Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 21 s 7 s 2007 Tribuna Abierta AGENDA 55 José María Lancho Abogado LA ESTRATEGIA DE ODYSSEY esde el anuncio del traslado de toneladas de restos arqueológicos por Odyssey desde Europa hasta Tampa, la estrategia legal de la empresa cazatesoros ha dominado el asunto. Al fin y al cabo la operación legal se puso en marcha hace un año, con la decisión de Odyssey en el mes de septiembre de 2006 de solicitar varios interdictos (tres) en distintos puntos bastante alejados unos de otros. La decisión, aparentemente, tenía poco sentido, entre otras razones, porque sólo uno de esos interdictos fue reflejado en la memoria económica de la sociedad y estaba referido a un proyecto comenzado años antes en el Mediterráneo Occidental, pero de esta forma los abogados de la empresa tenían suficientes alternativas para pensarse mejor la designación del sitio e incluso negociarlo. Apelando de forma abusiva al secreto empresarial Odyssey ha desplegado un juego que va más allá de lo jurídico y demuestra que la vieja formativa sobre salvamento (salvage law) no es válida para encuadrar jurídicamente este tipo de intervenciones en yacimientos arqueológicos en el mar. Con la excusa de la necesidad de protegerse de otros competidores, ha guardado un secreto que le ha evitado los molestos intereses públicos de los Estados. Odyssey está en condiciones de inventarse de la pe a la pa las condiciones del hallazgo, está en condiciones de ofrecer cualquier versión. La ubicación del origen de esos restos arqueológicos, en esta fecha admite aún dos tesis: la atlántica y la mediterránea. La D Apelando de forma abusiva al secreto empresarial Odyssey ha desplegado un juego que va más allá de lo jurídico y demuestra que la vieja formativa sobre salvamento (salvage law) no es válida para encuadrar jurídicamente este tipo de intervenciones en yacimientos arqueológicos en el mar atlántica confirmaría, una vez que el vicepresidente de la empresa cazatesoros y la propia empresa aclaren las cuestiones penales que tienen pendientes en el Reino de España, relativas a delitos de daños contra patrimonio arqueológico, la posibilidad de que la District Court de Tampa determine mediante la normativa sobre salvamento si Odyssey tiene algún derecho sobre esos restos arqueológicos. permiten una estancia de las mercancías en Gibraltar inferior a 14 días, es la tecla que aparentemente inquieta más a todas las partes. los abogados de Odyssey deciden finalmente ubicar su hallazgo al Este de Gibraltar, algunos temen un conflicto que pueda implicar al Reino Unido. Este país reclama para Gibraltar tres millas de aguas territoriales aplicando la Territorial Waters Jurisdiction Act, de 1878. Odyssey, según la oposición gibraltareña trabajaba al Este más allá de las tres millas de Gibraltar sosteniendo la tesis de que lo que sigue a las aguas territoriales de Gibraltar son aguas internacionales. España no sólo no reconoce aguas territoriales a Gibraltar sino que sostiene que tanto esas tres millas como el espacio marítimo siguiente es español y teme la decisión de un tribunal norteamericano que perjudique esta postura. ¿Es razonable este temor? Éste es un falso debate, desde el derecho internacional y desde el propio derecho del Reino Unido, para quien sus Islas del Canal de la Mancha: Jersey, Guernsey, por supuesto Alderney, etc. tienen el mismo régimen de aguas territoriales de tres millas que Gibraltar y, sin embargo, la zona contigua de las aguas territoriales de la República Francesa y la zona económica exclusiva cercan las aguas de estas islas, sin que determinen que existan aguas internacionales, por lo que las aguas territoriales reconocidas o no por España, de Gibraltar, no producen perturbación alguna más allá de su extensión en las aguas territoriales, zona contigua y zona económica exclusiva de España en los términos reclamados por nuestro Reino. Si