Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 22 de Julio de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.457. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 3,20 Bélgica: 3,00 Estados Unidos: 3,50 USD. Francia: 3,05 Irlanda: 3,00 Italia: 2,80 Holanda: 3,00 Portugal: 2,45 Reino Unido: 1,80 LE. Suiza: 5.40 CHF. Marruecos. 30 Dh. Presidenta en tierra de hombres En la India, uno de los países del mundo con más desigualdades entre hombres y mujeres, una polémica política de 72 años, Pratibha Patil, se ha convertido en la primera fémina que alcanza la Presidencia POR PABLO M. DÍEZ a India, un país donde es mejor nacer vaca que mujer, tiene desde ayer a su primera presidenta de la Historia, una abogada de 72 años llamada Pratibha Patil que lleva cuatro décadas en la política y era hasta ahora gobernadora del Estado de Rajastán. Con el 65,82 por ciento de los votos del Parlamento, Patil derrotó al otro candidato, el vicepresidente Bhairon Singh Shekhawat, para un cargo ceremonial, pero de gran significado simbólico. Aunque mujeres como Indira Gandhi o Sonia Gandhi han sido elegidas primeras ministras de la India- -el auténtico puesto ejecutivo en la democracia más poblada del planeta- el nombramiento de Pratibha Patil supone un intento por dignificar el papel de las féminas en el otro gigante emergente de Asia. Y es que se calcula que en esta nación se han practicado en los últimos veinte 20 años diez millones de abortos de niñas y feticidios debido a la preferencia de las familias por el varón. El pago de una dote para casar a las hijas y el hecho de que ésta abandone a los padres para marcharse a vivir con el marido han provocado en la India un desequilibrio de género que sólo se produce en China, Pakistán y Corea. Sin embargo, el caso hindú es el más grave porque en 2001 había 927 niñas por cada mil niños menores de seis años cuando la media mundial es de 1.050 féminas por cada millar de varones. Por ese motivo, la elección de la primera presidenta pretende abogar por la igualdad entre hombres y mujeres. Es un voto contra las divisiones dijo el primer ministro, Manmohan Singh. Pero tan noble causa se ha visto empañada por los numerosos escándalos en los que se ha visto envuelta Pratibha Irene Lozano INVENTARIO DE ZOMBIS uando caía la noche en Mauthausen, los prisioneros de los nazis salían al patio para el último recuento y el kapo anotaba cuántos faltaban. Podían haber caído rodando por la escalera de 186 peldaños en la cantera donde realizaban trabajos forzados, aplastados bajo una piedra, o electrocutados por voluntad propia contra la valla electrificada. A la mañana siguiente se repetía la rutina, por si la debilidad había terminado de matar a alguien mientras dormía. Un hombre que vistió el uniforme de rayas azules y blancas en aquel campo de concentración, Joan Escuer, me contó en cierta ocasión que tras el recuento de la noche se dirigía a su camastro pensando: he vivido otro día. A la mañana siguiente, después del recuento de primera hora, encaraba la jornada diciéndose a sí mismo: he vivido otra noche. Aquellonopuedecompararseanada y es difícil evocarlo sin caer en la ligereza o la banalización. No tengo el cuerpo para rapapolvos, pero he visto en los rostros de un puñado de hombres salvados del mar y del cayuco la mirada de quien sabe que acaba de ser inventariado. Por azar. Cualquiera de esos 48 hombres podría haberse perdidoelúltimo recuento. Un objetoflotante cayó a su lado, como podría haber caído cerca de otro. Agarraron el brazo de alguien con chaleco salvavidas, pero ese brazo podría haberse tendido unos metros más allá, donde algún cuerpo que ha faltado al inventario fue engullido por el océano. Ahora 48 hombres piensan: he vivido otro día. Y miran con la precariedad de haberse convertido en muertos rescatados para la vida. Todo esto es poca cosa, más bien nada. Pero me lo manda decir César Vallejo: si un paria busca en el fango cáscaras, no es posible escribir del infinito. C L Pratibha Patil saludaba ayer exultante tras conocer su designación Patil. Entre ellos, destaca la investigación que se sigue para averiguar si desvió los fondos de un banco para mujeres para enriquecer a sus familiares. Además, ha sido acusada de proteger a su hermano en un caso de asesinato y ha protagonizado encendidas polémicas. Una de las más antiguas, desempolvada estos días en la campaña orquestada contra ella por la oposición, tuvo lugar en 1975, cuando aconsejó que los enfermos graves fueran esterilizados mientras era ministra de Sanidad del es- AFP tado de Maharashtra. Recientemente, enervó a los musulmanes del país al decir que las mujeres hindúes empezaron a cubrirse con velos para protegerse de los invasores islámicos en el siglo XVI, al tiempo que ha sido objeto de burla por asegurar que un santón muerto le había dado una premonición divina de gran responsabilidad Cierto o no, de ella depende ahora en buena parte que, en el futuro, en la India sea mejor nacer mujer que vaca o, al menos, igual que hombre.