Morrazo, el pasado 9 de mayo. Las últimas acciones que se le imputan fue la colocación de un artefacto con abundante metralla en el polígono de O Ceao (Lugo) -que, según la Policía, si hubiera alcanzado a alguien habría ocasionado graves daños perso- Pregonan la liberación nacional y social de Galicia, y creen insuficiente la vía política para lograrla Sólo en 2007 han colocado artefactos explosivos en cuatro ocasiones. En mayo se reforzó la investigación Campaña municipal Una suerte de kale borroka nales- -y el sabotaje a obras del AVE a Santiago acuñado por el mismo grupo el 18 de mayo. Fuentes de lucha antiterrorista se pusieron como fecha límite del salto cualitativo que comprueban en cada acción la fecha más emblemática para sus miembros, la de reivindicación de su bandera uniestrellada. En esa línea, la Unión Federal de Guardias Civiles hizo público un comunicado en el que advirtió de posibles contactos entre la banda terrorista ETA (cuyas recientes detenciones en Santander de miembros con afán de volar edificios públicos ha avivado el temor en Santiago) y los independentistas gallegos en Portugal, y afirman que se está estrechando el cerco a los activistas identificados. En contra de la alarma, sólo juega un factor: nunca matar personas ha sido la bandera reivindicada por sus acciones violentas. La única víctima mortal que carga el independentismo gallego se produjo en 1991 en el municipio de Irixoa, cuando el Exército Guerrilheiro asesinó a un agente de la Guardia Civil. Incluso entonces la misión era apoderarse de su vehículo y sus armas. Pero se les fue de las manos