Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID JUEVES 19 s 7 s 2007 ABC El hotel Villa Magna cierra sus puertas catorce meses para una reforma integral El 31 de julio dejará de funcionar, a excepción de su restaurante chino, abierto hasta el 4 de agosto MIGUEL OLIVER MADRID. Fue el 2 de mayo de 1972 cuando un anuncio en la página 42 del diario ABC informaba de la apertura del hotel Villa Magna, en pleno paseo de la Castellana. Su decoración interior, en estilo Carlos IV- -decía la publicidad- contrasta gratamente con la línea moderna del edificio, construido con los materiales más nobles y la técnica más avanzada... Ofrece el más alto nivel de confort y atención personal en un ambiente suntuoso Treinta y cinco años y dos meses después, el hotel se ve obligado a cerrar sus puertas por primera vez en su historia durante catorce meses. Durante todo este tiempo, el edificio será sometido a una reforma integral que afectará a sus nueve plantas y a las casi doscientas habitaciones. El cierre oficial del hotel tendrá lugar el 31 de julio. Está previsto que su reapertura sea en octubre de 2008. Esta situación también afectará a los restaurantes que se encuentran en su interior: Le Divellec y TseYang. El primero está especializado en pescado Cuisine de la Mer mientras que el segundo, en comida china cantonesa. Tal vez sea el Tse- Yang el restaurante chino con más fama de la capital. Todo un clásico culinario. Tanto Le Divellec como el Tse- Yang retrasarán unos pocos días más el cierre de sus puertas, hasta el 4 de agosto. Para paliar esta despedida temporal, el Grupo Café Saigón, propietario del Tse- Yang, está ultimando la apertura de un nuevo restaurante, que funcionará con el mismo nombre, en el hotel Meliá Castilla. Será el tercer Tse- Yang, ya que existe otro en el Casino Gran Madrid de Torrelodones. El hotel Villa Magna cuenta con un total de 182 habitaciones, trece suites, un gimnasio y trece salas de reuniones con más de 2.000 metros cuadrados de superficie. En total, son 164 las habitaciones dobles de lujo. El hotel Villa Magna y su peculiar entrada se han convertido en un referente arquitectónico del paseo de la Castellana Están diseñadas para ser ocupadas por dos personas. Disponen, entre otras cosas, de aire acondicionado, tres teléfonos digitales y línea con conexión para PC y módem. Además, cuenta con ocho suites Junior, una en cada planta, con vistas al paseo de la Castellana. Constan de un salón con un cuarto de baño completo y de un dormitorio con otro baño completo. Ambas estancias se comunican entre sí y, según el hotel, están decoradas en un estilo clásico y en colores cálidos El Villa Magna también dispone de otras ocho suites Ejecutivas, una en cada planta, con vistas a la calle comercial de Serrano. Tienen un salón, un dormitorio y un cuarto de baño completo. Estas suites pueden comunicarse con otra habitación para convertirse así en un espacio con dos dormitorios. rios, dos cuartos de baño completos y un magnífico salón comedor cuyas paredes están revestidas de maderas nobles creando un ambiente de carácter inglés, acogedor, sencillo y elegante La suite Presidencial II es la predilecta de los artistas, celebridades y jefes de Estado que en estos años se han convertido en clientes habituales del Villa Magna. Tiene una zona de JULIÁN DE DOMINGO Las dos joyas de la planta 9 Las joyas del hotel son, sin embargo, las dos suites Presidenciales. Ambas se encuentran en la última planta. La suite Presidencial I tiene una superficie de 178 metros cuadrados y consta de dos dormito- Bill Clinton, Madonna, Saramago, Julio Iglesias, Michael Jackson... Una combinación de lo tradicional con una elegancia vanguardista ha llevado al Villa Magna a convertirse en uno de los clásicos hoteles de lujo en el centro de la capital, junto con el Ritz y el Palace. Es lugar de encuentro de hombres de negocios y residencia temporal de personalidades del mundo cultural, político y económico nacional e internacional, así como de artistas de renombre mundial. Por sus suites e instalaciones han pasado personalidades del mundo de la política, como el ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, cantantes como Madonna, Julio Iglesias o Michael Jackson, y otras personalidades de la cultura, como el premio Nobel de Literatura de 1998, José Saramago, o el arquitecto Ricardo Bofill, por poner un ejemplo. El hotel y su terraza se han convertido en un referente arquitectónico del paseo de la Castellana y en un lugar imprescindible para la alta sociedad madrileña. recepción, dos dormitorios, dos cuartos de baño completos y un amplio salón. Dispone de una superficie total de 192 metros cuadrados. Su dormitorio principal es conocido por disponer de un piano de cola. El primer cuarto de baño cuenta con sauna, una gran bañera y, a parte, ducha con hidromasaje. Además, la Presidencial II es la única suite de Madrid que tiene una terraza de 114 metros cuadrados, que ofrece una espectacular vista panorámica de la capital. No es la primera vez que un hotel de lujo de Madrid se somete a una reforma integral para no quedarse descolgado de la lista de establecimientos de alta categoría del centro. El hotel Palace, en la Carrera de San Jerónimo, ya pasó por ello. Fue de enero a septiembre de 1997 cuando dicho hotel realizó una renovación de infraestructuras, así como la habilitación de un moderno sistema de protección contra incendios. A diferencia del Villa Magna, el Palace realizó todas estas reformas sin cerrar sus puertas y con los clientes dentro. La obra costó 36 millones de euros.