Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es VIERNES 20- -7- -2007 ABC Imagen de Piqué y Acebes el pasado martes antes de participar en una reunión de la Junta Directiva del PP barcelonés YOLANDA CARDO La dimisión de Josep Piqué sume al PP en una inesperada crisis a ocho meses de las generales Critica las mezquindades y miserias del PP catalán s Cree que se ha intentado demoler su imagen y autoridad M. A. PRIETO C. DE LA HOZ BARCELONA MADRID. Acorralado por un sector de la dirección nacional del PP, que ha cuestionado sistemáticamente tanto sus resultados electorales como la situación interna del partido en Cataluña, el líder de los populares en esta comunidad, Josep Piqué, presentó ayer su dimisión irrevocable como presidente y anunció su voluntad de dejar la política y, con ello, el escaño en el Parlamento catalán, abriendo una nueva crisis en la formación de Mariano Rajoy a pocos meses de las generales. Piqué se fue tras remitir a Rajoy una misiva durísima en la que denuncia que en el seno del PP catalán no faltan mezquindades y miserias aunque exonera de todas ellas al que hasta ayer era su jefe de filas. También desvela que la decisión no es de última hora, sino que hace varios días ya expresó al líder del PP su voluntad de dejar la política. En concreto, hace unas tres semanas, cuando detectó movimientos internos en el PP catalán entre sus críticos, alimentados, según su entorno, por Génova. Lo cierto es unas veces por el tono, otras por las actitudes y otras por las estrategias, la relación del ex ministro con Madrid siempre ha sido complicada. De hecho, Piqué había amenazado con presentar la dimisión en varias ocasiones, aunque hasta ayer el presidente del PP Mariano Rajoy, había frena, do todos los intentos. Sin embargo, la última injerencia de Génova en los asuntos del PP catalán- -y sobre todo el hecho de que este proceso de tutelaje se haya filtrado con una lectura dura e interesada a determinados periódicos- -acabaron con la paciencia de Piqué. Según el entorno del ex ministro, Piqué había pactado con la dirección una reestructuración del partido en Cataluña con la vista puesta en las próximas generales, de la que ABC informó el pasado miércoles. Con el objetivo de reorientar las estrategias y poner freno a las crisis internas de Gerona y Lérida, Génova propuso un comité de campaña integrado por dirigentes de su absoluta confianza. No es que el ex ministro diera saltos de alegría con los cambios, pero se le había convencido de que que no tenían por qué interpretarse necesariamente como una desautorización de su liderazgo. Pero la verdad es que Piqué cree que el mensaje interesado que desde Génova se ha lanzado a los medios a la hora de valorar los cambios no sólo no ha Hoy se decidirá el sucesor entre Sirera y Fernández Díaz Con el fin de zanjar cuanto antes la crisis abierta tras la renuncia de Piqué, hoy mismo se decidirá en una reunión de urgencia el sucesor al frente del PP de Cataluña. Ocurrirá, según informa Ep, a partir de las siete y media de esta tarde, hora a la que se ha convocado al Comité Ejecutivo. Dos nombres aparecen en los primeros lugares de las quinielas. Una parte de los dirigentes catalanes se inclinan por el portavoz en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz. Aunque también cobra bastante fuerza la opción de Daniel Sirera, quien ya fue designado al frente del comité de campaña de Barcelona y cuenta con el beneplácito de la dirección nacional. Mala relación con Génova reforzarso su autoridad, sino que lo que se hacía era demoler mi imagen propia frente a la sociedad catalana daño irreversible del que responsabiliza a la dirección. Los acontecimientos se precipitaron ayer. Cuando Piqué lee en varios periódicos la versión que de tales cambios vende un sector de Génova, se da de bruces contra la realidad y entiende que las informaciones se filtraron con mala fe por parte de sus detractores. Durante toda la mañana y parte de la tarde, estuvo esperando que un peso pesado del partido desmintiera o matizara esas informaciones. Hubo de conformarse con las llamadas telefónicas de Rajoy pidiéndole que no se precipitara. A las siete de la tarde, tras constatar que el desmentido no llegaría, hace oficial su dimisión. Dirigentes catalanes próximos a la dirección nacional matizaban ayer la versión del entorno de Piqué y subrayaban que el ex ministro de Aznar no es hombre dispuesto a aceptar ultimátums. Y eso era, precisa-