LatesisdelMediterráneo, la única que se explica desde las memorias económicas de la empresa, desde los movimientos de sus barcos en el 2007, y desde la interpretación gibraltarense de que los bienes arqueológicos fueron exportados mediante un permiso de tránsito- previsto para mercancías, no para restos rescatados de un buque hundido- pero que clas a la empresa Odyssey y el camino legal es largo: demostrar, por ejemplo, que su secreta labor ha sido algo tan poco secreto como una verdadera labor arqueológica, algo que es un requisito que al menos se exige por los Tribunales norteamericanos, porque, ¿qué actividad científica ha efectuado esta empresa? ¿qué libros ha editado? ¿qué información ha difundido? Lo cierto es que no ha existido una sola razón jurídica para que uno de los mayores hallazgos arqueológicos de Europa haya sido exportado a la sede social de la compañía Odyssey Marine Exploration a la espera de ser vendido y dispersado para siempre. Esa cuestión, pues aún no está cerrada. Nolequedanmuchasmáste- Javier Lostalé Escritor SÓLO QUIEN AMA TIENE HISTORIA Y al otro lado del silencio, la idea pura de la espuma de un ser: la que pensó una madre mientras los afluentes azules de sus pechos latían con el pulso de un nombre N ecesitamos mirar el mundo desde la luz descalza de otros ojos que nos sostienen. Amanecemos y anochecemos cada vez que quien nos ama abre o cierra algo. Sólo quien ama tiene historia, y de esta forma somos profundamente lo que somos, y sin mentira buscamos la fusión con lo amado. Todos queremos tener historia. Jóvenes y mayores padecen igual hambre de libertad encarcelada como definió el amor Quevedo. Y en ambos renace cada momento la frágil rosa que con su aroma da sentido al mundo. Es cierto que la juventud es un espejo claro capaz de reflejar con la misma nitidez imágenes sucesivas, mientras los mayores transcurren lentos en el vaho cálido de una imagen que ahonda, como un espejo al fondo del pasillo, las luces y sombras de los años compartidos: Oh tú la nunca vista y siempre hallada -escribió Vicente Aleixandre- -la no escuchada y siempre ensordecida. De tu rumor continuo voy viviendo. Cumplí los años, oh no, cumplí las luces. Cumplí tus luces misteriosas, y heme ciego de ti los días inauguran la luz en otros: El rostro de la tía soltera, hilo cálido para los descosidos de la familia; el rostro de la empleada de hogar que ha cumplido sus bodas de plata en la casa, que insiste en no tener vacaciones y cubre con su delantal la calma de unas formas que el tiempo cristalizó con los sueños consentidos en su pequeña habitación donde techo, armario, cama y ventana son panal de voces y cuerpos. bre. Hay un fluido llamado amor que desde el principio del mundo es desvelo de los mortales, un tiempo inmemorial de la sangre en expresión de Rilke. No hay, en efecto, memoria capaz de medir el nacimiento del amor. fuerza está en el origen, en el manantial que contiene ya en sí todo el río, en lo que trasmina estelar entre dos seres entrelazados. ¿Y el tiempo? Suspenso está para los amantes que en un minuto eterno tocan la pulpa de la existencia. Luego, al volver en sí, tienen de nuevo edad, e historia. Necesitamos el contacto de una mano para saber que somos sueño de otro ser, y que en ese sueño caben con el mismo resplandor toda nuestra ruina y grandeza. Sólo quien ama tiene historia. Su Elrostro de dos seres que se encuentran más allá de sus límites, el amor adopta otros rostros que no debemos olvidar, el de los que nunca amanecen para sí mismos, sino que con su corazón velado por la renuncia, todos Peroademásdeestellamear de esa monja de la Caridad que siempre cruza en volandas, y se inclina tanto sobre una herida que el vuelo de luz de sus ojos hace temblar la esperanza que cura. Y al otro lado del silencio, la idea pura de la espuma de un ser: la que pensó una madre mientras los afluentes azules de sus pechos latían con el pulso de un nom-