Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 ECONOMÍAyNEGOCIOS Ahorro e Inversión DOMINGO 22 s 7 s 2007 ABC Eduard Carmignac Presidente de Carmignac El euro, el crudo y los tipos dejan a la Bolsa sin atractivo en verano La renta fija y las cuentas remuneradas son la opción para diversificar la cartera, ante los índices en máximos, hasta que se estabilicen los mercados con el nuevo curso MI CARTERA DE INVERSIÓN MADRID. A pesar del menor volumen de negocio bursátil que se registra durante estas semanas en los parqués, o precisamente debido a este factor, las bolsas de todo el mundo no permanecerán tranquilas durante las próximas semanas de vacaciones. Con un euro rozando los 1,40 dólares, el crudo en máximos históricos y la losa de una posible subida de los tipos de interés, el inversor debería aprovechar sus vacaciones para descargar posiciones y esperar al inicio del nuevo curso, si no quiere encontrarse con sustos mientras descansa. Al contrario de lo que ocurría el año pasado por estas mismas fechas cuando los parqués habían salido de una minicrisis durante los meses de mayo y junio, y se recuperaba en esta ocasión, la mayor parte de los índices se encuentran en máximos anuales, y aunque es probable que a finales de año se recupereren, ahora mismo no es momento para arriesgar demasiado según Alicia Jiménez, de Self Trade Bank. REEQUILIBRIO ECONÓMICO urante la primera fase del reequilibrio económico mundial, los países emergentes cogieron tímidamente el relevo del crecimiento global mientras que Estados Unidos, motor histórico de la actividad, se ralentizaba, y Europa y Japón seguían haciendo todo lo posible para mantener un ritmo pausado. Este relevo se realiza de una manera suave. Sin duda alguna, la aceleración de la actividad de los países nuevos provoca un encarecimiento del precio de las materias primas, así como una presión a la baja sobre el precio de nuestra mano de obra que, sin embargo, se ve compensado por la reticencia de dichos países frente al consumo, generadora de un excedente de ahorro considerable que favorece nuestro crecimiento mediante unos tipos de interés anormalmente bajos. En segundo lugar, los países emergentes se envalentonan. Ya no se trata de conceder créditos de proveedores ilimitados y demasiado ventajosos a sus clientes poco previsores: la prioridad está en dar respuesta a las patentes necesidades de su demanda interna. Tampoco se trata de abastecernos en materias primas de bajo coste cuando nuestra desidia en materia de consumo energético hace que sea preferible preservar sus recursos en lugar de acelerar su agotamiento. Estos cambios geopolíticos no tienen que constituir un motivo de alarma. Así, la consolidación de la demanda interna de los países emergentes constituye una oportunidad histórica para nuestros exportadores, y un repliegue proteccionista por nuestra parte constituiría un grave error. Asimismo, el elevado precio del petróleo sea probablemente el mejor medio para combatir el recalentamiento climático. No obstante, estos cambios son el punto de partida de una extraordinaria redistribución de la riqueza. La absorción del exceso de liquidez, causante de los siete años de revalorización vividos por todos los activos, influirá negativamente en los activos no productivos. Las divisas de los emergentes, volverán a apreciarse arrastrando con ellas el valor de sus activos. En cuanto a los precios de las materias primas, probablemente nos reservan aún un gran número de sorpresas debido a su vigor. JOSÉ M. CAMARERO D Dólares por euro 1,38 1,36 1,34 1,32 1,30 1,28 Ene. EVOLUCIÓN IMPARABLE DEL EURO, FRENTE AL DÓLAR na opción para diversificar, como las Letras del Tesoro a un año, cuya rentabilidad ya se cuentra en el 4,41 algo que no ocurría desde hace casi seis años. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. 