Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 22- -7- -2007 En portada s El modelo actual de turismo en España, agotado ECONOMÍAyNEGOCIOS 43 OPINIÓN EMPRESARIAL SOBRE VENTAS PREVISTAS Total turismo Alojamiento hotelero Hoteles de costa Hoteles urbanos Distribución Transporte Ocio Alquiler de coches Para el tercer trimestre de 2007 Aumento 39,1 54,8 1,5 43,5 94,3 Mantenimiento 35,1 33,5 37,3 53,5 22,6 40,5 40,3 39,6 89,1 7,8 23,9 24,4 26,2 23,2 3,1 43,7 17,4 5,2 0,5 Caída Se necesita moderación y contención de las plazas hoteleras Juan Molas s Presidente de la Confederación Española de Hoteles que también incide en la sostenibilidad de los territorios. OPINIÓN EMPRESARIAL SOBRE BENEFICIOS PREVISTOS Total turismo Alojamiento hotelero Hoteles de costa Hoteles urbanos Distribución Transporte Ocio Alquiler de coches 29,7 47,6 34,9 35,6 37,0 32,8 38,8 45,7 42,9 98,1 47,3 43,5 41,6 46,4 56,5 17,7 20,8 21,4 20,9 4,7 24,6 9,5 1,0 0,9 -Se espera que el gasto medio se reduzca un 2 pero nos moveremos en los 45.000 46.000 millones. En 2006 fueron 42.000 millones. ¿Esperan mejorar los ingresos por turismo? El representante de la patronal hotelera está convencido de que si se coordinan todos los sectores públicos y privados España seguirá siendo un líder mundial M. V. R. ¿Qué tendencias observan en las reservas? ducto de sol y playa en Andalucía, uno de los destinos favoritos, después de Cataluña. El lado positivo lo podemos encontrar en el turismo de las grandes ciudades. Los hoteles urbanos, sobre todo de Valencia, Barcelona y Madrid muestran una gran confianza en este ejercicio, tanto en ventas como en ingresos. También las zonas del interior tienen mucho que decir a partir de ahora. Las agencias de viaje, por su parte, han registrado una desaceleración intensa de su Las grandes ciudades, bien actividad en el segundo semestre, ante el retraso de la toma de decisión de las familias españolas ante su cada vez mayor endeudamiento y su preferencias por hacer escapadas más cortas o viajes de larga distancia. En el caso del transporte, en el aéreo se ha producido una caída de los precios, presionados todos por las low cost y aunque sus niveles de capacidad se encuentran en máximos históricos, en ingresos, sin embargo, no hay mejores datos que en 2006. Otros subsectores turísticos, como el alquiler de coches o los parques de ocio, museos o los campos de golf están registrando resultados muy positivos hasta ahora. Por lo que respecta al sector hotelero, de acuerdo con los datos de la Confederación Española de Hoteles, el 65 de los establecimientos estima que la ocupación será similar a la del verano de 2006, en que se produjo récord de visitantes; mientras que el 61 espera que los ingresos sean iguales a los del año pasado. ¿Cómo ve la temporada 2006 para los hoteleros? Más información sobre turismo en: http: www. exceltur. org -Estamos en un proceso de normalidad. el año va a ser prácticamente igual a 2006. Destaca una consolidación del turismo urbano en ciudades, como Valencia; Barcelona muestra una salud envidiable; Madrid también ha mejorado mucho en ocupación y precios, Toledo, Albacete, Salamanca... y se consolida el turismo alternativo de interior, como el etnológico, cultural, deportivo. -Si somos precavidos e inteligentes y nos esforzamos todos, no tenemos por qué perder nuestra cuota de mercado, porque nuestro producto es difícil de igualar. ¿Cree que España dejará de ser potencia turística? -Se está notando un cambio de tendencia en el periodo vacacinal. Más periodos de menos días, y estos periodos cambian de tipo de turismo. En cuanto a la demanda sigue siendo muy parecida, pero debemos ser capaces todos de coordinarnos mejor hacia los nuevos turistas europeos de la ampliación y de los nuevos países emergentes como China, Dubai o Arabia, porque los nichos de mercado son muy importantes. ¿Sobran -Deberíamos tener una contención en el crecimiento. Pido moderación, contención y conocimiento exacto de la realidad de todos los sitios. plazas hoteleras? Fernando González Urbaneja EL TURISMO NO ES os empresarios españoles metidos en turismo, que son muchos y buenos, no andan contando turistas y sacando porcentajes por campaña. Eso queda para los burócratas que pretenden que alguna campaña pagada por el Estado desanime a los españoles a irse fuera a hacer turismo, cual arbitristas groseros que imaginan que los consumidores actúan respondiendo a impulsos inducidos como si fueran cobayas de laboratorio. De las oportunidades que podía suponer el turismo para la economía española se empezó a hablar allá por los años veinte, cuando algunos europeos empezaban a viajar por aventura o disfrute. Pero para CONTAR VISITANTES L Lo que hoy llamamos turismo es algo complejo, multiforme y especializado. Para entender el sector hay que ir más al fondo, desagregar que hubiera una industria se requería volumen, turistas en busca de destino, y destinos con oferta adecuada para satisfacer la demanda. Al Estado correspondió crear parte de esa oferta, por ejemplo con la red de paradores de turismo, que rellenaron algunas de las primeras páginas de la industria turística española. Luego vino la oferta de sol y playa que captó las divisas para rellenar la deficitaria balanza de pagos. Y finalmente nació un sector privado creciente y pujante, que hoy cuenta entre los más experimentados del mundo. En pocos sectores aparecen en cabeza empresarios españoles como en la industria turística. Por eso analizar el sector por la dudosa estadística de entradas y salidas y de gasto per capita de esos visitantes suena antiguo e inútil. Lo que hoy llamamos genéricamente turismo es algo complejo, multiforme, desagradado, especializado... Además tan turistas son los locales como los extranjeros; los de temporada como los de ocasión; los de monte o los de playa o ciudad, o de todo un poco; los de aventura o los de lujo; los que vienen a empinar el codo o a conocer gente. Para entender el sector hay que ir más al fondo, desagregar. La oferta turística ha crecido de manera notable en España y en el mundo. En nuestro caso basta con darse una vuelta por las islas y por no pocas ciudades del centro o de la costa peninsular. Si comparamos la oferta hotelera española, en cualquier segmento del negocio, en cantidad y calidad, con la de cualquier otro destino europeo sus calificaciones son excelentes. Franceses e italianos, tradicionales destinos turísticos de éxito, tienen poco que enseñar a los españoles y su actual oferta no es mejor ni en precios ni en prestaciones. Pero si el sector se durmiera complacido en su éxito, si deja de invertir e innovar, perderá sus ventajas comparativas. Otros destinos entran en el mercado, más aun con las tarifas aéreas baratas y masivas, compiten con la colosal oferta española y amenazan su hegemonía. Los empresarios españoles no deben renunciar a nada, ni al sol y playa ni al lujo más exclusivo. Y nadie mejor que esos empresarios para decidir el destino del sector. Al Gobierno le toca hacer bien su trabajo, ofrecer seguridad física y jurídica, confianza, buenos servicios públicos y mejores infraestructuras. Lo otro es burocracia inútil.