Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA La dimisión de Piqué abre una crisis en el PP SÁBADO 21 s 7 s 2007 ABC Rajoy elude responder a las acusaciones de Piqué contra la dirección del partido Dice que el ex ministro ha hecho lo que ha podido como presidente del PP catalán y anuncia una nueva etapa CRISTINA DE LA HOZ EL ESCORIAL (MADRID) Mariano Rajoy quiso dar un tono de despedida elegante a Josep Piqué y eludió entrar en el contenido de la durísima carta que este le envió el jueves, en la que arremetía contra la dirección del partido. Ni mezquindades, ni miserias, ni demoliciones de imagen. El líder del PP solventó el desagradable trance de la dimisión de Piqué recordando el tiempo compartido en el Gobierno, la buena relación tejida desde entonces y su voluntad de mantenerla. También le calificó de excelente ministro y llegó a justificar su ejecutoria en Cataluña al señalar que ha hecho lo que ha podido como presidente del PP catalán En un tono que quizá tenía que ver más con sus sentimientos personales que con los del dimisionario, agregó que la política a veces, no es fácil y es muchas veces muy dura En declaraciones a los periodistas tras intervenir en un curso de verano de El Escorial (Madrid) aprovechó para dar un mensaje en positivo y hacer de la necesidad virtud. Iniciamos una nueva etapa en la que vamos a intentar transmitir nuestro mensaje, nuestra opinión, nuestro criterio, nuestras propuestas a todos los vecinos de todos los municipios de Cataluña y lo vamos a hacer con mucha ilusión, con muchas ganas y con el mayor de los corajes posibles En la familia popular todavía se acusaba ayer el golpe de la intempestiva decisión del ya ex el líder de los populares catalanes. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón- -con quien Piqué compartía maitines y el presidente del PP de Galicia, Alberto Nuñez- Feijóo, fueron los únicos que salieron a glosar su figura. El primero dijo de él que espero que siga siendo uno de los grandes activos con los que contemos en el PP y que un partido como el nuestro no debería prescindir nunca de un persona que ha realizado una labor tan extraordinaria en su responsabilidad al frente del PP de Cataluña como es Josep Piqué Feijóo, por su parte, dijo lamentar la marcha de un amigo, de un excelente ministro y portavoz del Gobierno aunque, en su caso, matizó que es evidente que, en Cataluña, no Rajoy hubo de soportar ayer el trago de responder a la espantada de Piqué de la dirección del PP catalán DE SAN BERNARDO Un hueco en maitines que no se cubrirá Piqué formaba parte de la reunión de maitines el exclusivo club de los pesos pesados del partido, que se reúne todos los lunes para diseñar la estrategia de la semana. Entre los múltiples huecos que deja- -la presidencia del PP catalán, el escaño del Parlamento regional y un sillón en el Senado- este parece que va a ser el único que no se va a ocupar con un nuevo nombramiento, según coinciden en señalar desde la dirección popular. En todo caso, cabe reseñar que la composición de este órgano, no regulado en los Estatutos del partido, depende en exclusiva del líder nacional y fue el propio Rajoy quien, en enero de 2004, incorporó al dirigente catalán a la reunión semanal de estrategia. Piqué era, junto a Alberto Ruiz- Gallardón; el portavoz del Grupo Popular en el Senado, Pío García Escudero, y el presidente de los populares andaluces, Javier Arenas, del llamado grupo de los moderados o, en palabras de Gallardón, de los normales Gallardón y Feijóo tuvimos los resultados esperados Estos dos dirigentes son el botón de muestra de otros muchos que el pasado jueves telefonearon a Piqué para intentar que desistiera ante su enésima amenaza, esta consumada, de dimitir. El malestar sobre cómo se ha zanjado esta crisis es palpable en bastantes miembros de la dirección, muchos de ellos pesos pesados que coinciden con el dimisionario en la reunión de maitines Algunos de sus interlocutores coincidieron en señalar que vieron a Piqué muy cansado y admiten que su situación en el PP catalán ha sido insostenible entre quienes le recibieron a regañadientes y los que le han ido poniendo chinitas en el camino Tampoco entienden por qué ante la amenaza de dimisión no hubo una reacción por parte de Génova. Ni que fuera la primera vez que se hace un desmentido a una información periodística señalan las fuentes consultadas, en referencia al malestar que le generó la lectura que sobre la elección del equipo de campaña electoral hizo, a toda página en portada, La Vanguardia La explicación más plausible que dan a la ausencia de reacción por parte de la dirección nacional del partido es, que o bien nunca se creyó que Cansancio de Piqué