Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 40 GENTE VIERNES 20- -7- -2007 ABC Carmen Calvo De Vogue a Vogue La ex ministra de Cultura aparece en el número de agosto de la revista posando con moda española. Esta vez sola, cuando todavía no sabía que se iba ROSA BELMONTE a que fuera fraila antes que cocinera ¿y qué? otras dicen ser concejalas y no les da un tirón en la boca) ha posado para Vogue Esto sí es un giro de 360 grados, ese tipo de giro que muchos gastan para expresar que han ido al quinto pino. Pero con un giro de 360 grados, como su propio número indica, se vuelve al mismo lugar. A la misma revista, se entiende. De Vogue a Vogue Como una señora (hombre, lo raro es que saliera en el Pronto o en el Playboy Del posado múltiple ministerial de 2004 a los tres retratos individuales del número de agosto de 2007 en una entrevista hecha para hablar de moda española. Y antes de saber que le quedaban dos telediarios como ministra de Cultura e inventora de palabras. Un posado donde la de Cabra luce mejor que hace tres años, pese al desgaste que supuestamente le ha causado su cargo. Que se lo habrá causado políticamente, pero asegura ser la persona más agradecida y afortunada del mundo. Unas imágenes mucho menos impactantes que la de hace unos días todavía como ministra cuando, al lado de Woody Allen, blandía aquel abanico que parecía haber sufrido un hachazo. Lástima que no tengamos conocimiento de lo que pensó Woody Allen de semejante artefacto español (tan eficaz como unas gafas sin cristales) En las páginas de Vogue Calvo viste dos modelos de Schlesser (el de la foto es uno) y otro de Loewe (con pulseras de oro de Bárcena) La s y la l son dos letras a las que todavía no había llegado en su promesa a los diseñadores españoles (la de llevar sus trajes en acontecimientos importantes y por orden alfabético; nadie va a olvidar el rosa con lazos de los Goya) También calza de Pedro García y de Roberto Torretta (de Ernesto Esposito para Torretta) Para llegar a la t habría tenido que ser ministra perpetua. Gritos de socorro. No parece que su sucesor vaya a seguir la tradición. Lo que nos vamos a aburrir. L La ministra, en una de las imágenes con la que la revista Vogue ilustra su entrevista VOGUE R. RAMOS