Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID SÁBADO 21 s 7 s 2007 ABC Rap finlandés para sordos El grupo finés Signmark congregó en Madrid a más de 500 personas sin audición en un concierto. El conjunto, combina en sus actuaciones la música con la lengua de signos internacional para que las personas con problemas auditivos entiendan las letras POR LETICIA TOSCANO FOTO JULIÁN DE DOMINGO MADRID. Sentir las vibraciones de la música, el sonido bajo los pies, la fuerza de un acorde saliendo de los altavoces y golpeando fuertemente el pecho mientras nos dejamos llevar por la magia de unos gestos que hablan sobre nosotros, sobre nuestros problemas y nuestro entorno social. Así se sintieron ayer más de medio millar de personas sordas, llegadas de distintos países del mundo, que se congregaron en la sala Long Play, en el madrileño barrio de Chueca, para escuchar al grupo finlandés Signmark Se trata de un conjunto de rap creado en el año 2005 que compone música accesible para todos los públicos, especialmente pensada para los sordos. El grupo, formado por tres jóvenes (sólo uno de ellos es sordo) reivindica en sus letras la igualdad de oportunidades para este colectivo que tiene que luchar cada día para superar las barreras de la comunicación. Lo más difícil para este conjunto ha sido trabajar uniendo las dos lenguas, la de signos y el idioma finés. La labor creativa en este conjunto se realiza en tres fases. En primer lugar es Marko, el joven sordo del grupo, el que tiene una idea que expresa al resto. Estos la escriben de forma que sea atractiva para las personas que pueden oír la música y una vez que la terminan, se la vuelven a pasar a Marko para que la traduzca a la lengua de signos internacional. Entendemos todo lo que dice, es muy claro signando afirmaba ayer una de las asistentes al concierto emocionada por la profundidad y la dureza de la primera canción. En ella, Marko, con un lenguaje no verbal muy expresivo, hablaba de su vida y de como todos le habían querido decir cómo tenía que ser y comportarse, por el simple hecho de ser sordo. Nuestra música gusta de forma diferente a las personas sordas y a las que no lo son. Los que no tienen problemas de audición se preocupan más por escuchar la música, el ritmo, las rimas... Sin embargo, los sordos se mantienen muy atentos a una letra que por primera vez pueden seguir sin problemas, ya que Marko la signa a la vez que yo la canto indicó Heikki, impresionado ante la gran cantidad de público asistente. Signmark no sólo lucha por la integración de los sordos con sus letras, sino también a través de su filosofía de vida. Cuando decidieron grabar su disco, en 2005, crearon su propia discográfica en la que dan trabajo a personas sordas, una forma de paliar los problemas que encuentra este colectivo a la hora de incorporarse al mercado laboral. A pesar de tener sólo un disco en el mercado y llevar apenas dos años tocando juntos, Signmark ha llevado su música a un gran número de países, la mayoría de ellos europeos, aunque también han hecho una incursión en el continente asiático, con un concierto en Japón. Su presencia en Madrid se enmarca dentro de la celebración del XV Congreso de la Federación Mundial de Sordos que por primera vez se celebra en España. Aquí, una vez más han querido demostrar que la música no tiene fronteras, y es capaz de unir a gente de todas las nacionalidades, con características muy diferentes. El éxito de convocatoria fue rotundo y desde las 21 horas decenas de jóvenes sordos se acercaron a la plaza de Vázquez de Mella para asistir a un concierto que finalmente no comenzó hasta pasada la medianoche. Sin embargo, la espera mereció la pena para las más de 500 personas allí congregadas que experimentaron, por primera vez, la emoción de un concierto en directo. Dos miembros del grupo Signmark durante el concierto que dieron ayer en Madrid. A la derecha, Marko signa la letra que canta Heikki Teresa Salgueiro, la voz de Madredeus llega al Conde Duque LUIS MIGUEL GÓMEZ MADRID. Viene procedente de Huesca y aún la esperan en Portugal, Italia, Colombia... Teresa Salgueiro no descansa. La vocalista del famoso grupo portugués Madredeus encara el año sabático del conjunto con una actividad frenética: disco en solitario y gira internacional. El éxito continúa acompañándola. El patio del Conde Duque la espera hoy a las 21,30. Recorre el mundo con su voz aterciopelada, abierta a nuevos estilos, aquellos que cantó en su juventud rodeada de buenos amigos. Você e eu (2007) su último trabajo, hace un repaso por la música popular brasileira y rescata del olvido melodías de Chico Buarque o Vinicius de Moraes. Ha sido una experiencia riquísima comenta a ABC. Le apasiona la música brasileña, su vitalidad y creatividad, la relación tan estrecha que hay entre público y artistas Para Teresa ha sido un desafío, aunque les une el idioma, el mismo universo poético del amor y la saudade soledad Con su música establece un diálogo entre ambas culturas, intenta fusionar esas raíces comunes, que son muchas, a pesar del inmenso océano que las separa. En su nueva andadura no está del todo sola. La acompañan unos músicos extraordinarios el Septeto dirigido por João Cristal. Me han recibido de una manera calurosa. Lo mejor es que se han venido conmigo, han estado dispuestos a cruzar el Atlántico y traer su música hasta aquí Teresa Salgueiro ABC Madredeus no tiene fecha de regreso. Cuando haya un nuevo proyecto lo diremos. Que nadie se asuste. No es la primera vez que nos tomamos un descanso