Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA ETA rompe la tregua s La banda terrorista emula a la Mafia VIERNES 20 s 7 s 2007 ABC ETA exige 300.000 euros en sus últimas misivas de extorsión a empresarios Joan Mesquida asegura que no conoce esta remesa de amenazas terroristas ABC MADRID. La extorsión de ETA no cesa. Ayer, el presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) José Manuel Ayesa, denunció un nuevo envío de cartas de extorsión por parte de la banda terrorista a empresarios navarros en el presente mes de julio en las que reclama de una manera más agresiva cantidades bastante más superiores a las habituales: entre 200.000 y 300.000 euros, informa Ep. Ayer mismo recibieron misivas cinco empresarios, y en lo que va de mes son más de 20 los que han sufrido la extorsión terrorista, según Ayesa. Las misivas elevan considerablemente el tono de amenaza al empresariado vasco al avisar de que si no pagan las cantidades económicas exigidas la siguiente carta será remitida a sus familiares. Esta técnica ha sido utilizada por ETA en numerosas ocasiones antes de que se produjera el alto el fuego permanente Estas amenazas se suman a las denunciadas el pasado martes por el presidente de la patronal vasca, Miguel Lazpiur, que aseguró que se está produciendo una sucesión continua de cartas de extorsión de la banda terrorista a empresarios, que son propias de mafiosos y absolutamente condenables Según dijo, no se puede hablar de remesas de misivas de ETA, sino de envíos continuos de cartas. El director general de Policía y Guardia Civil, Joan Mesquida, dijo, en declaraciones a una emisora de radio, que desconoce las últimas cartas de extorsión denunciadas por Confebask, al tiempo que confirmó que las Fuerzas de Seguridad que él dirige no han recibido denuncia alguna al respecto. Yo no tengo conocimiento de estas cartas, y en estos casos creo que lo importante es denunciar esta extorsión, poner las cartas a disposición de las Fuerzas de Seguridad para que podamos investigar. Poco podemos hacer si el que recibe la carta no la pone en manos de las Fuerzas de Seguridad afirmó Mesquida. Además, Mesquida se refirió también a las críticas vertidas desde el PP contra el Gobierno por la política antiterrorista. Aparte de que me parece una bajeza moral, se está equivocando el tiro, porque no se hace oposición al Gobierno; se hace oposición al Estado explicó. Imaz e Ibarretxe frente a frente en la reunión del EBB del lunes TELEPRESS La paradoja de Imaz La presidencia del Partido Nacionalista Vasco se ve ahora amenazada por la minoría de los afiliados y por los fracasados electoralmente manipulaciones del lenguaje. Se alejan de las convenciones para entenderse, se acercan una y otra vez a convertirse en meros instrumentos políticos, con los que doblegar al adversario. ¿Podrá usted estar en contra del diálogo, de la consulta, del consenso, de la ausencia de violencia, de la normalización? El paraíso de palabras es una cárcel, diría Lord Byron, a pesar de tanta aventura, en un momento de lúcido pesimismo. Pero Josu Jon Imaz, más que preocupado por Ibarretxe mismo y sus ensoñaciones, ha venido tomando nota de que lo que subyace tras la consulta es decir, el cambio del status político y constitucional del País Vasco, se está convirtiendo en un concepto que se identifica con el actual tripartito, en el que insiste EA para demostrar su existencia, en el que Izquierda Unida deja nadar- -anestesiados por un tiempo- -sus complejos. Es el concepto al que se aferra el sector crítico del PNV (debería decirse claramente oposición interna, sin ninguna lealtad) porque es el que abona la unidad de los nacionalistas -también Batasuna y los suyos, claro- -para construir una nueva Euskal Herria Otra vez las comillas... Ha ganado Imaz la primera batalla dicen algunos al ver que el Gobierno vasco afirma que sí, que el consenso y la ausencia de violencia son las condiciones del propio discurso de investidura de Ibarretxe. Pero me temo que todavía no se ha dado la batalla, que sólo han sido escaramuzas para colocarse en lugar apropiado para cuando llegue la batalla. Imaz