Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID VIERNES 20 s 7 s 2007 ABC AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano El Corte Inglés levantará un rascacielos de 23 plantas en el solar del Windsor Tendrá ocho alturas menos y las obras no comenzarán hasta como mínimo un año LETICIA TOSCANO MADRID. El solar donde se erigía la antigua torre Windsor, devastada en febrero de 2005 a causa de un incendio, albergará un rascacielos de 23 plantas de altura propiedad de la empresa El Corte Inglés. Así lo aprobó ayer la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, que mostró su conformidad inicial con el proyecto presentado por la compañía que preside Isidoro Álvarez. Este proyecto ha sido el segundo que El Corte Inglés ha hecho llegar al Ayuntamiento, después de que el Consistorio madrileño no admitiera a trámite el primer estudio presentado por la empresa en marzo de este mismo año. El rechazo del Consistorio estuvo motivado porque el proyecto planteaba la utilización del 100 por cien de la parcela, sin dejar los espacios libres correspondientes para los servicios públicos previstos en el planeamiento urbanístico de la zona. El nuevo rascacielos tendrá la misma edificabilidad que el precedente, unos 35.000 metros cuadrados, y no podrá sobrepasar los 106 metros de altura. La superficie total será equivalente a la del anterior edificio, ya que en los últimos dos años el Ayuntamiento ha descartado la posibilidad de ampliarla. A pesar de ello, el rascacielos sólo tendrá 23 plantas, frente a las 31 que tuvo el Windsor, uno de los primeros rascacielos que se construyeron en la capital. Las cuatro plantas de la torre que quedaron en pie después de las labores de desmontaje que se realizaron tras el incendio, están siendo actual- NUEVOS ROJOS os nuevos rojos son tan cafres como los viejos, aunque sea en video. El video, como soporte tecnológico, es lo único que separa a los nuevos de los viejos. El video de los nuevos rojos parece una sansirolada de Oriol Bohigas, el genio que se cree Dalí por el simple trámite de comparar a Hitler con Aznar. En el video de los nuevos rojos, Aznar y Rajoy son dos zeppelines como esos que Calderón me llamo Calderón y doy suerte quiere poner sobre la plaza de las Ventas, de la que es relaciones públicas, para quitar el sol a los pobres: al final, un balonazo impulsado por los jóvenes rojos acaba con los zeppelines del fascismo (Aznar y Rajoy) y aquí paz, y después, gloria. Estos jóvenes rojos han aprendido de los viejos que, lo que no les gusta, lo eliminan. A los viejos rojos no les gustaban los jefes de la oposición y, previa amenaza parlamentaria, los eliminaron. El jefe de aquellos sicarios tiene estatua en la Castellana. ¡Nuevos rojos! La mente del marxista, tiene dicho Gómez Dávila, se fosiliza con el tiempo; la del izquierdista se vuelve esponjosa y blanda. En el video de los nuevos rojos hay más izquierdismo esponjoso que marxismo fosilizado: el marxismo, después de todo, requiere de lecturas. El izquierdismo, en cambio, sólo requiere de una cosa: decir a quien quiera oírlo que uno es muy de izquierdas. Más Gómez Dávila: la izquierda pretende que el culpable del conflicto no es el que codicia los bienes ajenos, sino el que defiende los propios. Los nuevos rojos, como les es natural, querrán vivir de una herencia o de una nómina ministerial: cualquier resistencia a sus deseos será considerada como una manifestación- -intolerable, por supuesto- -de fascismo, intolerancia, crispación, retroceso o desigualdad. El programa de los nuevos rojos es el mismo que el de los viejos. ¿Que hay paro en Madrid? ¡Que prolonguen la Castellana! ¿Que hay que aumentar las nóminas ministeriales? ¡Que se grave con cincuenta céntimos cada bock de cerveza! Esto tan sencillo, tan claro, tan huevo de Colón tan izquierdista al fin y al cabo, debiera envanecernos, y, sin embargo, no nos envanece nada. L Actualmente, se están demoliendo las cuatro últimas plantas del Windsor mente derruidas y se prevé que estos trabajos no finalicen hasta después del verano. No obstante, el proceso que concluirá con la construcción del nuevo rascacielos será bastante largo. Según indicaron fuentes municipales el inicio de la edificación no tendrá lugar hasta dentro de, al menos, un año, plazo en el que el proyecto tendrá que pasar todos los trámites municipales que se inician con la apertura de un período de información pública de aproximadamente un mes de duración. La antigua torre, un proyecto conjunto de seis arquitectos, también se hizo esperar y tardó en construirse aproximadamente cuatro años hasta que se inauguró en 1979. Sobre los usos que los grandes almacenes darán al futuro inmueble no han trascendido demasiados datos, aunque la dirección de El Corte Inglés ha manifestado su intención de dedicar la mayor parte del edificio a oficinas y el resto a un uso comercial. Esto daría un respiro a los profesionales del sector que en estos años se han quejado del poco espacio que queda libre para oficinas en el centro de negocios de la capital. En unos años, la oferta inmobiliaria de este tipo de espacios se verá ampliamente incre- JULIÁN DE DOMINGO Otros acuerdos de Gobierno: Marqués de Salamanca: el palacete estatal del número ocho de la plaza del Marqués de Salamanca será reformado. El Ayuntamiento convocará un concurso de ideas para destruir las construcciones anexas y conservar los elementos históricos del inmueble y la fachada. Colonia de Campamento: con un presupuesto de casi tres millones de euros, el Instituto de Vivienda de las Fuerzas Armadas pavimentará los viarios de la histórica Colonia de Campamento y renovará las redes de servicios y zonas verdes de la zona, que alberga 96 viviendas unifamilares. Ensanche de Carabanchel: la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo construirá 61 viviendas en el Ensanche de Carabanchel, con un presupuesto de más de cuatro millones de euros y utilizando sistemas ecoeficientes. Cronista de la Villa: el Consistorio iniciará los trámites para nombrar al periodista Antonio Castro cronista de la Villa de Madrid, por su dedicación en su trabajo en la capital. mentada, tanto por las nuevas oficinas que se creen en el rascacielos de Azca, como con las que se ofertarán en las torres que se están construyendo en la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid, así como en la renovación de las actuales instalaciones del BBVA. El solar, que ahora pertenece a El Corte Inglés, era, en el momento del incendio de la torre, propiedad de la familia Reyzábal, que decidió ponerlo a la venta en mayo del año 2006. Siete meses más tarde, en diciembre, se cerraba la operación con los grandes almacenes. Rondó los 480 millones de euros, y supuso la primera incursión de la empresa en el sector inmobiliario. Poco después de que se cerrase la compra, la empresa ya manifestó su intención de realizar en la zona un desarrollo comercial por el alto potencial que genera la localización del solar De hecho, junto a la parcela se encuentra El Corte Inglés de la Castellana, que podría ampliar su superficie en este nuevo edificio. Con este proyecto, la empresa será propietaria de toda una manzana de edificios situados en el centro financiero, completando lo que se ha denominado como La ciudad de El Corte Inglés 480 millones de euros Oficinas y uso comercial