Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 40 CULTURA Y ESPECTÁCULOS DOMINGO 22- -7- -2007 ABC Dos personas admiran algunos de los carteles expuestos en el MNAC EFE Arte y publicidad El MNAC despliega sus carteles modernistas MARTÍN ZARAGÜETA de un centenar de carteles modernistas conforman esta muestra, que refleja una etapa emblemática de la historia: no sólo de transformación social, sino también artística. Imágenes cotidianas y lúdicas de un estrato de la sociedad que se podía permitir soñar y divertirse, darse lujos y adquirir el motivo de los carteles. Todos ellos anunciaban productos de lujo, o no, de primera necesidad en todo caso; desde teatros, cabarets (véase el mítico Chat Noir café, absenta y tabaco, hasta una sorprendente imagen atrayendo a sifilíticos a su clínica sanitaria para una cura absoluta y radical Esta colección, de la cual se han restaurado más de 80 piezas, defiende una doble reivindi- C orrían los últimos años del siglo XIX, y asomaba una incipiente sociedad de consumo, mientras la publicidad se hacía un lugar prioritario en las calles de las grandes urbes. A consecuencia de ello, y en plena ebullición del llamado art nouveau, nació una corriente modernista dirigida al anuncio de productos de lujo: los carteles modernistas que exhibe el MNAC de Barcelona hasta el 30 de septiembre. Son reliquias mantenidas en el armario. Perlas artísticas o publicitarias (según como se mire) que el MNAC ha conservado y restaurado hasta sacar gran parte de ellas a la luz. Más cación: el arte modernista en la publicidad (muy a menudo infravalorada) y el fenómeno del coleccionismo. Precisamente ese es el eje central de la muestra, pues gran parte de las obras provienen de las colecciones de Lluís Plandiura y Alexandre de Riquer, que fueron adquiridas a principios de siglo (1903 y 1921) Figuras generalmente femeninas, estilizadas, lejanas al realismo y en actitudes delicadas y sensuales. La mujer, con una fijación hacia la gracilidad de sus cabellos y vestimentas, domina el motivo de la exposición. Los ornamentos, la viveza de los colores, las composiciones atrevidas y las ideas rompedoras acaban de conformar esta muestra, todo un símbolo y referente del arte del momento. Un arte exuberante de nuestro tiempo que no cabe en los museos y que invade la vía pública convirtiendo los lugares de anuncio en exposiciones permanentes Así calificaba el coleccionista y también autor de varias de las obras, Riquer (pues las usaba como fuente de inspiración) esta disciplina que muy pronto desbordó la función publicitaria para convertirse en todo un fenómeno artístico. La muestra, que según el jefe del gabinete de Dibujos y Grabados del MNAC, Francesc Quílez, posee una contrastada calidad y diversidad temática se centra en su cariz internacional La exposición abarca obras de autores europeos y americanos como Chéret, Mucha o Hassall, y destacan las obras de los tres catalanes Santiago Rusiñol, Ramón Casas y Alexandre de Riquer. Más información sobre la exposición: http: www. mnac. es