Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Jueves 19 de Julio de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.454. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Irene Lozano YO AÚN DIRÍA MÁS ÓMO son esas gentes que están haciendo campaña en Gran Bretaña para que se prohíba la venta de Tintín en el Congo? Querría ver las caras de los miembros de la Comisión para la Igualdad Racial, leer sus biografías, saber a qué se dedican cuando cierran su chiringuito de supervisores de la moral pública. Han logrado conmoverme y los adoro. Qué fe en la palabra la suya, qué devoción por la viñeta. Gente así es imprescindible para reivindicar el poder de la lectura. Aseguran esos seres candorosos que el contenido de Tintín en el Congo es descaradamente racista lo cual no se puede rebatir. Resulta que se trata del punto de vista de un Hergé que, con 23 primaveras, allá por 1930, reproducía los estereotipos de su época. Me duele, no obstante, que confíen tan poco en la inteligencia de los niños y duden de su capacidad para contrastar puntos de vista. Algunos de los que leímos a Tintín del derecho y del revés no hemos perdido el juicio del todo. Sabemos que para ser capitán de barco no hay que estar borracho todo el día, que ser mujer no consiste en cantar de cuando en cuando me río de verme tan bella en este espejo y que tampoco es imprescindible ser estúpido para llegar a detective. Yo aún diría más, no es imprescindible ser detective para convertirse en un estúpido. Nada más enterarse de que se trata de una lectura proscrita, mi hijo me ha pedido Tintín en el Congo y, con la certeza de que se sobrevive, se lo he comprado. No sé cómo agradecer a esa Comisión británica su impagable labor. Si quisieran elaborar un Índice en toda regla y airearlo en la prensa, se acabaría mi preocupación por la escasa afición a la lectura de mi hijo para una larga temporada. ¿C Tary Southern, la chica- Hillary a la izquierda, y Amber Lee Ettiger, la chica- Obama ABC Pasiones electorales Modelos espectaculares, canciones bastante subidas de tono y el poder de internet para diseminar morbosos contenidos convergen dentro de la muy reñida precampaña por la Presidencia de EE. UU. POR PEDRO RODRÍGUEZ os que piensan que el colmo de la musicalidad más tórrida en la política de Estados Unidos se alcanzó en mayo de 1962- -cuando Marilyn Monroe le cantó desde el escenario del Madison Square Garden un ciertamente inolvidable Happy Birthday Mister President a John F. Kennedy- -tienen que darse una vuelta por el YouTube, esa especie de botellón digital especialmente eficaz a la hora de diseminar por internet morbosos contenidos. Allí se toparán con sobrados ejemplos de un peculiar, sorprendente y comentado género de vídeos musicales inspirados por la reñida precampaña para la sucesión de George W. Bush en el 2008. La fórmula, con una sobredosis de parodia, incluye a señoritas espectaculares que interpretan canciones bastante subidas de tono pero a favor teóricamente de algunos de los principales candidatos en liza por la Casa Blanca. La moda empezó con la chica Obama, encarnada magistralmente por Amber Lee Ettinger. La modelo detalla su chifladura por el senador afro- americano de Illinois a través de una sensual balada que entre otras cosas dice me puedes barack toda la noche o una reforma sanitaria con cobertura universal me pone caliente I got a crush on Obama se ha convertido en el pistoletazo de salida para toda una serie de imitaciones, segundas partes y aspirantes a convertirse en la canción electoral del verano. Tary Southern, una concursante sin mucha suerte en la versión estadounidense de Operación Triunfo ha irrumpido en este improvisado pero competitivo ruedo con Hott 4 Hill en la que declara una entusiasmada atracción lésbica hacia una chica muy especial que se llama Hillary, con méritos de sobra para ocupar el Despacho Oval. Sin olvidar tampoco la cinta sobre la señora de la tercera edad que ya votó en su día por Eisenhower pero que ahora se derrite por el senador John McCain. Ben Relles, un joven estratega de marketing en Nueva York, ha sido identificado como el pionero de esta moda humorística al inventarse y lanzar al estrellato a la chica Obama (www. barelypolitical. com) con ayuda de la estudiante universitaria Leah Kauffman que es la que de verdad canta. Según ha explicado Relles, solo estábamos interesados en hacer algo realmente vírico, que llamase la atención Como no podría ser de otra forma, el siguiente paso lógico en esta progresión de vídeos electorales para mayores de 18 años, que no gusta nada a las respectivas campañas parodiadas, ha sido una entrañable y metafórica pelea a almohadillazos entre la chica Obama y la chica Giuliani... L