no lo tiene fácil en la disputa interna en el PNV. Y no lo tiene aunque cuente con la mayoría de los afiliados. El partido, al otorgar similar representación a territorios en los que su militancia es claramente dispar, ha venido distorsionando la democracia interna desde antaño y, además, se ha sometido a la tensión pueblerina, siempre sobredimensionando la aldea en contra de los afiliados urbanos y más reflexivos. Imaz cuenta con apoyo de Vizcaya, en donde está el mayor número de miembros del partido y en donde ha conseguido, en los recientes comicios, los mejores resultados. La paradoja es que su presidencia se vea ahora en peligro ante los menos- -los menos afiliados- -y los fracasados electoralmente. En concreto, el resultado de su adversario Egibar en Guipúzcoa habría llevado, en condiciones normales, a su inmediata dimisión. El interés de un político como Imaz no es que sea, como a veces se le pinta (intencionadamente) un nacionalista aguado. La doctrina del PNV inclu, so en los rasgos etnicistas de algunos de sus documentos, es la suya. El interés de Imaz es, de una parte, que no es un iluminado, es decir, que no quiere salirse con la suya sin contemplaciones y, de otro, que no quiere sacrificar sus objetivos a una alianza totalitaria con los que defienden, utilizan y se aprovechan de la violencia. Cuando Arzalluz dice que hay dos PNV y el suyo, a diferencia del de Imaz, quiere entenderse con Batasuna, lo deja muy claro. Cuando ETA y Batasuna hablan despectivamente del PNV de Imaz lo subrayan para los más escépticos. La paradoja es que, si es vencido en la batalla interna del PNV lo será por una mino, ría. Por una minoría de afiliados que, ganando por la mínima en territorios menores, impondrían a los mayores- -en afiliados y en votos- -una radicalidad atrabiliaria y pleistocénica. Sería un absurdo más de los muchos que en el País Vasco hay que escribir entre comillas. Germán Yanke El Gobierno solicita a Hernani y Elorrio las actas de las ayudas a etarras ABC MADRID. El delegado del Gobierno en el País Vasco, Paulino Luesma, ha solicitado a los Ayuntamientos de Hernani y Elorrio, gobernados por ANV las actas de los plenos en los que se crearon una comisión de presos etarras y otra de ayudas a familares de los reclusos, respectivamente. Luesma ha reclamado, a través de los mecanismos oportunos las actas de ambas sesiones plenarias con el fin de estudiar el contenido de los acuerdos municipales y analizar qué medidas se pueden adoptar informa Ep. El pasado 12 de julio, el Consistorio guipuzcoano de Hernani aprobó, con los votos a favor de ANV la abstención de PNV EA y EB, y la oposicion de socialistas y populares, la constitución de una comisión de reclusos que se encargará de recopilar información sobre los presos de ETA del municipio y de analizar el nivel de violación de sus derechos Por su parte, el Consistorio de Elorrio también aprobó crear una Comisión de Represaliados para velar por los intereses de los presos etarras. Josu Jon Imaz poniendo en solfa el proyecto de consulta popular de Ibarretxe... O, más bien, como después se ha visto, poniéndolo en el sitio en el que lo había puesto antes el PNV Porque el PNV defiende, cómo no, el derecho de autodeterminación, aunque pretende que el modo en que se ejerza sea consensuado y en aquello que se dio en llamar ausencia de violencia que es expresión lo suficientemente ambigua como para que hoy no signifique exactamente lo mismo que ayer o que mañana. El artículo del presidente del PNV diciendo que, al no darse esas condiciones, no estaba la consulta en los planes inmediatos de su partido seguía en el tiempo a la declaración, improvisada en parte, del lehendakari Ibarretxe que, tras la ruptura formal del ya inexistente alto el fuego de ETA, se había animado a hablar de nuevo de un supuesto referéndum esta misma legislatura autonómica. Una breve anotación para seguir enseguida adelante. No hay modo de hablar del País Vasco sin comillas, sin palabras que tienen significado porque se usan pero que no significan lo mismo para todos. En ocasiones son eufemismos, en otros casos intencionadas