Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 22 s 7 s 2007 ABC AD LIBITUM LA POLÍTICA PROVERBIOS MORALES ES MUY DURA URANTE el rodaje de Centauros del desierto, una de las mejores películas de toda la historia del cine, John Ford sufrió la picadura de un escorpión. Cundió la alarma. Los productores, desde Hollywood, llamaron al protagonista John Wayne para interesarse por el estado del mítico director. La respuesta del actor constituye toda una definición de caracteres: Ford se encuentra muy bien, el que ha muerto ha sido el escorpión No tengo muy claro por qué; pero esa vieja historia cinematográfica, mil veces repetida, se me ha instalado en la cabeza con intención de síntesis de lo que ocurre en el PP en estas últimas semanas. M. MARTÍN Está claro que el escorpión FERRAND ha muerto; pero, ¿hay alguien que se encuentre perfectamente? María Teresa Fernández de la Vega, siempre envuelta en un velo de aparente distancia y neutralidad, no suele desaprovechar las ruedas de prensa de los viernes, tras el Consejo de Ministros, para, como quien no quiere la cosa, darle un alfilerazo a sus adversarios. En política la suerte tiende a coincidir con la perseverancia. Según el diagnóstico vicepresidencial, el PP está pasando horas muy bajas y se encamina a la radicalización Algo de eso hay. Es fácil caer de la bicicleta cuando se deja de pedalear, y la prudencia de Mariano Rajoy, bien apuntalada por su pereza, tiene inmóvil y sin ideas desde hace más de tres años, desde la derrota del 14- M, a un partido que, después de decirse liberal, piensa mejor en la reducción de impuestos- -cosa buena- -que en la del gasto público innecesario- -cosa excelente e improbable, mande quien mande- Obsérvense las cuentas públicas de los territorios, regionales o locales, con gobiernos del Partido Popular. Con anterioridad a la deserción de Jaume Matas o de la fuga incentivada de Josep Piqué, el PP ya atravesaba horas bajas. El escorpión había hecho estragos y, aunque parece que Rajoy se encuentra perfectamente, la indefinición ideológica tiende a generar en los grupos políticos una suerte de adormecimiento y letargo. ¿Dónde ir, qué hacer sin romper unos límites que nadie se ha encargado de determinar? Lo que es más chocante y, seguramente, oportunista es que De la Vega barrunte y augure una radicalización- evidente dice- -del PP Desde la radicalización hueca en la que se ha instalado el PSOE, poco contenido y mucha saña, todo debiera parecer moderado. Cuando, con la que le está cayendo encima, un líder con fundadas aspiraciones de poder se limita a decir, como ha hecho Rajoy, que la política es muy dura no cabe hablar de radicalismo alguno, sino de desparpajo, desprecio a los protagonistas y víctimas del momento y, con ellos, a los ciudadanos que, por militancia o simpatía, constituyen el universo potencial de votantes que, llegado el caso, pueden llevarle en volandas a La Moncloa. La socarrona astucia gallega está muy bien para los usos tácticos, pero no vale un euro como sucedáneo de una definición programática. En ese caldo de desdenes y distancias se multiplican los escorpiones. DURÁN D nuestras respectivas carreras. Apenas nos vimos desde pesar de todo, también aquí, en España, el penentonces, lo que personalmente deploro, porque lo poco samiento liberal se abre camino. Lo que pasa es que hablamos en aquella época tuvo una influencia beque tiende a la especialización y sigue siendo néfica en alguien como yo, que llegaba a la universidad fundamentalmente respondón y reactivo, porque la trarezumando nacionalismo vasco. Nos encontramos de dición antiliberal, que en la derecha está al borde de la nuevo en el dos mil, cuando él presidía el Consejo Econóextinción, resurge furiosa en la izquierda y en los naciomico y Social, poco antes de que dictase aquel laudo nalismos hermanados por la pulsión intervencionista. ejemplar en el conflicto entre Iberia y Sepla, el sindicaQue el liberalismo permanece a la defensiva, se advierto de pilotos. Este último libro de Federico es note en las formas de su difusión impresa. Todavía table porque da exactamente lo que promete en hoy su principal cauce es la prensa diaria- -el coel título: una visión; es decir, una teoría. Y lo adlumnismo- y muy en segundo término el libro, mirable del caso no reside sólo en lo infrecuente con frecuencia bajo sellos editoriales desenfilaque resulta el cumplimiento de promesas ambidos, o entreverándose en los catálogos de colecciosas, sino también en el hecho de que dicha viciones ideológicamente heterogéneas. Esto difisión emerja de un conjunto de artículos publicaculta la búsqueda a los adictos, porque la clasifidos en diversos medios de la prensa económica cación de los títulos deseados en los anaqueles a lo largo de cinco años. La capacidad de produde las librerías parece, las más de las veces, aleaJON cir ideas razonables a partir del acontecimiento toria y desconcertante. Es más probable enconJUARISTI revela no sólo a un buen columnista, sino a un trar ensayos liberales en la sección de viajes o auténtico pensador. de jardinería que en las de filosofía y política. Hoy estamos, sin duda, mucho más lejos del horizonPero no hay que llamarse a engaño. Aunque la distrite del cierre del modelo constitucional que auspiciaba bución de la literatura liberal sea todavía precaria y paFederico Durán en el artículo de diciembre de 2003 con dezcamos las inercias de cuarenta años de ocupación que se inicia el libro. En cambio, suena desoladoramenprogre de la universidad y del mercado del libro, lo cierte actual la serie de preguntas de su primer párrafo: to es que la cultura de la izquierda se bate en retirada ¿Qué nos sucede? ¿Somos incapaces de asentar definidesde hace un par de décadas. Le quedan pocas ideas y tivamente nuestra convivencia sobre la base de un gran casi todas inservibles. Sin embargo, tal certeza no evita compromiso, como el que supuso la Constitución de la irritación que produce cualquier cala en una librería 1978, que parece que ha funcionado en todos los órdenes española elegida al tuntún. Llevamos año y medio de- -el económico, el social, el de las libertades individuamonopolio de memoria histórica e histérica. Uno pediles- -menos en el de la estructura territorial del Estaría tregua a los autores y a los libreros, al menos durando? ¿Nos haría falta un psiquiatra que desvelara las caute este período pre- vacacional en el que necesitamos sas de esta especie de rebelión contra la felicidad que abastecernos de lectura para el interminable agosto. nos aqueja, y que impide que disfrutemos de una situaPor eso se agradece el hallazgo de rarezas como el úlción en la que podemos encontrar todos los elementos timo libro de Federico Durán López, Una visión liberal precisos para el desarrollo y el progreso, individual y code las relaciones laborales, publicado el pasado año por lectivo? Me alegra comprobar que este liberal de Cála Universidad de Córdoba, donde el autor es catedrátidiz, lector apasionado de Borges y Ortega, sigue rebeco de Derecho del Trabajo desde hace más de un cuarto lándose hoy, como hace cuarenta años, contra la aparende siglo. Cómo pasa el tiempo. A Federico Durán lo conote fatalidad de lo peor. cí cuando ambos estudiábamos los primeros cursos de A