Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 MADRID Apertura del Metro Ligero a Pozuelo y Boadilla DOMINGO 22 s 7 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) de información que la concesionaria ha realizado entre los vecinos, con cartelería y folletos, al tiempo que se impartirán charlas sobre seguridad vial en los colegios de la zona, donde se realizó un concurso para dotar de una mascota al Metro Oeste. La seguridad y su control ha sido uno de los temas clave antes de la puesta en servicio de las dos líneas. Por ello, aseguran en la Consejería de Infraestructuras, no se pusieron en servicio antes de las elecciones. La diferencia con Sanchinarro y Las Tablas está en el número de kilómetros sobre los que había que realizar las pruebas, ya en los PAU eran sólo unos 5 kilómetros de vía en superficie. Además, durante el mes pasado se ha estado reforzando la seguridad, mediante la instalación de vallas, en algunos puntos del trazado, como por ejem- Vallas y semáforos en calles plo frente a Kinépolis o un instituto, a petición del actual consejero de Infraestructuras, Manuel Lamela, tras una visita a las instalaciones. En la seguridad tiene mucho que ver también la adaptación de los vecinos a convivir con las vías del tren, tal y como sucede en muchos países europeos. Deberán cumplir las normas y mantenerse atentos a los semáforos a la hora de cruzar. Por el momento, los responsables de la concesionaria han puesto durante estos dos meses pasados- -en los que el tren ha estado circulando en pruebas- -a personas con chalecos reflectantes en muchos cruces de carreteras y calles para ir recordando a los vecinos el nuevo elemento de transporte con el que cuentan. Aún así, en la estación de Cocheras, un gran Centro de Control vigila palmo a palmo, y durante las 24 horas del día, todas las instalaciones del Metro Oeste. Tendrá pronto un panel general en el que quede reflejado la posición de cada uno de los trenes que estará dando servicio a los vecinos de Boadilla y Pozuelo. Grandes pantallas emiten en tiempo real diversos puntos del camino e iluminan la pared central frente a la que se levantan tres puestos de control plagados de ordenadores. Una media de cinco personas atiende a lo largo de todo el día los datos y las imágenes que captan las cámaras instaladas por vías y paradas, aunque a partir de la 1 de la madrugada, hora de cierre como en el Metro, el retén de control es sólo de dos personas. Centro de control Los trenes tendrán una frecuencia de paso de 7,5 minutos (en septiembre será de 6) en hora punta y de 12 en hora valle Para viajar es válido el abono de transporte de zona B. Además existe un combinado Metro y Ligero por 1,75 euros Una de las estaciones del recorrido, que cuenta con 13 en la línea de Pozuelo y 16 en el de Boadilla El primero de los puestos de control está dedicado a vigilar la energía, la catenaria (tendido eléctrico) y la circulación de trenes de Pozuelo, mientras que tiene ojos para las estaciones. También controla las escaleras mecánicas y los ascensores aunque sólo cuentan con este servicio tres estaciones de Boadilla (dos en la avenida de Europa y una en Somosaguas sur) y una de Pozuelo (Montepríncipe) donde el Metro Ligero abandona por poco tiempo la superficie. El segundo puesto, con dos personas, hace lo propio pero en relación a la línea de Boadilla y añade el control de los talleres, cocheras y el túnel de lavado. El último puesto está dividido en dos partes. Una de ellas se dedica sólo a la seguridad y con sus cámaras de videovigilancia controla nuevamente paradas, cruces y zonas de maniobra, pero con la atención pues- V. I. ta esencialmente en los pasajeros. Por último, un operario está pendiente de la atención al cliente, de la información al viajero mediante la megafonía, las reclamaciones o los objetos perdidos. Con todo controlado ya sólo faltan los viajeros que llegarán el viernes para ocupar sus asientos. Más información: en el telf. 902282656 y www. metroligero- oeste. es