Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 22- -7- -2007 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo 91 El sector espacial, como un cohete Aunque todavía a distancia de los países que lideran el panorama europeo, España se pone en órbita en los ámbitos industrial y científico, gracias a los nuevos satélites y a las colaboraciones internacionales JAVIER YANES MADRID. A 229 kilómetros de altura sobre el Atlántico, los módulos Apollo y Soyuz se estrechaban las manos como relataba al control de tierra el cosmonauta Alexey Leonov, a bordo de la nave soviética. Pero más que un simple apretón, aquel 17 de julio de 1975 se rubricaba en órbita un tratado de armisticio: el fin de la carrera espacial. Y con ello, el entierro de lo que la NASA consideró la edad romántica de la exploración del cosmos. Al otro lado del telón de acero, el factor emocional tampoco fue un mero disfraz de fines propagandísticos o militares. Hace cinco años, una encuesta nacional a la población rusa revelaba que, para los ciudadanos de aquel país, la presencia de su bandera allí arriba es una cuestión de orgullo. La nuestra es una nación romántica concluía uno de los expertos del estudio. En la segunda edad de oro del espacio que vivimos hoy, el oro toma un sentido más literal. Pero no podemos afirmar que el beneficio económico sea un virus posmoderno contra el viejo romanticismo. El martes pasado, el astronauta Pedro Duque resumía para ABC la fecundidad que, en plena era romántica rindió la carrera espacial a favor de la industria norteamericana: Por cada dólar invertido, recuperaron siete No en vano toda expedición a un nuevo mundo se ha propulsado con dinero, sólo cuando el nuevo mundo prometía más dinero. Lejos del ideal romántico, el espacio es hoy un negocio emergente para inversores intrépidos; el fundador de Virgin, Richard Branson, aspira a convertirse en el primer turoperador extraterrestre y la agencia rusa Roskosmos despacha multimillonarias vacaciones en la Estación Espacial ISS. En esta nueva economía extraglobal son precisamente los rusos quienes llevan la delantera. El pasado diciembre, el director de Roskosmos, Anatoly Perminov, señalaba que en 2006 su país dominó el sector Fechas estelares 2009: puesta en órbita del satélite Amazonas- 2 de Hispasat 2009: lanzamiento de la misión marciana de la NASA Mars Science Laboratory con instrumentos españoles 2010: entrada en operación del Seosat (Ingenio) satélite de vigilancia terrestre y ambiental con instrumentación óptica 2012: lanzamiento del satélite- radar militar Seosar Negocios astronómicos con 25 lanzamientos, frente a 18 de los norteamericanos, seis para China y Japón, y cinco europeos. En Rusia el sector espacial crece a un 14 anual, comprende más de 100 compañías y mantiene un cuarto de millón de empleos. Estas cifras permiten situar en perspectiva la- -modesta pero pujante- -industria espacial española. En nuestro entorno, Francia, con una facturación de 2.152 millones de euros y 11.099 trabajadores, pesa casi el equivalente a la suma de Alemania, Italia, Reino Unido, España y Bélgica. Nuestros datos aún envidian la altura estratosférica de los franceses; pero, sorpresa, crecemos más que los rusos. El pasado lunes, la Asociación Española de Empresas del Sector Espacial (ProEspacio) presentaba su balance de 2006: 439 millones de facturación, un crecimiento del 21 y un 12 más de empleos que han ampliado a 2.451 el número de españoles que viven del espacio. La administración pública añade su dosis de carburante: un plan estratégico hasta 2011, traducido en mil millones de euros, y una cuota en la agencia europea ESA que despega sobre el resto de socios, con un 14,3 más cada año. Los españoles no somos advenedizos fuera de órbita El operador de satélites de comunicaciones Hispasat cumple es- El satélite francés Corot cuenta con participación española en la búsqueda de exoplanetas te año su mayoría de edad con una flota de seis aparatos y otro más en la recámara, Amazonas- 2 un tráiler espacial de seis toneladas. Tampoco nuestra ciencia es bisoña en materia espacial. El próximo rover de la NASA, Mars Science Laboratory montará dos equipos españoles, una estación meteorológica y una antena. El telescopio orbital francés Corot cuenta con participación española en la misión de encontrar tierra firme más allá del océano ne- CNES Potencia espacial Seosat y Seosar, embajadores en órbita Seosat -rebautizado como Ingenio en su presentación la pasada semana por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero- -y Seosar serán los primeros satélites netamente españoles que orbitarán la Tierra desde 2010 y 2012, respectivamente. El primero montará una instrumentación óptica e infrarroja para observación terrestre, y el segundo, de uso militar, estará equipado con un sistema de radar, el único dispositivo de ambos proyectos que contará con tecnología importada. Ambos artefactos formarán parte de la red europea GMES de coordinación de datos climáticos, medioambientales y de seguridad contra catástrofes, y en el que además de nuestro país y la ESA, sólo Italia y Alemania aportan satélites propios. gro: exoplanetas rocosos capaces de haber engendrado a seres como nosotros. Otro centinela en órbita, el Metop de Eumetsat, es un guardián del clima con apoyo español. Pero como señala ProEspacio, el próximo salto cualitativo consiste en que pasamos de ser proveedores de equipos y servicios a liderar proyectos La patronal sectorial se refiere a Seosat y Seosar los primeros satélites de tecnología propia que nos devolverán desde el espacio nuestro retrato en imagen visible, infrarroja y electrónica, y que prometen catapultar a España y su sector espacial, como repetía aquel héroe galáctico de Disney, hasta el infinito, y más allá Más información sobre el sector: http: www. proespacio. org