2007 FUENTE: Bloomberg MÁXIMOS EN LOS PRECIOS DEL PETRÓLEO Cotización del barril de Brent, en dólares 80 75 70 65 60 55 50 Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Dentro de estos productos, los fondos de inversión monetarios pueden ser una buena forma de invertir, pues permiten flexibilidad bursátil y una mayor liquidez a la hora de recuperar la inversión, frente a la renta variable. Otra opción que ha ido tomando fuerza en los últimos meses y que puede servir como complemento son las cuentas de alta remuneración y otro tipo de productos financieros con intereses cómodos para estos próximos meses. Interés al 4 4,41 2007 FUENTE: Bloomberg es la rentabilidad que registran las Letras del Tesoro, uno de los productos recomendados frente a la renta variable Entre todos los factores que más van a influir en la evolución de la renta variable durante las próximas semanas, se encuentra la evolución del precio del petróleo. Después de marcar máximos (por encima de los 79 dólares por barril) con la demanda de crudo estadounidense, unido a la crisis que se vive en Nigeria y los conflictos en Oriente Medio, los analistas confirman que hay pocas posibilidades de que el crudo baje su precio. A esta causa, se ha unido otro dato fundamental: China ya crece a un ritmo del 12 lo que implica mayor demanda de crudo por parte de sus industrias, en un momento clave como es el consumo de gasolina en Europa y Estados Unidos. Con los precios de los combustibles y otros derivados del petróleo por las nubes, los indicadores de precios pueden volver a temblar en el mes de agosto. Así lo estima Alicia Jiménez, quien explica que el dato de IPC del próximo mes puede ser francamente peor de lo esperado con esta subida del crudo. Si esta situación se diese, el siguiente eslabón de la cadena implicaría un golpe de timón en los tipos de interés. En Estados Uni- El petróleo, rondando los 80 dos, Ben Bernanke ya ha expresado su convencimiento de que deberían bajar algo, para fomentar el crecimiento norteameircano; pero en la zona euro, Jean Claude Trichet está dispuesto a subir más el precio del dinero para evitar tendencias inflacionistas. PIB moderado, euro al alza Otro de los indicadores sobre el que deberá estar pendiente es el crecimiento económico internacional. Ahora es más bajo que hace unos meses señala Lluis Peralta, de Gaesco, quien estima que la crisis del mercado inmo- biliario en EE. UU. puede lastrar su crecimiento. Para completar esta lista de posibles factores, se encuentra el euro, en niveles máximos históricos frente al dólar. Ya ha superado los 1,38 dólares. Con ello, los grandes exportadores son los más perjudicados. Ante este panorama, la opción más sensata que puede adoptar el inversor es la de mantenerse al margen de la renta variable, sobre todo hasta que se inicie el nuevo curso. Por primera vez en muchos veranos, los fondos de renta fija a corto plazo pueden ser una bue- Gracias a que los tipos de interés se encuentran en una zona alta, las cuentas de ahorro, los depósitos a plazo y algunos productos, como los derivados, ofrecen rentabilidades superiores ya al 4 Aunque todavía está lejos del 6 que lleva acumulado el Ibex- 35, no es tan mala opción adquirir estos productos, que dan más seguridad, frente a un contexto sin clarificarse estima Alicia Jiménez. Posteriormente, será en septiembre cuando haya que decidir si, definitivamente, es este un buen ejercicio para invertir en la renta variable. Las dudas provienen de Estados Unidos Cualquier movimiento que se registre en los mercados bursátiles vendrá propiciado fundamentalmente por la evolución de la economía norteamericana y la de sus tipos de interés. En estos momentos, Estados Unidos se encuentra en un punto clave para saber si confirma su recuperación económica o se mantiene estancada. Las previsiones de la Reserva Federal se inclinan hacia una cierta moderación, por lo que Bernanke ha apuntado a una posible bajada en los tipos de interés para mantener el actual ritmo de crecimiento. También la inflación estadounidense preocupa mucho más a los inversores que los precios de la zona euro, donde se encuentran contenidos en torno al 2 El precio del petróleo puede lastrar todo tipo de expectativas, mientras que la evolución del dólar continúa beneficiando a las grandes multinacionales de la potencia norteamericana, pues pueden vender sus productos con más facilidad que las europeas. Junto a ello, los datos del mercado inmobiliario de EE. UU. siguen condicionando las expectativas bursátiles de todo el mundo.