Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 21- -7- -2007 La dimisión de Piqué abre una crisis en el PP ESPAÑA 15 culminara lo que interpretaron como un mero amago o que lo planteó en unos términos tan tremendos que era imposible reconducir las cosas en referencia a la incendiaria misiva que remitió a Rajoy. Los que le conocen no dudan de que en frío, cuando pase el maremoto y reflexione sobre su actuación del jueves, se arrepentirá de muchas de las cosas que dice. La carta no va con su estilo. Esto es lo típico que escribes que caliente pero que luego no envías En el entorno de Piqué aseguran que tan sólo hubiera bastado eso, un papel, para que reconsiderara su decisión, pero estaba todo preparado, lo estaban deseando afirman en referencia a un difuso frente crítico al que se niegan a poner nombres y apellidos. También admiten que, sin embargo, un respaldo público no hubiera sido más que un parche ante la acumulación de agravios, de aguante y de intoxicaciones que la que ha sido víctima, dicen, Piqué. De hecho, aunque se hubiese cerrado esta crisis habría estallado otra, sin duda, en cualquier momento También a Rajoy le vieron bastante tocado algunos de los dirigentes del partido con los que habló esa tarde, aunque lo cierto es que el jueves la cúpula del PP se repartía entre Madrid, Islantilla (Huelva) -donde el partido celebraba sus cursos de verano- -e, incluso el AVE Sevilla- Madrid, donde, concretamente estaba Rajoy volviendo de su participar en el curso. Ya puestos ante el hecho irreversible, incluso los más críticos con la situación prefieren poner el acento en que mejor ahora que a dos meses de las elecciones Esperan que el verano actúe a modo de bálsamo, que la gente se olvide de la crisis y que todos comiencen a emplearse a fondo en la campaña de las elecciones generales. Daniel Sirera tiene el beneplácito de Madrid y hay quien le ve hasta de nuevo senador en la Cámara Alta. De la Vega y Montilla afirman que la marcha de Piqué hace que el PP se radicalice A. LARDIÉS MADRID. La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó ayer tras el Consejo de Ministros que el Gobierno ni puede ni debe entrar a valorar la marcha de Josep Piqué del Partido Popular, pero señaló que la dimisión demuestra que el primer partido de la oposición está pasando horas muy bajas y se encamina a una radicalización que parece cada día más evidente Asimismo, De la Vega aprovechó para opinar sobre la propuesta de Rajoy sobre una reforma de la ley electoral, de tal manera que sólo puedan gobernar los partidos que obtienen más de un 30 por ciento de los votos. El señor Rajoy no ha presentado texto alguno, y eso no tiene la seriedad y el rigor necesarios que requiere referirnos a algo que se refiere al bloque de la constitucionalidad señaló. Por su parte, José Montilla afirmó que Mariano Rajoy no está en las mejores condiciones para optar a gobernar, ya que no es capaz de hacerlo en su propio partido, en el que hay una crisis que pone en evidencia la debilidad del liderazgo de Rajoy, informa Efe. Sobre los efectos de la dimisión de Piqué, Montilla comentó que, en política catalana, todo apunta a que habrá un PP más radical, más en la línea del discurso del secretario general, Ángel Acebes, de un partido no tan centrado Además, Montilla reveló que mantuvo una conversación telefónica con Piqué, de la que no quiso dar detalles por tener un carácter personal VOLVER A EMPEZAR Y después de Piqué ¿qué? Buscar un candidato que sea aceptado por los militantes, fidelice electores y recupere abstencionistas y fugas go de recorrer el territorio que está bajo su jurisdicción. En el contexto, cabe añadir el desencuentro final con Rajoy quien, al parecer, no quiso o no pudo cumplir la promesa de renovar, centrar y liberalizar el partido. Todo ello, pudo haber llevado a Piqué a considerar que estaba en un partido que no era el suyo. O a considerar que no tenía sentido continuar resistiendo en un ambiente que le era poco propicio. Aprovecha el pretexto de la desautorización y dimite sin que nadie- ¿un error en la presente coyuntura preelectoral? -Lo impida. El texto: el fracaso electoral y estratégico de un PP catalán que no pudo morder -hay radica el secreto y el objeto del giro catalanista- -en el electorado moderado de CiU- -buena parte del mismo entendió que el giro catalanista era una muestra de travestismo político- -una vez retirado de la política Jordi Pujol. Un fracaso que hipoteca seriamente- -Cataluña es uno de los grandes caladeros de votos del PSOE- -el triunfo del PP en los próximos comicios. Y quizá por eso nadie frena la dimisión de Piqué. Y después de Piqué ¿qué? volver a empezar. Es decir, buscar un líder entre los dirigentes del partido que sea aceptado por los militantes, fidelice electores. y recupere abstencionistas y fugas a Ciutadans. Y para eso, quizá haya que volver a aquel discurso liberal conservador- -constitucionalismo, libertad individual, ciudadanía y bilingüismo- -que tan buenos resultados dio hace un década. Miguel Porta Perales Escritor ABC. es Mariano Rajoy habla sobre la marcha de Josep Piqué en abc. es vídeos REACCIONES J. Antonio Duran Lleida Presidente de UDC Jesús Caldera Ministro de Trabajo Ha quedado suficientemente claro que el PP de Cataluña no era Piqué ni lo será quien lo releve Joan Herrera Portavoz de ICV en el Congreso No es extraño que miembros del PP como Piqué digan que en ese partido no faltan mezquindades Javier Rojo Presidente del Senado El secretario general del PP, Ángel Acebes, se ha salido con la suya y la derecha extrema y anticatalana Josep Piqué es un hombre capaz, inteligente y educado, cualidades que hacen falta en política oda crisis política suele tener su pretexto, su contexto y su texto. La crisis desencadenada por la dimisión de Piqué al frente del PP catalán no constituye precisamente una excepción. El pretexto: la desautorización del líder del PP catalán, por parte del secretario general del partido, en la confección y, sobre todo, en la comunicación- -una filtración interesada a la prensa- -del equipo de dirección y coordinación para las próximas elecciones generales. El contexto: las divergencias mantenidas entre el líder del PP catalán con su propia gente y con una parte de la dirección nacional del partido. Divergencias con Ángel Acebes, Eduardo Zaplana y Jaime Mayor Oreja sobre el tono de la crítica al nuevo estatuto catalán, el traslado a Barcelona de la comisión del mercado de las telecomunicaciones o el discurso político que acompaña a la lucha antiterrorista. Divergencias entre el líder catalán y unos dirigentes, militantes, simpatizantes y electores, que ni entienden, ni comparten, el giro catalanista impulsado por Piqué. Un Piqué que llega a la dirección del partido impuesto por eso que en Cataluña llaman Madrid y que, para empeorar la cosa, es poco ami- T