Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 20 s 7 s 2007 Tribuna Abierta OPINIÓN 7 Gracián Colectivo que reúne a 60 intelectuales y profesores de reconocido prestigio LOS DERECHOS A invocación de los derechos históricos colectivos es un mecanismo que destaca por su polivalencia. En la época premoderna, y frente al absolutismo, los derechos históricos fueron esgrimidos como constitución tradicional para frenar los excesos de la Corona con carácter defensivo; todo debía ser pactado sobre el reparto de poderes y funciones entre Rey y Reino, configurado este último en estamentos- -nobleza clero, estado llano- En el camino hacia el Estado moderno, el retorno de los derechos históricos fue un elemento para frenar la revolución liberal. Frente al constitucionalismo liberal, la razón última es acometer o asir fuertemente el poder por parte de la burguesía urbana, el clero rural, los patricios rurales y la nobleza terrateniente frente a la amenaza de una sociedad moderna asentada sobre la organización política del Estado unitario que les arrebata ese poder que poseen. Se apoyan en la identificación en la historia de unos valores como la lengua, la raza, el Derecho, el folclore, la música y el arte, expresión de un verdadero espíritu del pueblo, para invocar fueros y costumbres frente a la ley, reclamar la idea de leypacto, y afirmar un Derecho histórico frente al racionalizado, un Derecho consuetudinario frente al legal. n España, la invocación de fueros frente a la ley, que es de donde viene cuanto ha existido en nuestro Derecho positivo y su arraigo en la historia, nada tiene que ver con el autogobierno, ya que una cosa es lo foral y otra bien distinta es la autonomía de una región o nacionalidad determinada. Sin embargo, nos encontramos con que el Derecho Foral Civil y los fueros administrativos y fiscales se van a transformar en derechos históricos, abriéndose paso en nuestro tiempo un nuevo proceso que discurre a través de una dialéctica autonomía- derechos históricos que es utilizada como impulso de un renovado movimiento en favor del autogobierno, y de la que nace un derecho tradicional a crear una situación constitucional especial o privilegiada. En definitiva, el fenómeno ya no descansa sólo en la objetividad y contraste de las HISTÓRICOS (II) En España, la invocación de fueros frente a la ley, que es de donde viene cuanto ha existido en nuestro Derecho positivo y su arraigo en la historia, nada tiene que ver con el autogobierno, ya que una cosa es lo foral y otra bien distinta es la autonomía de una región o nacionalidad determinada L do nacional. La invocación de los derechos históricos es la remisión a un ámbito de soberanía en último término, en la medida que la titularidad de unos derechos históricos son expresión de la dimensión existencial de un pueblo cuya integración como cuerpo político se autodetermina para asegurarse un ámbito de soberanía. En efecto, se trataría de que la Constitución, una norma abierta, y los estatutos darían cauce para modificar de acuerdo con sus propias cláusulas el régimen político, con la remisión a unos derechos históricos que legitimarían una situación constitucional especial, conduciendo al pacto político; y quien pacta se autodetermina. Lo preocupante es que se termina por generalizar la utilización del Derecho con intención política, pues tiene mucho que ver con unos intereses creados por grupos que han atesorado un poder en un ámbito territorial limitado y que no están dispuestos a detenerse en su recorrido. Ante obstáculos jurídicos, se apela la idea misma de la historia como mito, que se convierte en el soporte del autogobierno de la comunidad y de su constitución. Y así, el derecho a la autonomía no nace de la Constitución (entendida como mandato concreto del poder político constituyente) sino que es específico de cada pueblo, como ocurre con el idioma, la cultura y las costumbres. a noción de la historia objetivada en la definición de comunidades autónomas, que viene a sumarse así enfáticamente por la vía de la generalización al de los hechos diferenciales, es altamente problemática, pues los argumentos a la historia y la singularidad que invocan las reformas estatutarias, bajo el pretexto de exhumar cadáveres, lo que demuestra es que lo que ocupa y preocupa son los sentimientos localistas y el deseo insaciable de mayores cuotas de poder. Y la revisión del modelo autonómico, cuestionando el propio marco estatutario, implica un riesgo de desmantelar el Estado que aboca a una distribución territorial del poder político difícilmente viable, sin que en el fondo ello responda a un deseo consciente y responsable de la mayoría de los ciudadanos; y con el añadido de cuestionar el modelo constitucional, provocando inseguridad jurídica, ya que no respeta los límites del ordenamiento jurídico, ni de la racionalidad, ni de la eficacia, ni de la cohesión nacional y ni hasta del sentido común. L E ÁNGEL CÓRDOBA En el régimen constitucional vigente en España no cabe que unos ejerzan autonomía y otros soberanía limitada. Y sin embargo, se abre paso un planteamiento que evidentemente instrumentaliza la Constitución vertirse en un mecanismo de encubrimiento ideológico que los dota de una polivalencia funcional que es utilizada según las circunstancias políticas de cada momento, y llegado el caso, como fundamento de la autodeterminación. n el régimen constitucional vigente en España no cabe que unos ejerzan autonomía y otros soberanía limitada. Y sin embargo, se abre paso un planteamiento que evidentemente instrumentaliza la Constitución y que nada tiene que ver con un modelo de la de 1978. Se trata de poner en marcha un proceso que cultiva una interpretación finalista tanto de la Constitución como de los estatutos. El recurso a los derechos históricos implica una puesta en cuestión del Esta- E pruebas o fundamentos histórico- jurídicos. Los derechos históricos dejan de ser entonces un valor técnico- jurídico, ni tan siquiera histórico- ¿por qué se invoca un momento de la historia y no otros mil del mismo territorio con significado diferente y aun contrario? para con-