Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Operación Malaya s Malestar en la Policía VIERNES 20 s 7 s 2007 ABC El nuevo comisario de Málaga elimina el grupo que destapó la Malaya Trasladan a una comisaría de barrio a los tres inspectores y el policía que trabajaron codo con codo con el juez Torres JOSÉ MARÍA CAMACHO MÁLAGA. El nuevo comisario de Málaga, Juan Jesús Peñalver, ha desmantelado el grupo de investigación que destapó e investigó el caso Malaya Se trata de tres inspectores y un policía, dos de los cuales han trabajado codo con codo con el instructor de la trama de corrupción en Marbella, Miguel Ángel Torres. Los agentes, considerados hombres de confianza del juez, han sido trasladados a una comisaría de barrio, según señalaron a ABC fuentes del Sindicato Profesional de Policía. Las mismas fuentes calificaron de error gravísimo que se haya tomado esta decisión, ya que son grandes profesionales que deberían seguir ocupando sus puestos en la Comisaría Provincial de Málaga, sobre todo a la vista de los resultados de su trabajo. En su opinión, los mandos policiales han tomado una decisión equivocada y no tendrían que haber aceptado sus bajas, solicitadas por no sentirse apoyados. Los policías que investigaron la trama de la Malaya mantuvieron también semanas atrás una reunión con el director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, para trasladarle su preocupación por la falta de apoyo en su trabajo. Ha sido ahora, sin embargo, después del nombramiento de Juan Jesús Peñalver, sustituto de José Gutiérrez Valenzuela, cuando se han producido los traslados a la comisaría de El Palo. Esta medida ha creado un gran malestar entre los policías de la Comisaría Provincial de Málaga, donde los agentes estaban destinados hasta ahora. Casi nadie entiende que los investigadores de la Malaya operación que se ha saldado con más de cien personas detenidas- -entre los que se encuentran la plana mayor del Consistorio marbellí, empresarios, jueces, policías y abogados- -hayan sido apartados en el último tramo de la instrucción y no sean apoyados por los mandos. El Sindicato de Comisarios de Policía se quejó también tras la visita del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a Málaga. El sindicato criticó que el máximo responsable de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) y el jefe de Sección no conocieran su visita, ni el objeto de la misma. Estos mandos, igual que los demás comisarios, jefes de las diferentes brigadas y de distritos que componen la cadena de mando de la Comisaría Provincial no fueron informados de la visita presidencial. Todos se enteraron a posteriori, bien por comunicación de algunos subordinados u otras vías oficiosas señalaron a este periódico. En opinión, lo protocolario, lo deseable e incluso lo cortés hubiese sido que José Luis Rodríguez Zapatero recibiera a todos los comisarios que componen la cúpula de mando de la provincia de Málaga del Cuerpo Nacional de Policía y se rindiera los honores que le corresponden, por ser la primera vez que un presidente del Gobierno visitaba la Comisaría de Málaga. Para el sindicato, el no hacer partícipe de la visita a estos mandos, suponía hacer un desaire y menoscabo gratuito a compañeros de la misma esca- la y categoría. Señalaron que en el caso del comisario jefe de la Udyco y del jefe de Sección fue doble, por no estar presentes en la reunión posterior, salvo que hubiese un especial interés en que los dos no asistieran, habida cuenta de que son los máximos responsables de todas las actuaciones que se efectúan en el mencionado servicio policial. El sindicato destacó que tampoco ha extrañado mucho a los integrantes de la escala superior esta forma de actuar, porque está en línea con la política de desvinculación de la vida social de la Comisaría y sus mandos de unidades que se sigue por parte de la Jefatura Provincial Reunión con Mesquida Julián Muñoz, escoltado por la Policía, a su llegada a los juzgados de Málaga el pasado mes de mayo REUTERS JULIÁN MUÑOZ CUMPLE UN AÑO EN LA CÁRCEL Con 17 kilos menos, cursando primero de Derecho y con el ánimo regular así recibió ayer Julián Muñoz en la prisión el aniversario de su detención JUAN CANO HÉCTOR BARBOTTA MÁLAGA MARBELLA. Hace justamente un año, el ex alcalde de Marbella fue arrestado por la Policía cuando salía de su vivienda en la urbanización La Pera, de esa ciudad. La segunda fase de la operación Malaya estaba en pleno apogeo, y la mayoría de los ex concejales que habían apoyado la moción de censura en su contra estaban en la prisión de Alhaurín de la Torre. Allí permanecían quien le sucedió en el cargo, Marisol Yagüe; la ex primera teniente de alcalde, Isabel García Marcos, y la persona a quien Muñoz consideraba su bestia negra y el urdi- dor de la moción de censura, Juan Antonio Roca, entre otros encarcelados. Sólo tres en prisión Un año después, con la primera fase de la instrucción del caso a punto de concluir y pese a que el número de imputados supera largamente la centena, de todos aquellos ingresados en prisión tan sólo sigue Roca, aunque a él se le ha sumado otro viejo conocido de Muñoz, el también ex edil Pedro Román. Junto al ex alcalde son los únicos tres imputados en el caso Malaya que aún no han recuperado la libertad. La situación de Muñoz ha empeorado a lo largo de este año, y no sólo por su estado de salud. Sus causas pendientes se han traducido ya en una condena firme por delito urbanístico en el caso Proinsa que cumple al mismo tiempo que permanece en prisión preventiva por la Malaya El hecho de que los ex ediles condenados por el mismo asunto hayan accedido al tercer grado hace abrigar la esperanza al ex alcalde de recuperar la libertad en el momento en que el juez instructor considere que ya no existe riesgo de fuga. Hasta tanto, y con 105 causas pendientes en los juzgados de Marbella, el ex alcalde deberá esperar. ABC. es Gráfico flash: El mapa de la corrupción en España